miércoles, 18 de febrero de 2009

Conversaciones con Luciano Londoño López



Conversaciones
con
Luciano Londoño López


Entrevista realizada por Víctor Bustamante
Envigado, febrero 10/2009

Luciano Londoño López es Académico Correspondiente de la Academia Porteña del Lunfardo y de la Academia Nacional del Tango (ambas de Buenos Aires, Argentina) y Asociado correspondiente de la Academia de Tango de la República Oriental de Uruguay.
En su labor como difusor del tango ha dictado numerosas charlas en universidades y centros culturales. Sus investigaciones y entrevistas han sido publicadas en periódicos y revistas de Colombia, Venezuela, Puerto Rico, España, Estados Unidos, México, Argentina, Uruguay y Australia. Y, hasta febrero/2009, sus trabajos han sido incluidos o citados en 27 libros de autores de diversos países americanos.
En palabras de José Gobello, presidente de la Academia Porteña de Lunfardo de Buenos Aires (Argentina), Luciano Londoño es “el principal referente del tango en Colombia”. El investigador uruguayo Nelson Bayardo, por su parte, le dedicó el libro Carlos Gardel a la luz de la Historia, “en expreso reconocimiento a una trayectoria que lo ubica en el máximo nivel de expertos en música popular de las Américas”.
Su vida y obra fue exaltada en junio de 2008 por el Municipio de Medellín, mediante Decreto 0898 de junio 20/2008, en el cual se destacó que él es un reconocido experto en la canción ciudadana y que un hijo de sus calidades humanas y profesionales constituye un orgullo para la ciudad.
El periodista Reinaldo Spitaletta dijo que Luciano Londoño es un amante de la teoría de los indicios propuesta por el historiador italiano Carlo Ginzburg. Y agregó que es dueño de prodigiosa memoria y que es: “lector además de literatura e historia, sabe de las viejas guardias, de la guardia nueva, de Astor Piazzolla, de Aníbal Troilo, de historia argentina, (...). Conoce de grabaciones y versiones, discografías, fechas clave. Y siguiendo los lineamientos de José Gobello, presidente de la Academia Porteña del Lunfardo, ha retirado a Gardel del anecdotario y lo ha puesto en la historia”. Agrega Spitaletta que Luciano “ha leído con fruición y apasionamiento a Roberto Arlt, Osvaldo Soriano, Mempo Giardinelli, Leopoldo Marechal, Borges, Silvina Bullrich, Olga Orozco y un sin fin de escritores y poetas argentinos”.

Víctor Bustamante: Hay una persistencia suya en lo del nacimientos de Gardel en Uruguay. Por qué toma usted partido por la teoría uruguayista. Qué importancia tiene que Gardel haya nacido en Toulouse o en Tacuarembó.
Luciano Londoño: Soy de los que piensan que es sano ventilar todo tipo de ideas, como único camino de llegar a la verdad.
En mi caso personal investigo y me oriento por la teoría uruguayista porque la considero la más seria y la que más indicios ha aportado para esclarecer el origen del Carlos Gardel, y siempre dentro de los lineamientos propuestos por la Academia Porteña del Lunfardo:”Sacar a Gardel del anecdotario”.
Muchas otras personas en nuestro medio, que han investigado en serio sobre el tango, también han estado orientados por la teoría uruguayista, bastaría con citar los nombres de Hernán Restrepo Duque, Jesús Vallejo Mejía, Javier Tamayo Jaramillo, Reinaldo Spitaletta y Jorge Iván Arango Lopera.
Ni la teoría francesista ni la teoría uruguayista tienen pruebas irrefutables sobre el origen de Gardel. Si ello fuera así, todo estaría claro y no habría discusión. Si existen las dos teorías es porque existen dudas. La teoría francesista se basa en un testamento (tachado por algunos investigadores y personalidades de la cultura argentina de ser falso) y un registro civil de nacimiento (perteneciente a otra persona, según los mismos investigadores).
La teoría uruguayista se basa en múltiples indicios y tiene su origen en la afirmación de que existieron dos niños (Charles Romuald Gardes y Carlos Gardel), basada en las declaraciones de Bertha Gardes, en 1936, a la revista La Canción Moderna y las dos fotografías que ella entregó a esta publicación, en las cuales es evidente que se trata de dos niños distintos. Con base en ello la tesis uruguayista afirma que Gardel no nació en 1890, que no era hijo de Bertha Gardes ni era francés.
Muchas personas, entre ellas Luciano Londoño López, desde 1994, hemos solicitado algo obvio para solucionar la discusión: Un examen de ADN. Esta solicitud se ha hecho de manera insistente desde Uruguay y por parte de algunas personas desde Buenos Aires. A esta solicitud le han resultado enemigos: unos dicen que los restos que hay en la Chacarita no son los de Gardel, porque hubo confusión en la marcación de los diversos restos en Medellín y también posteriormente en el traslado a Buenos Aires. Y otros dicen (sin bases científicas) que no se le puede hacer el examen a los restos de Gardel.
En lo que tiene que ver con el origen de Gardel la prueba definitiva, como es apenas obvio, es el examen de ADN. Ella contribuiría a aclarar muchas de las dudas actuales. Sin embargo para la realización de esta prueba todavía existen dificultades de distinto tipo. De todas maneras, estamos seguros que algún día podrá hacerse la misma. De lo contrario llegaríamos a la paradoja de que a los restos de Gardel no se le puede hacer el análisis de ADN (74 años después), mientras que si se le han podido hacer los análisis de ADN a los restos de Francesco Tetrarca (650 años después de fallecido), a los de Cristóbal Colón (500 años después de muerto), a los del Zar Nicolás II (85 años después de su asesinato).
Todo lo que tiene que ver con Gardel interesa. Estamos seguros de que si se fuera a hablar sobre el origen de otro personaje el tema no convocaría la atención de tanta gente. Valga de ejemplo el caso de Discépolo, de quien se investiga hoy en día su origen y se afirma que no es hermano de Armando Discépolo. Sin embargo el tema no trasciende y se queda meramente entre especialistas.
La personalidad de Gardel importa. Y para conocer su personalidad no puede soslayarse su biografía. La nacionalidad de Gardel es un aspecto histórico que “los uruguayistas” investigan dentro de los conceptos de la "Nueva Historia".
Esta escuela se caracteriza por haber desarrollado una historia en la que se han incorporado otras ciencias sociales como la geografía, la sociología, la economía, la psicología social y la antropología. El mérito de la Nueva Historia fue comprender y hacer comprender que los actos privados se desarrollan en un marco social que acepta o repele determinadas conductas. Lo que nos hace felices o infelices, lo que nos distrae o lo que nos aburre, lo que nos ilusiona o lo que nos desilusiona. Tanto lo público como lo privado están marcados por un imaginario simbólico del que participamos sencillamente, sin hacer nada. El solo hecho de vivir hoy, y no hace cincuenta años o dentro de diez años, nos hace los que somos. Y hoy somos sujetos ávidos de la vida privada de los otros. Es una hojeada casi lasciva sobre los aspectos más intrincados de las vidas privadas ajenas. Lo que hacen o lo que no hacen los otros nos habla de nuestras propias vidas. Cuando los historiadores dieron forma a la Historia de la vida privada invirtieron el punto de vista desde el que se podía leer la historia. La Historia de la vida privada permitió descubrir un universo que había sido evitado por otras historiografías. Ello supuso un giro teórico: el interés pasó de lo público a lo privado, porque lo privado es una fuente inagotable de información acerca de las mentalidades de época. De los hechos puntuales, las batallas y las fechas, pasaron a investigar mentalidades: Cómo se vive, con quién, en qué términos: Qué comía un campesino medieval, cuál era el destino de las mujeres solteras en el Renacimiento, en fin.
En mis investigaciones (las realizadas por Luciano Londoño) tengo en cuenta los métodos de la Nueva Historia y lo dicho sobre el tema por importantes personalidades de la cultura Argentina. Algunos de ellos son:
Ricardo Ostuni, Vicepresidente de la Academia Porteña del Lunfardo (de Buenos Aires, Argentina), dice en su libro "Repatriación de Gardel": "nadie, seriamente, puede sostener como verdad inconmovible que Carlos Gardel nació en 1890" puesto que "son demasiadas las constancias que presumen una fecha muy anterior a la que surge del acta de Toulouse".
“¿Por qué el empeño de regalar a Francia la cuna de un hombre que siempre quiso ser criollo? (…) Por ello causa asombro la cantidad de argumentos que se han elaborado para invalidar la voluntad de Gardel de declararse uruguayo (…) en el fondo subyacía un viejo antagonismo irracional con la vecina orilla. Sea como fuere la leyenda del desertor resulta insostenible (…). Es sugestivo el silencio judicial ante estas enmiendas que, claramente constituyeron un acto doloso, que torna nulo de toda nulidad el testamento”.
El escritor Blas Matamoro, en su libro “Carlos Gardel” expresa: “¿Es falso el testamento atribuido a Gardel y suscripto el 7 de noviembre de 1933? Razzano y otros así lo han dejado entrever…” y agrega "En resumidas cuentas: es muy factible que el testamento atribuido a Gardel, y que fue cabeza de expediente en su testamentaria, sea falso. Concurren varios indicios a fundar esta conclusión: fecha y lugar de nacimiento, contradictorios con los habitualmente conocidos en la vida del artista; necesidad de evitar la sucesión vacante (que pasaba al fisco argentino); posibilidad por parte de Defino, mediando consentimiento testamentario de la Sra. Gardes, de quedarse con el patrimonio de Gardel; existencia en poder de Defino de papeles suscritos por Gardel en blanco, según consta en su correspondencia, lo que habría facilitado la fragua del testamento ológrafo intelectualmente falso, y con firma auténtica de Gardel”.
El escritor Horacio Vásquez Rial, en entrevista de El Observador, de Montevideo, con ocasión del aniversario de Medellín de 1998, dice: “Gardel en 1933 ya está de vuelta de muchas cosas, es un hombre de alrededor de 50 años, edad que en aquella época era considerable. Edad en la que el hombre revisa sus ideas, una edad proclive a decir la verdad, por lo que no debe extrañar que en su último viaje a Montevideo, haya sido tan explícito en relación a su nacimiento en Tacuarembó. (…) Aquellos años eran de fuerte afrancesamiento tanto en Buenos Aires como en Montevideo, sabido es, y sonaba elegante dotarlo de esa nacionalidad. Pero por supuesto, el real motivo fue quedarse con su herencia (…). Es evidente que en Buenos Aires no caía nada bien que Gardel fuera uruguayo (…). Una idea de un doble Gardel suena fantasiosa hasta que se empieza a hurgar en la investigación. El hecho en realidad es bastante claro. Gardel es hijo de Carlos Escayola y nada tiene que ver con el nacido en Toulouse en 1890. No sería nada difícil aclarar la situación, pero para ello se necesitaría de buena voluntad, algo que es evidente que no hay. Seguramente se han ocupado de hacer desaparecer la partida de defunción de Charles Gardes, quien debe haber muerto de pequeño. Bueno, desapareció de Gardel todo lo que no convenía, al punto que su carpeta en la policía argentina quedó vacía”.
El escritor y filósofo Juan José Sebreli, en su libro “Buenos Aires, vida cotidiana y alienación” dice: “Gardel estuvo prontuariado como ratero y rufián”. Como es obvio se refiere a quien fuera el cantor, no a Charles Romuald, quien fue alumno modelo.
El escritor Horacio Salas, autor del libro EL TANGO, traducido a más de quince idiomas dice refiriéndose a Gardel:" "Poco o nada se ha indagado sobre las lagunas biográfica de Gardel, o los aspectos oscuros de su trayectoria".
“En todos sus documentos y entre sus amigos decía ser uruguayo (...)".
Y plantea, además una opción cuya solución parece estar implícita: “(…) si es verdad que en el Abasto le decían El Francesito, también lo es que en todos sus documentos y entre sus amigos, decía ser uruguayo (…). Estos datos se reiteran en otros documentos, el último de los cuales, la escritura por la compra de unos terrenos en Montevideo, es de octubre de 1933. Ese día figura como testigo quien luego sería su albacea, Armando Defino, quien es justamente el mayor sostenedor de su nacionalidad francesa, descubierta sólo después de su muerte, en un testamento ológrafo que muchos suponen falso. Allí Gardel figura ser nativo de Toulouse en Francia, nacido el 11 de diciembre de 1890. Sin embargo algunos amigos del cantor aseguraban que privadamente reconocía ser del ochenta y tres”.
Julio Jorge Nelson, en su revista "Carlos de Buenos Aires" dice:"Hay quienes afirman que su partida de nacimiento fue modificada por Defino, a efectos de poder integrar el cuadro de actores para el sello Paramount de Estados Unidos, quienes no deseaban un galán cincuentón".
Y es que Armando Defino, apoderado de Gardel y quien realizó el testamento no era un modelo de honestidad. Así lo afirma el periodista Tabaré Di Paula cuando dice en julio/1969, en el número 27 de “Todo es historia”: "Tal vez esta apreciación signifique dudar de la honestidad de Defino. Pero no es menor duda que la que en diciembre de 1937 llevó a Azucena Maizani a demandar a Defino y exigirle rendición de cuentas por haberse apoderado de $ 8.575 en su gestión como representante y administrador de la artista".
Además, Tabaré Di Paula, en esa ocasión escribió: “Una copia de una partida de nacimiento extendida catorce años antes y un presunto testamento ológrafo del cantor, propiciaron el montaje de un rostro sobre otro, confundiendo a Gardel con una persona ajena, insertándola en otra vida y otra historia. Ya se vio que la edad del cantante no podía coincidir con el natalicio de 1887. Mucho menos podía coincidir con el de 1890. Aunque no corresponde ahora pronunciarse sobre las irregularidades que hicieron posible una fabulación semejante, parece indudable que el supuesto testamento está amonestado por una seria contradicción jurídica, ya que un texto consagrado a establecer el auténtico nombre de una persona no puede ser firmado luego con el nombre seudónimo (…)”.
El escritor y periodista Osvaldo Soriano, en la contratapa de “Página 12” de enero 29/1995 dice: “…sólo que ahora –con Gardel uruguayo—somos todos un poco más uruguayos que antes (…). Por ahora no creo que haya devaluación. Pero si los taxistas se enteran de que Gardel era uruguayo, en una de esa no hay más remedio”.
Soriano, en “La Maga” (Nº 28, especial, Buenos Aires, 1997), en nota del cineasta Héctor Olivera, fue terminante al condenar el oscurantismo que rodeó el origen del cantor: “(…) quienes se niegan a aceptar que El Mudo fuera uruguayo, eran los argentinos que asumían este asunto con la misma rivalidad rioplatense que si se tratara de un campeonato de fútbol”.
Y, además, Soriano en “Brecha”, de Montevideo, nos dejó la siguiente semblanza de Erasmo Silva Cabrera: “Recuerdo mi encuentro con Silva en un café de Montevideo. Era un loco capaz de invertir una noche entera para convencer a un solo tipo de su tesis. Era el tema de su vida. Eso me emociona (…) Creo que en el fondo pienso que Silva merece tener razón. Creo que yo quiero en el fondo que tenga razón y que Gardel nazca nomás en Tacuarembó”.
En la película "Crónica de un día triste", de Raggy y Bortnovsky, el maestro Julio De Caro, íntimo del cantor, dice: “Gardel actuaba como uruguayo, se sentía uruguayo, y cada vez que podía, escapaba para allá". Y en una carta que De Caro envió a Erasmo Silva Cabrera le dice: "Y como epílogo agrego que yo también pienso que Carlos Gardel es URUGUAYO".
Ireneo Leguisamo le declaró en junio 23/1985 al diario La Nación: "Manteníamos una rivalidad permanente por Paysandú y Salto, los pueblos de donde veníamos..."
El escritor Ernesto Sábato, en su libro “Tango, discusión y clave” demuestra no desconocer las carencias de la tesis francesista y transcribe un artículo publicado en Buenos Aires titulado “El gran misterio”, donde quedan patentizadas las sospechas que en esa ciudad despertaba el extraño vínculo entre Carlos Gardel y Berthe Gardes. Con esta nota Sábato plantea sus serias dudas sobre el origen oficial de Gardel francés. Allí se lee: “…y luego de obtener varias fotos con poses del Mago, al ver pasar a M.B. Gardes le dije: “Carlitos, decile a tu mamá que venga y te sacamos con ella”. “¡No, eso no!”, fue la respuesta de Gardel, tan rápido como en un tono de extrema nerviosidad. Luego, como dándose cuenta de la sorpresa que había causado a su visitante, quiso explicar de alguna manera la negativa. No deja de asombrar, aparte de esa incidencia, que Gardel no haya viajado nunca con Berta Gardes, que no se le hubiese visto por las calles de Buenos Aires o Montevideo con ella (…)”
El periodista y hombre de teatro Edmundo Guibourg en el reportaje "El último bohemio", que le hace Mona Moncalvillo, al referirse a Gardel dice "No vivía con su madre tampoco". Y a El Diario, Montevideo, de junio 24/1985 aseguró refiriéndose al cantor: “…no quería aclimatarse en la vida común con la madre (y) la había confiado a viejos amigos para que fueran protectores de ella”.
La escritora y poetisa Olga Orozco, en el suplemento de La Nación de junio 23/1985, escribe un artículo sobre Gardel, en el que introduce elementos de duda que por si solos se encargan de dar la respuesta. Dice ella en su nota: “¿Cuál es pues, la fecha de partida? ¿1883, 1884, 1887 ó 1890? ¿Y cuál es el lugar: Francia o el Uruguay? Sería lógico que el notorio y notable cantor se quitara edad, pero no que se la aumentara. ¿Y por qué declarar una patria por otra? Se ha dicho que con documentos argentinos eludía su infracción al servicio militar uruguayo y viceversa, y también se ha argüido que el motivo era no aparecer como desertor francés después de la Primera Guerra Mundial, sobre todo. Pero, ¿preveía la guerra, preveía futuros y triunfantes viajes a Francia desde su oscura niñez? ¿Y cuál es el documento legal que lo autoriza a usar el seudónimo Carlos Gardel en todos sus papeles, si su verdadero nombre es Charles Romuald Gardes? ¿Lo era en realidad? Se ha acusado a Defino de haber fraguado el testamento de Gardel en que así lo declara, para ser el albacea de doña Berta, quien lo nombra a su vez heredera universal. Extrañamente, unos años después, al heredar a doña Berta, Defino vende a Razzano, con quien estuvo y siguió estando enemistado, todos sus derechos, por casi menos que un plato de lentejas. ¿Y por qué tenía Gardel que dejar un testamento nombrando especialmente como heredera a quien lo era de todos modos, por vía natural? A menos que ese testamento sirviera a un mismo tiempo, para documentar un parentesco declarado, pero dudoso o inexistente”.
El gran compositor, músico y bandoneonista Astor Piazzolla, en la página 81 de sus "Memorias" dice al referirse a la época en que lo conoció en Nueva York (1934): "Y de él tengo el recuerdo de su simpatía, su forma arrabalera de ser, y el sonido de su voz, hablaba como un uruguayo. Me quiso llevar a la gira, ..."
El escritor Abelardo Castillo, en la revista Gente, 1977, habla de Gardel como un “sueño colectivo” y señala: “Este Gardel ya no es más francés, sino porteño; a lo sumo uruguayo. Y admitamos a la Banda Oriental en su genealogía, porque de esa tierra provienen ciertos atributos nacionales sin los cuales seríamos menos argentinos: la literatura de Sánchez y Quiroga, La Comparsita, quizá el Geniol”.
El escritor Andrés Chinarro, en su libro El tango y su rebeldía, dice: “Pepe Guerriero, flautista de la “guardia vieja” me señaló hace muchos años –con carácter de secreto— que doña Berta no era la madre de Gardel sino solo su madre adoptiva”.
Entrevistado por el periodista porteño Enrique Pepe, el músico Augusto P. Berto le comentó: “Un día vi cruzar por detrás de mi amiguito a quien yo tenía por madre y como le buscaba le dije: “Mirá, Carlitos, te llama tu mamá”. Fue entonces que él me contestó: “Ella no es mi madre; me recogió de chico”.
El cantor, actor y director de cine Hugo del Carril le comentó a la revista “Gente” (Buenos Aires octubre 27/1966): “Es un raro paralelo con Gardel, ¿se dio cuenta? A él lo crió esa francesa que tampoco era su madre. Esa mujer era lavandera; la que me crió a mí era modista…”
El escritor y Presidente de la Academia Porteña del Lunfardo José Gobello dice en su libro “Tres estudios gardelianos”: “Un amigo de Gardel, Alfredo Frigerio, relataba que hacia los años 1926/28, el cantor le dijo en Buenos Aires: “Mirá hermano, si yo dijera aquí en estos momentos que soy uruguayo, ahora mismo se acaba la fiesta para mí”
El cineasta Eduardo Morera, quien dirigiera a Gardel en los cortos de 1930, en entrevista que le hiciera Enrique Estrázulas en el periódico El País (Montevideo junio 24/1994):
E.E.: --¿Usted conoció a Armando Defino?
E.M: --Sí, cómo no. Fue el que hizo pelear a Gardel con Razzano. Se duda mucho de que el testamento de Gardel fuera real. Una francesa no podía heredar a un uruguayo y lo hicieron pasar por Charles Romuald Gardes, que era otro. El verdadero Gardel que usted conoció era otro. Yo tengo el documento del certificado del nacimiento de Carlos Gardel; se hizo aquí en Buenos Aires, en el Consulado uruguayo. Yo se que era uruguayo. No sé si hablé con él sobre eso porque pasaron sesenta años, pero todo eso se sabía”.
El músico y letrista Cátulo Castillo se sorprende de un “Gardel que ya “pasados los cincuenta”, lucía como un adolescente en las películas”. Además le dijo a “Buenos Aires Tango (mayo-junio 1971) : “Carlos Gardes, escamoteaba un poco a la cachada, aquel segundo nombre que le gustaba poco, pero que doña Berta, su madre, respetaba en recuerdo elogioso de un famoso Romualdo –Don Romualdo—ligado a su epopeya de allá en Tacuarembó, donde supo vivir por mocedades épicas”.
VB: Por qué razón no sale Luciano Londoño de su refugio para compartir con otros sus conocimientos sobre tango. ¿Por qué usted no pertenece a la Asociación Gardeliana, al Club de Amigos del Tango, al Club de Tango de Niquía, ni a la Academia Colombiana de Tango?
LL: Una razón para vivir la vida que vivo es que yo soy una persona tímida y de carácter introvertido. Otra (para abreviar) es que nunca se me ha invitado a participar de ninguna agremiación tanguera en Colombia…
VB: Hay muchos coleccionistas con sus joyas musicales guardadas. ¿Son en realidad egoístas que se deleitan mostrando sus rarezas? ¿Qué hacer para que las compartan?
LL: Yo por mi parte he sido beneficiario de la amistad y bondad de varios coleccionistas colombianos y del exterior, ninguno de ellos pertenecientes a colectivos de tango en Medellín. Algunos de ellos son: la puertorriqueña Rosaura Vega Santana, el cubano Cristóbal Díaz Ayala, los argentinos Roberto Selles, Jorge Göttling y Héctor Blotta, el mexicano Luis Chapa, la sicóloga María Carmenza Zuleta, los ex-magistrados de la Corte Suprema de Justicia Jesús Vallejo Mejía y Javier Tamayo Jaramillo, el historiador Fabio Mejía Fernández, el médico ginecólogo Jorge Iván Arango Lopera, los abogados Álvaro Mejía Restrepo, Hernán Vélez Arango y Jorge Hernán Londoño López, el colombiano residente en Australia Javier Velásquez, el colombiano residente en Estados Unidos Jaime Jaramillo Suárez, los periodistas Reinaldo Spitaletta, Carlos Emilio Serna y Rodrigo Pareja Montoya y los especialistas en música caribeña César Pagano, Sergio Santana, Orlando Montenegro Rolón y Luis Fernando Martínez Marrugo.
Creo que la labor de convocatoria y unión para compartir, en bien del tango en Medellín, le corresponde a los colectivos de tango existentes en la ciudad.
VB: De pronto veo que, respecto al tango en Medellín, hay personas poco serias y otros que son simuladores. Entre estos dos bandos que dividen la opinión tanguera en Medellín con cuál de todos se queda y a cuáles les gusta causar resquemor.
LL: Dado mi carácter y ritmo de vida, conozco pocos amantes de este género musical en Medellín y por ello nada puedo opinar sobre los dos grupos que usted cree que existen en la ciudad.
VB: En Medellín hay varias asociaciones de tango, qué opina de ellas. Sirven para difundir el tango o para hundirse en las reminiscencias.
LL: Pienso que los colectivos dedicados al tango pueden serle de utilidad al género si son manejados sin envidias y con criterios de difusión de la totalidad de épocas del tango y apertura sin restricciones en la investigación histórica.
VB: Hay un respeto inusitado de muchos tangueros (de Colombia y el exterior) hacia sus juicios, hacia sus investigaciones. Usted tiene el reconocimiento internacional, en países como Argentina, Uruguay, Puerto Rico y Australia. Para Luciano Londoño qué significado tiene todo ese ruido en el exterior acerca de sus juicios.
LL: Yo agradezco la acogida que tienen mis investigaciones entre personas conocedoras del tango en Uruguay, Argentina y otros países (sobre todo en las Academias). Para mí, esa acogida significa que mis investigaciones han sido novedosas y han aportado a la historiografía del tango.
VB: Los amantes del tango en Medellín operan en clubes casi cerrados. ¿Por qué se da este hecho, sabiendo que el tango tiene una honda raíz popular, por qué se ha vuelto tan elitista?
LL: Desconozco las razones por las cuales el tango en Medellín se ha vuelto elitista. Como ya le dije, conozco pocos amantes de este género musical en Medellín.
VB: Entre el tango que es un gran corpus musical, hay un pasado que pesa sobre los creadores actuales. Es como si Piazzolla hubiera creado un camino individual sin retorno. Como ve Luciano Londoño la evolución de este género, pensando en la creatividad total, sin caer en las fusiones. ¿Qué hay de nuevo en el tango mundial que sea contemporáneo?
LL: Piazzolla todos sabemos que ha sido un artista polémico y discutido y que con sus golpes de genialidad es representativo de lo distinto, lo nuevo, la encarnación del cambio, y fue quien llevó al tango hasta sus más avanzados límites.
El tango siempre ha tenido variantes e innovadores. Es benéfico para el tango que los jóvenes las hagan. Hoy en día existen talentosos músicos, tanto dentro del concepto del tango tradicional como dentro del concepto tango moderno, sin desconocer los muchos aciertos que se han dado, en los últimos tiempos, dentro de las llamadas fusiones y dentro del tango electrónico.
VB: Hablemos de diferentes países donde el tango ha tenido creadores y compositores. ¿Qué diferencia existe entre ellos? Hay una curiosidad, ¿por qué los japoneses, tan lejanos en costumbres y en gustos tienen esa afición por el tango?
LL: Como es bien conocido, letristas y compositores de tango solamente han existido en Uruguay y Argentina, y podríamos decir (de manera general) que no existen mayores diferencias entre ellos. En cuanto al resto de países, son muy pocos los creadores que han dado en esta materia.
Sin desconocer el gusto por el tango en Japón, debo aclarar que (dada su mucha población) allá también se da el tango dentro de una élite. Sobre este tema son bien claros los libros de Luis Alposta (El tango en Japón), Carlos Manus (El tango en Japón) y el ensayo de Masami Takaba (El tango es Japón, publicado en Todo es Historia, año 1985).
VB: ¿Qué o cuáles tangos colombianos le gustan?
LL: Me gustan los tangos de los colombianos Tartarín Moreira, José Barros y Abel de J. Salazar.
VB: En realidad cuál es el aporte de Medellín al tango: ¿Sólo la muerte de Gardel? ¿El largo corpus en lo crítico, en los ensayos y en lo narrativo sobre el tema? ¿A quién destaca en éstos temas?
LL: El aporte de Medellín al tango se da en diferentes frentes, según nuestras capacidades, así: investigación histórica, periodística, narrativa y musical.
VB: ¿Por qué hay tanta diferencia entre el tango culto y el tango de la gente común y corriente? Por qué en la pasada antología el tango, realizada por diversos amantes del tango, es tan difícil que ellos se refieran al tango más popular: a los interpretados por Oscar Larroca, Pepe Aguirre, Armando Moreno. ¿Será que les resulta necesario adoptar una pose intelectual?
LL: En mi caso personal, y como lo dije al realizar la selección de los tangos que más me gustan, debo aclarar que me gustan casi todos con excepción de algunos con letras ramplonas y música muy elemental.
Desconozco si los amantes del tango en Medellín adoptan poses intelectuales. Creo que las diferencias entre los tipos de tangos se dan dependiendo de los conocimientos sobre tango y la cultura musical que tenga cada persona en particular. Se me ocurre que los que gustan del tango que usted menciona no fueron consultados para hacer su selección o les dio temor participar en el trabajo colectivo por usted propuesto.
VB: En el festival pasado se trajo una bandoneonísta argentina para crear en Medellín una escuela de bandoneonístas. Algunos piensan que con muchos bandoneones habrá mucho tango. ¿Qué piensa de eso?
LL: Bienvenidas todas influencias musicales e históricas que se den en bien del tango. Creo que para que haya mucho tango en Medellín es necesario difundirlo entre los jóvenes, con el fin de crear un amplio espectro y lograr que no muera entre nosotros la afición y amor por este género musical. Esta labor, como ya lo dije, le corresponde a las asociaciones y clubes que funcionan en la ciudad.
VB: Entre las dos épocas de realizaciones de festivales de tango en Medellín, podría hacerme una comparación en calidad y afición por el tango.
LL: El Medellín de hoy nada tiene que ver con el Medellín de los años 40, 50, 60 y 70 del siglo veinte, en el cual hervía el tango. En ese orden de ideas es difícil de hacer comparaciones, sencillamente debemos adaptarnos a los tiempos que corren y los intérpretes de tango que existen en la actualidad.
Como hecho simplemente histórico, del cual usted puede sacar conclusiones, le menciono algunos de los participantes de los cuatro primeros festivales de tango en Medellín, así:
1968: Aníbal Troilo, Tito Reyes, Edmundo Rivero, Orquesta de Baffa-Berlingieri, Ángel Cárdenas, Enrique Dumas, Alba Solís, Roberto Arrieta, Armando Moreno, Alberto Podestá, Horacio Deval.
1970: Carlos Dante, Oscar Larroca, Armando Moreno, octeto de Osvaldo Berlingieri, Leopoldo Federico.
1971: Hugo del Carril, Agustín Irusta, Elba Berón, Rubén Juárez, Armando Moreno, Elsa Rivas, Armando Pontier, Pedro Laurenz.
1973: Armando Lacava y su sexteto, Sexteto Tango, Roberto Ayala, Alberto Marino, Floreal Ruiz, Oscar Ferrari, Jorge Valdez, Nelly Vásquez, Néstor Fabián, Agustín Copelli (Chile), Héctor Cabrera (Venezuela), Miguel Solano (Costa Rica), Raúl del Mar (Perú).

_________

_________

Entrevista realizada por Angie Lopera
Envigado, junio 22/2008 y febrero 9/2009

Quienes conocemos a Luciano Londoño sabemos que es disciplinado, de pocos amigos, lector incansable, amante del cine y melómano. Le mueven la fibra, casi tanto como el tango, el jazz, la música cubana, la música de Puerto Rico, la salsa de New York, el vals peruano, la música ecuatoriana y la música colombiana.
La pasión de Luciano por este género musical rioplatense se ha traducido en múltiples entrevistas (entre ellas al maestro Astor Piazzolla, en 1982, cuando visitó Medellín), investigaciones y artículos. Sus estudios, análisis y conclusiones los ha compartido con universitarios, radioescuchas y televidentes, sin esperar a cambio figuración y fama. El hecho es que por sus venas no corre sangre sino canciones porteñas. Como lo dijo en alguna ocasión el periodista argentino de tango Jorge Göttling, Luciano Londoño es un protagonista del tango que merece ser conocido.
Angie Lopera: En una entrevista que le hiciste al salsero Tite Curet Alonso, él responde de una manera inteligente y jocosa: “yo, la fecha de nacimiento mía, la digo porque me la dicen, ¿verdad? Yo no recuerdo exactamente ese momento”. ¿Qué te contaron en tu familia sobre tus orígenes?
Luciano Londoño: “Me contaron que nací en el barrio La Milagrosa de Medellín, arriba del barrio Buenos Aires, en el año 1951. Para esa época se dieron varios hechos simultáneos que confluían en un aspecto del que voy a hablar a continuación: En mi casa se mantenía sintonizada la emisora Radio Reloj, la cual daba la hora cada tres minutos y “molía” tangos, rancheras, boleros, pasillos ecuatorianos, música colombiana, mexicana, venezolana, peruana, en fin. Ese es un hecho. El otro es que nací y viví muchísimos años en una cuadra con dos cafecitos, en la esquina de arriba y en la esquina de abajo, donde ponían tango todo el día. Uno se llamaba “El Botecito”, que tenía una mesa de billar, y el otro se denominaba “Mar del Plata”. El tercer hecho es que para esa época el tango hacía parte de la cotidianidad de Medellín y era imposible sustraerse a él. Escuchar tangos era igual a respirar o escuchar los programas de la radio elemental e ingenua de esa época. Por lo tanto, uno nacido y desenvuelto en ese medio era normal que le gustaran los tangos-canción, no los tangos instrumentales, que hoy en día me agradan y distingo, pero que al tanguero normal colombiano le dicen poco. Salvo La Cumparsita y La Puñalada, el tanguero del común no es capaz de distinguir otro tango instrumental. Lo que sonaba era tango-canción y esto le atraía a ese niño y así pues discurrió mi infancia y gran parte de mi juventud”.
AL: Ahondemos más en por qué te atrapó el tango.
LL: “Parece mentira, pero muchísimas palabras del castellano y algunos conceptos los escuché por primera vez en el tango-canción, el cual fue una fuente inicial de diversas nociones para un muchacho (como yo) de la década del cincuenta del siglo veinte. Esas canciones hablan de historias tristes unas y de situaciones con las cuales me sentía identificado. Los tangos canción son pequeñas óperas, novelas de tres minutos, las cuales me gustaba cantar, meterme en sus personajes y vivir las historias que narraban. Hoy en día mi panorama dentro de la música popular es más amplio, pero, de todas maneras, el tango sigue siendo mi hit parade”.
AL: Relátanos tus inicios como estudioso del tango.
LL: “Yo recalé en este mar tanguero en que me encuentro hoy de la siguiente manera: A comienzos de la década del setenta comencé a almorzar con frecuencia en “Versalles”, donde llegaban los músicos y cantantes que traía el dueño del lugar para que se presentaran en la Casa Gardeliana, sitio del que también era propietario. Empecé a tratar a los artistas y ellos me contaron diversas cosas, seguro que también muchas mentiras, pero todo esto aumentó el amor por el tango y el deseo de aprender sobre él. Ellos me relacionaron con mucha gente y también les entregaba algún dinero para que me enviaran libros de Argentina y así fui acrecentando mi pequeña biblioteca sobre el tema.
Por otro lado, el profesor de la Universidad Pontificia Bolivariana Juan Manuel Serna, quien hacia 1974 dio las primeras charlas de tango en Medellín, llevaba para ilustrar sus exposiciones a artistas de la Casa Gardeliana y las remataba con una minicharla sobre lunfardo. Los asistentes a sus charlas de esa época eran sus alumnos y los tangueros como yo.
Hacia ese mismo año 1974 yo era alumno de la Facultad de Derecho en la Universidad Autónoma Latinoamericana de Medellín y el profesor Jaime Jaramillo Panesso, nos daba “Teoría Económica”. En esta materia él rápidamente llegaba a América Latina y ahí se estacionaba, especialmente en Colombia, México y Argentina. La base del curso para hablar de Argentina era el libro Revolución y contrarrevolución en Argentina, de Jorge Abelardo Ramos, en el cual los ejemplos para ilustrar hechos sociales son fragmentos literarios o tangos. Me impresionó muchísimo esa manera de estudiar la historia y, como consecuencia, me interesé más por el tango. Me sorprendió gratamente saber que sobre algo que era tan silvestre y elemental para mí (el tango), había estudios serios y conceptualizaciones a nivel de los grandes pensadores. Después visité la ciudad Buenos Aires, donde ya tenía varios amigos, y pude comprar algunos libros y discos”.
AL: ¿Cómo te convertiste en académico correspondiente de la Academia Porteña de Lunfardo y de la Academia Nacional de Tango (ambas de Buenos Aires-Argentina) y en asociado correspondiente de la Academia de Tango de Uruguay?
LL: “En 1985 vino a Medellín, para cantar en la Casa Gardeliana, el argentino Héctor Blota, una persona que considero sumamente importante en la historia del tango en esta ciudad. Él era más que un cantor: era buen coleccionista de tango y un conocedor profundo de la historia y los personajes de este submundo. Blotta fue quien primero habló en Colombia sobre la Academia Porteña de Lunfardo y la importante labor que cumplía. Cuando escuché de la existencia de esta entidad, de inmediato me suscribí a sus boletines y comunicaciones, los cuales devoraba, y por ese amor al tango me atreví a escribir sobre el tema y ellos me hicieron el favor de publicar mis notas. Eso me animó a seguir investigando. Lo anterior hizo que en el año 1993, don José Gobello, que es el actual presidente de la Academia y una figura destacada de la literatura y de los estudios gramaticales argentinos, y el maestro Sebastián Piana, autor de milongas con Homero Manzi y para esa época presidente de dicha Academia, me propusieran como académico correspondiente y desde entonces hago parte de ella. Claro, ya como miembro de esta Academia y por mi activa producción de artículos, unos años después me nombraron académico correspondiente de la Academia Nacional de Tango de Argentina, por postulación que hicieron de mi nombre Jorge Göttling y Horacio Ferrer, y hace dos o tres años el doctor Nelson Sica, presidente de la Academia del Tango de Uruguay, me pidió que hiciera parte de la misma, como asociado correspondiente”.
AL: ¿Por qué son importantes esas academias?
LL: “Pudiéramos decir, para resumir, que estas academias son unos centros culturales de mucha significación cultural y que sus miembros aportan con escritos e investigaciones. La de Lunfardo sirve para muchísimas cosas. Todos los patrocinantes reciben las comunicaciones y los estudios que realiza la Academia. Ésta tiene también una portentosa biblioteca sobre lunfardo y cultura popular de Buenos Aires, visitada de forma permanente por investigadores locales y europeos. Creo que tiene un promedio de visitas al mes de 300. Fuera de lo anterior, es un organismo consultor hasta de los tribunales para definir el significado de una palabra en los pleitos. De hecho, dictámenes de la Academia Porteña de Lunfardo sirven de sustento a fallos judiciales”.
AL: Escribiste un artículo para un boletín reciente de la Academia Porteña de Lunfardo sobre la verdadera autoría del vals Aurora. ¿De quién es?
LL: “Es un vals que interpreta Carlos Gardel, que se creía que le pertenecía a él y José Razzano, porque así figura en las partituras y en las discografías. A través de una seria investigación logré demostrar que la letra de este vals, que originalmente es un soneto titulado Jaspe, es del poeta peruano Federico Barreto Bustíos, quien es muy reconocido en su país.
“Jaspe” es un poema que salió a la luz 10 ó 12 años antes que la versión de Gardel, lo que quiere decir que no hay discusión en ese aspecto. Para la época de los inicios de Gardel había una concepción distinta sobre los derechos de autor: por ejemplo, alguien componía un poema y se lo regalaba a una persona porque no le gustaba o simplemente deseaba hacerlo, y esa persona podía hacer con el escrito lo que quisiera, no estaba en la obligación de decir de quién era. No podemos hablar de plagio, hay que entender las circunstancias históricas en las que ocurrían estos hechos, pero, de todas maneras, conviene a la historia aclarar los verdaderos autores de las obras de arte. Lo anterior no le quita absolutamente nada a Gardel. Gardel sigue siendo Gardel, el cual es importante por ser el creador del tango-canción y tener una voz irrepetible, no por ser autor de canciones”.
En este ensayo sobre el vals “Aurora” apliqué, a las investigaciones sobre tango, los conceptos de la "Nueva Historia", “Historia de las mentalidades” y “Teoría de los indicios” (propuesta por Carlo Ginzburg).
Sobre esta investigación el profesor Fabio Mejía, Jefe del Departamento de Historia de la Universidad de Antioquia, dio en enero/2009 el siguiente concepto que me honra por venir de quien viene: “…considero que es un juicioso proceso de investigación de fuentes, en el que, Luciano Londoño, utiliza la Historia Comparada y la Imaginación Histórica.
“En su ensayo, colige la existencia de un “autor público o social”, del cual forma parte importante el intérprete con su sello original.
“Luciano Londoño muestra conocimiento sobre costumbres de la época y realiza el lleno de vacíos de las fuentes. Hace uso formal de fuentes a modo de prueba documental. La diversidad documental se evidencia en la tipología (fuente primaria y fuente secundaria) y la diferenciación de las fuentes se hace por su soporte escrito, oral y musical. En el texto hay un ejercicio de contrastación y por derivación se hace una comparación entre las versiones, con lo cual se da un APORTE ORIGINAL EN EL ENSAYO, basado en argumentos de conocimiento y en fuentes”.
AL: Ahora nos contabas que tu panorama musical se ha ampliado con el tiempo. Por ejemplo, eres seguidor y estudioso de los ritmos del Caribe.
LL: “Sí, entendiendo como música caribeña la música de Cuba y Puerto Rico y la salsa de Nueva York. El Caribe es un mundo de muchas nacionalidades, que obviamente no es lo mío. Lo mío es, como ya dije, Cuba, Puerto Rico y la salsa de Nueva York”.
AL: Esos ritmos parecen muy distintos al tango.
LL: “Son totalmente diferentes. De pronto la explicación de esa mezcla sería la ubicación de Colombia en la mitad del continente, pegada al Canal de Panamá. Por eso para un colombiano es imposible escapar a los ritmos que vienen de todos los lados de América y para este oyente colombiano es completamente normal escuchar la Sonora Matancera, música mexicana o ecuatoriana, Ortiz Tirado y Carlos Gardel. Y para el caso específico de Medellín, te confieso que la culpable de que nos agrade esa mixtura es la emisora Radio Reloj. Le decía al periodista Reinaldo Spitaletta, en una entrevista que me hizo para un programa en “Radio Bolivariana”, que lo bueno de todo esto es que la música que le agrada a la gente en Medellín de más de 45 años es aquella que escuchó en Radio Reloj. Y creo que estuvo bien porque nos produjo alegría y nos enteró de un montón de artistas que de otra manera no hubiéramos sabido de ellos, o sea que la emisora en las décadas de los años cincuenta y sesenta tenía su gracia”.
AL: ¿El tango está siempre en tu rutina diaria?
LL: “Siempre y surge de manera improvisada. Muchas veces en vez de decir cualquier refrán a mí siempre me brota un verso de algún tango para ilustrar el asunto sobre el cual se esté hablando. Además tengo un corazón y un espíritu bohemio, aunque siempre he sido una especie de monje, que hace 15 años no consume licor, por lo tanto, es difícil que frecuente un sitio público de tangos. Los escucho en mi casa o en la casa de uno o dos “locos” como yo que oyen lo que quiero y que tienen música difícil de conseguir, traída de Uruguay, Australia y Argentina o que la han adquirido a través de gente muy especializada en la materia. El tango siempre ha estado presente en mi vida y, para entenderlo mejor, tomé un curso de narrativa, pero la idea no era convertirme en escritor, simplemente quería aprender a entender lo que leo y conocer las herramientas para poder escribir sobre tango. No sé cuántas notas he producido, pero sin ser periodista he escrito bastantes, de las cuales fácilmente el 80% son sobre tango”.
AL: La noche, los bares y el tango están íntimamente ligados, ¿cómo ha sorteado esta situación ese monje?
LL: “Fui trasnochador porque tuve durante seis años un trabajo en el que debía pernoctar (pues era en turnos de 12 horas de trabajo por 24 horas de descanso), pero para mí, en mi época de bohemia, era mucho mejor mientras más temprano empezara la reunión, con amigos, canciones incorporadas y los intentos de cantarlas…
AL: Has ejercido el periodismo de forma empírica, ¿qué opinas de este oficio?
LL: “Tengo muy buen concepto del periodismo porque otra de mis pasiones ocultas es la Historia. Lo que pasa es que muy tarde, ya era un hombre hecho y derecho, siendo profesional, me di cuenta de que a mí lo me gustaba era la Historia. Estudié Derecho por varias circunstancias laborales que me eran muy favorables y tampoco sabía en aquella época que la Historia existía como profesión. Dos conocedores de la Historia (Fabio Mejía Fernández y Reinaldo Spitaletta) me dieron a conocer una extensa bibliografía que compré y leí y dentro de ella aparecieron unos personajes que, aunque son importantes dentro de la nueva Historia, en realidad son periodistas, como Gay Talese y Carlo Ginzburg. Esta es la prueba de todo lo que puede hacer un periodista. El director de un taller de narrativa que cursé en una oportunidad mantenía una pelea casada entre el periodismo y la literatura e invitaba constantemente al periodista a dejar su oficio y a dedicarse a la literatura. Nunca estuve de acuerdo porque creo que los dos oficios se complementan: el periodismo puede ser la fuente básica de ingresos, además que hace versátil al narrador y por la velocidad de la noticia lo vuelve más intenso. El periodismo, a partir del conocimiento directo de la naturaleza humana, del hecho mismo, le es de gran utilidad al narrador, quien, ya como literato, pule el material. García Márquez es periodista, lo mismo que lo fueron Hemingway, Foulkner y Camus. De hecho, el salsero mayor, Tite Curet, era periodista, pensaba como tal al hacer una canción y de ahí se derivan sus éxitos. Por otro lado, el periodismo es importante porque sirve para sanear la sociedad, levantar cosas ocultas, denunciar. O sea que es verdad que es el cuarto poder. El periodismo es casi el promotor de la Revolución Francesa, muchos de sus protagonistas eran intelectuales que, en los periódicos, difundían y defendían sus ideas políticas. ¡Bienvenido sea el periodismo! Ahora, en mi caso personal, la intención es escribir una notica para publicar en un periódico o revista y no hacerle competencia a los periodistas. Trato temas que son muy específicos”.
AL: ¿Entonces crees que en una nota periodística se pueden mezclar periodismo y literatura?
LL: “Sí, el mayor ejemplo es un texto de Gay Talese, que se llama Sinatra está resfriado, que le contrató en 1965 la revista Esquire. Talese se instaló en un hotel cinco estrellas y Sinatra y sus representantes empezaron a dilatar la entrevista, pero el genio de Talese comenzó a observar a la viejita que le cargaba al cantante un maletín con los bisoñés y entrevistó a los meseros que atendían a Sinatra y a las personas del común que tenían contacto con él. Esto le permitió hacer un retrato mejor del cantante que si lo hubiera entrevistado”.
AL: Eres de esas personas que se saben la letra de los tangos, los autores, las orquestas que los interpretaron, etc.
LL: “Te aclaro que tengo buena memoria, pero además que fue entrenada indirectamente por dos circunstancias: una es que cuando estaba terminando bachillerato y comenzando la carrera, me reunía los viernes con los amigos y como no nos gustaba el fútbol cantábamos todos los tangos que sonaban. Después empezamos a jugar a que alguno del grupo dijera un verso tanguero, los demás adivinaran a cuál canción pertenecía y quien lo lograra se ganaba la apuesta. Esto me potencializó desde el punto de vista nemotécnico. Sé una gran cantidad de tangos, por lo que ya te conté. Por otro lado, cuando salían los LP, que era un formato hermoso porque gracias a la imagen de la carátula uno se acordaba de las canciones que tenía el disco, yo acostumbraba a leer las canciones y los autores que contenía el LP. Fue una costumbre que también me permitió aprenderme los tangos”.
AL: ¿Cuál fue el impacto que te produjo Buenos Aires como urbe y como ciudad tanguera la primera vez que viajaste a Argentina?
LL: “Llegaba de un Medellín (en la década del ochenta) un poco agitado. A Buenos Aires la encontré como una ciudad de los años 40, hermosa, tranquila. Te puedes imaginar el Medellín de ese momento, cuando empezaban a sentirse los efectos del narcotráfico, y Buenos Aires era casi un paraíso. Otro choque que sufrí es que los porteños y el hombre del tango eran muy diferentes a como yo los imaginaba, pero rápidamente entré en la realidad”.
AL: ¿Y cómo te los imaginabas y cómo son?
LL: “Son como son, pero lo que quiero resaltar es que el tango es algo más que una música o un baile o una canción. El tango está en la manera de caminar, de conversar, de tomarse un café, en fin… De todas formas, me encantó ese ambiente, me adapté, estuve siempre entre amigos extraordinariamente amables y bondadosos, varios de ellos muertos ya, como el recordado periodista tanguero de Clarín, Jorge Göttling, y otros inolvidables como el doctor Luis Adolfo Sierra, el maestro Julio De Caro, Héctor Blotta, Gaspar Astarita, Oscar Himschoot, Nelson Bayardo, Nicolás Lefcovich y Andrés Falgás. Estuve en espectáculos de primera categoría tanto para turistas como para porteños. Aprendí bastante con esos amigos fallecidos y logré obtener excelentes conexiones “.
AL: ¿Te regodeaste con artistas y académicos del tango?
LL: “Estuve con Leopoldo Federico, Horacio Ferrer, José Gobello y con los cantantes que eran mis ídolos, como Alberto “El Chino” Hidalgo. En ese primer viaje se dio una cosa irrepetible, diría yo: Horacio Ferrer tenía una confitería en unión con otras personas y allí, de lunes a domingo, a las 7:00 de la noche, se presentaba cada día una orquesta típica de tango diferente. Así fue como, en ocho días, asistí al show de Leopoldo Federico, Osvaldo Pugliese, José Basso, Salgán-De Lío con Goyeneche, Sexteto Tango, José Colangelo, Atilio Stampon, Héctor Stampone, Virgilio Expósito y un montón de músicos más que sería imposible ver en otras circunstancias”.
AL: ¿Te hiciste amigo de alguno de ellos?
LL: “Charlé mucho con Virgilio Expósito, a quien entrevisté, y en ese diálogo me dio valiosa información sobre Olga Guillot. Claro, él fue durante 15 años director de la Víctor de Brasil, que es la segunda productora de la RCA Víctor después de la existente en Nueva York. De la entrevista se desprende una anécdota. Retrotraigámonos un poquito: uno de mis amores-ídolos siempre ha sido Olga Gillot. Hace muchísimos años, cuando yo era ese muchacho a comienzos de la década del setenta, un domingo soleado y tedioso le escribí una carta abierta a ella, en la cual le decía todas las cosas que yo sentía cuando la escuchaba. Pero nunca la pude despachar porque no tenía a dónde enviársela. La conservé y tiempo después, creo que hace menos de 10 años, con base en esa carta, en lo que me dijo Expósito y otros archivos que consulté en la oficina del experto en música cubana, Cristóbal Díaz Ayala, escribí una nota a propósito de sus 60 años de vida artística y el periódico El Colombiano, de Medellín, la publicó un domingo a dos páginas y tuve la alegría de que Olga Guillot me llamara a agradecerme esa nota”.
AL: ¿Regresaste después a Buenos Aires? ¿Notaste cambios en la ciudad?
LL: “Sí, he vuelto a Buenos Aires. Desde que me pensioné he pensado en viajar de nuevo, pero tengo la certeza de que no será lo mismo porque han muerto algunos amigos argentinos que quise mucho. Esa es la verdad.
Pero, a pesar de todo, Buenos Aires es una ciudad hermosa y los argentinos son unos anfitriones inmejorables, verdaderos maestros en el arte y la cultura popular y en relatar lo propio. Además no pierden el fervor por el tango”.
AL: ¿Por fuera de Argentina y Uruguay, es realmente Medellín la sucursal tanguera?
LL: “Tal vez eso no sea exactamente cierto. A los que nos gusta el tango en Medellín, ahora somos mayores de cincuenta años, con la particularidad de que la mayoría son muy apegados al tango de los años 40. Vale la pena destacar que estar aferrado sólo a esa década, no ha permitido que haya conexión con la juventud.
Por otra parte, el argentino sabe que viene a decirle al medellinense que sabe más que él de tango, y el medellinense es tan ingenuo que cree que aquí hacemos más tango que allá. Aquí triunfan los grupos de rock e incluso de rock-tango, pero los que van a ver este tipo de espectáculos no son tangueros. En 2007, durante el Festival Internacional de Tango de Medellín, los organizadores trajeron una orquesta típica, la Sans Souci, que toca al estilo del 40. La pregunta es: ¿para ver una orquesta típica completa, muy buena y que interpreta el tango que gusta en Medellín, dónde estaban los tangueros? Los precios de las boletas eran módicos y la ocupación en el Teatro Metropolitano escasamente llegó al 50%. También es diciente que en la ciudad solo existan muy pocos lugares donde se escucha tango. Yo que soy viejo tengo otras pruebas que ponen en duda el mito tanguero sobre Medellín: Astor Piazzolla se presentó en 1982 en el Teatro Pablo Tobón Uribe y no alcanzó el 75% de ocupación; Osvaldo Pugliese, en 1980, tampoco llenó el Pablo Tobón Uribe. Además, el medellinense va a todo lo que sea gratis y si tiene que pagar no asiste”.
AL: Con este panorama que acabas de describir, ¿entonces qué significa la realización del Festival Internacional de Tango de Medellín en 2007 y 2008?
LL: “Creo que el Festival Internacional es un gran esfuerzo por revivir el ritmo en la ciudad y además significa que la Alcaldía tiene otros criterios: presenta los espectáculos en espacios abiertos, de forma gratuita y para un público nuevo que le atrae sobre todo ir a ver el tango danza. Es otra manera de conocer y disfrutar el tango pero con la advertencia de que el Medellín de hoy nada tiene que ver con el Medellín tanguero de los años 40, 50, 60 y 70 del siglo veinte, en el cual hervía el tango y que tenía, en el centro de la ciudad, muchísimos cafés “moliendo” tango todos los días”.
AL: Como tú lo decías, el Festival Internacional de Tango es un esfuerzo importante, ¿crees que algún día Medellín volverá a ser la ciudad tanguera de antaño?
LL: “No sé. Me parece que Medellín ha sido tan maltratada, ha sufrido tantos rigores por el narcotráfico y las dificultades sociales y económicas, que bienvenidos todos estos esfuerzos culturales que le tratan de lavar la cara y curar sus viejas heridas para que entre de nuevo en el mundo en el que estuvo inmersa hasta mediados de los años 70. Medellín fue siempre un centro cultural y todas esas circunstancias han incidido desfavorablemente durante muchos años”.
AL: Tengo entendido que una de las razones por las cuales gustó el tango en aquella época en Medellín, es que la llegada del ritmo coincidió con la inmigración campesina a la ciudad, y como ello implicaba dejar atrás las querencias y el tango expresa la nostalgia que eso genera, pues caló. ¿Cuál es tu concepto al respecto?
LL: “Conozco esa teoría, pero debe ser una de muchas. Yo personalmente no he podido encontrar ese aspecto. No creo que el campesino migrante haya ido a buscar específicamente el tango porque de amores y desarraigo hablan todas las canciones, independientemente del ritmo”.
AL: ¿Pero por qué el tango cayó bien en Medellín y otras ciudades de la zona cafetera y no en el sur de Colombia, por ejemplo?
LL: “Aquí siempre se asoció el tango con la bebida. En la región cafetera había migración constante, prostitutas, juego y dinero para gastar, lo que quiere decir que esos elementos se confabularon para que el tango gustara. Pero tampoco me convence del todo esta hipótesis porque si a esas personas que tenían dinero, que estaban bebiendo y gastando no les hubieran puesto en los bares tango sino pasillos ecuatorianos serían fervientes seguidores de los pasillos y el tango no entraría en escena. La teoría con la cual más me identifico es la siguiente, la cual me parece más fuerte que la sociológica, la que debe tener algo de cierto, aunque creo que es un poco traída de los cabellos: En una época los discos que se prensaban en Estados Unidos llegaban con una “sorpresa”, por ejemplo, un tango. Entonces vos por curiosidad la escuchabas y te atrapaba. Algunas personas difundían el material adicional que venía con los discos. Entre los 50’s y 60’s había un señor muy importante en Medellín, Juancho Uribe (ya fallecido), y la mitad de los cafés del sector de Guayaquil tenían un letrerito debajo del nombre que le daba categoría tanguera al lugar. Donde decía discoteca de Juancho Uribe, ibas a la fija. Si se trataba de oír tango ahí, se podía ir tranquilo porque con seguridad era bueno porque pertenecía a la discoteca de Juancho Uribe”.
AL: ¿Pero al tango también lo desplazaron otros ritmos?
LL: “En las décadas de los 60’s, 70’s y parte de los 80’s, el tango estuvo de capa caída en todo el mundo, menos en Medellín, en donde estaba en todo su furor; y cuando reverdeció en el mundo, a través de la danza con el espectáculo Tango Argentino, en Medellín pasó todo lo contrario. La llegada de otros ritmos desplazó el tango. El primero que lo golpeó fue el Fox Trot, después el bolero y en los años 60 el Club del Clan, creado en Argentina por influencias que venían de Estados Unidos. En la década del 60 lo que escuchaban los latinoamericanos eran las baladas de los argentino Palito Ortega, Violeta Ríos, Leo Dan o las de los mexicanos Enrique Guzmán, César Costa y Alberto Vásquez. El hecho de que la balada estuviera tan posicionada allanó el terreno para que entrara con fuerza en el mercado ese monstruo llamado Charles Aznavour. Causó tanto impacto que yo mismo, de 1968 a 1970 no escuché tangos. Regalé los cancioneros y todo el material tanguero porque me bastaba con Aznavour, no necesitaba nada más. Luego llegó la salsa, con todo lo que hizo a favor de que no nos invadiera el rock, y capturó seguidores, mientras yo volvía a reencontrarme con los tangos”.
AL: Enrique Santos Discépolo dice que el tango es un pensamiento triste que se baila, ¿es una buena definición?
LL: “Me gusta, no es la única, pero es muy ejemplarizante de lo que es el tango. Hay muchas otras conceptualizaciones desde el punto de vista sociológico, histórico y musical, pero la de Discépolo tiene una connotación muy cercana a lo que nosotros entendemos por tango”.
AL: Un tango, un compositor y una orquesta que te remuevan las entrañas.
LL: “Con Aníbal Troilo (la música de Sur y la de Garúa fue compuesta por él) tuve mi primer curso de tango avanzado, me explico: En 1968 fui a un concierto de Troilo acá en Medellín, pero me da pena confesarlo: no me gustó porque quería que él me sonara a Alfredo D’Angelis o Juan D´Arienzo. Sin embargo, cuando logré entender y disfrutar a Troilo entré al cielo tanguero y sigue siendo muy importante en mi vida. Creo que si me fuera a definir diría que soy “Troiliano”, “Decariano”, “Disarliano” y “Piazzolliano”. En otras palabras, mis cuatro directores de orquesta predilectos son Julio De Caro, Aníbal Troilo, Carlos Di Sarli y Astor Piazzolla”.
AL: ¿Pudieras mencionar una característica de cada uno?
LL: “Di Sarli es más bailable. Los tangueros tradicionales en Buenos Aires, aquellos que gustan del baile cerrado, ejecutado en una baldosa, siempre se acompañan con música de Di Sarli. Troilo, por su parte, innovaba de manera permanente a nivel de música, letras y cantores. Tuvo de letrista, nada más ni nada menos, que a Homero Manzi, y como cantores a Roberto Rufino y Roberto Goyeneche. Con eso todo está dicho. Podría considerarse a Julio De Caro, exagerando, pero en toda exageración hay mucho de verdad, como el creador del tango. La razón es que antes de él, este género no contaba con todos los elementos musicales que después lo nutrieron; antes de él todos los instrumentos interpretaban al unísono y de forma muy elemental. De Caro, quien tenía formación musical avanzada, por primera vez dividió la interpretación del tango por instrumentos. De él, que empezó como violinista de Eduardo Arolas, se conocen grabaciones muy significativas desde 1925. De Caro hizo el tango como lo conocemos hoy en día, musicalmente hablando. Fue el primero que interpretó tango en una universidad, en La Sorbona, con Carlos Gardel, en 1930. Además, se convirtió en una persona muy respetada por el inmenso aporte que hizo al tango. Troilo es de la escuela “decariana”, aunque con su particular estilo marcó su propia impronta. Y sobre Piazzolla todos sabemos que ha sido un artista polémico y discutido y que con sus golpes de genialidad es representativo de lo distinto, lo nuevo, la encarnación del cambio, y que fue quien llevó al tango hasta sus más avanzados límites.”
AL: ¿Quiénes son las figuras fundamentales del tango?
LL: “El tango está apoyado en tres columnas que son: Julio De Caro (transformador del primitivo tango instrumental), Carlos Gardel (la voz del tango) y Astor Piazzolla (quien llevó el tango hasta sus más avanzados límites y su músico más célebre en el mundo)”.
AL: ¿Y cuál es tu tango predilecto?
LL: “Mi tango predilecto es “Una canción” (de Toilo y Cátulo Castillo) pero como mi poeta es Homero Expósito, de él me quedaría con cualquiera de sus composiciones: “Mi cantar”, “Te llaman malevo”, “Dos fracasos”, “Naranjo en flor”, “Yuyo verde”, “Qué me van a hablar de amor”, “El milagro”, “Afiches”, “Maquillaje”.
AL: Me parece que las agrupaciones jóvenes, algunas de las cuales interpretan, por ejemplo, tango electrónico, garantizan la perdurabilidad del tango en el tiempo.
LL: “El tango siempre ha tenido variantes e innovadores. Es benéfico para el tango que los muchachos las hagan y también para ellos porque quedan contaminados de tango”.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Foto de Santiago Saldarriaga



Angie Lopera


Presentando libro de Héctor Ramírez en la Biblioteca Pública Piloto

185 comentarios:

Rodrigo Pareja Montoya dijo...

Me devoré las dos entrevistas realizadas a Luciano Londoño y publicadas por "Tango en Medellín". Me parecieron magníficas. Mucho conocimiento, muchos datos datos y muy merecido el despliegue que se la han hecho a las mismas. Para mí, Luciano Londoño López sigue siendo el número uno en estas materias referentes al tango en Colombia. Rodrigo Oareja Montoya, periodista

Rodrigo Pareja Montoya, periodista dijo...

Me devoré las dos entrevistas realizadas a Luciano Londoño y publicadas por "Tango en Medellín". Me parecieron magníficas. Mucho conocimiento, muchos datos y muy merecido el despliegue que se la han hecho a las mismas. Para mí, Luciano Londoño López sigue siendo el número uno en estas materias referentes al tango en Colombia. Rodrigo Pareja Montoya, periodista

Reinaldo dijo...

Lo dije en otros días y lo ratifico: Luciano Londoño es el máximo investigador del tango en Colombia, más conocido, claro, en Uruguay y Argentina que por estos contornos tan limitados. Estupendas las notas, que demuestran, una vez más, el profundo saber de Londoño en el tango en todas sus manifestaciones. Por fin se está reconociendo en el país al imprescindible Luciano. Enhorabuena.
Reinaldo Spitaletta

JUAN MORENO GOMEZ (desde Venezuela) dijo...

Felicito a Luciano Londoño López por las dos entrevistas que le ha publicado la página "Tango en Medellín", en las cuales brinda de manera amplia sus muchos conocimientos sobre el tango. Además recibo con mucha alegría, por ser "tanguero de ley", esa dedicatoria de Julio de Caro. Felicito a Luciano por ella. Conocí a De Caro en Buenos Aires allá por 1967,cuando el grupo de gardelistas que coordinaba Jorge Favetto nos reunía en su casa de San Martín. Allí también recuerdo a Rafael Rossi, quien nos contaba como desde el piano obligaba a Gardel a vocalizar altos y bajos.
JUAN MORENO GOMEZ (desde Venezuela)

Jaime Chapa, desde Reynosa, México dijo...

Felicitaciones para "Tango en Medellín" por el hit parade que ha logrado con la publicación de las dos entrevistas concedidas por esa autoridad en tango que es Luciano Londoño López. Y felicito también a Luciano por lo didáctico de sus respuestas y por esta dedicatoria que le estampó el maestro Julio De Caro y que figura en las entrevistas. Jaime Chapa, desde Reynosa, México

Raúl Ernesto Montalvo, argentino residente en París dijo...

Soy un argentino residente en París y soy seguidor de la teoría francesista sobre el origen de Gardel. Pero ello no me impide felicitar al investigador Luciano Londoño (a quien no conozco) por el rigor y la seriedad de sus planteamientos, en los cuales es evidente que aplica sus conocimientos sobre Historia. Las dos entrevistas son una verdadera cátedra de tango y en las mismas se enseña como se debe estudiar este género. De verdad que el señor Luciano Londoño debe estar satisfecho, pues con su enfoque deja pensando a quienes somos serios y desapasionados y gustamos de Gardel y el Tango. De seguro que no faltarán los "insultadores profesionales" de siempre, los cuales tratarán de demeritarlo, pero con ello sólo lograrán dejar ver lo mucho que les preocupa el excelente nivel (en materia de investigación tanguera) en que se encuentra este contradictor nuestro (por el origen de Gardel) llamado Luciano Londoño. Y felicitaciones para TANGO EN MEDELLIN por lograr obtener las entrevistas con este escaso e inasible "peso pesado" del tango en Colombia. RAÚL ERNESTO MONTALVO, argentino residente en París

Guillermo Gil Ortega dijo...

Felicitaciones para Angie Lopera, Víctor Bustamente y "Tango en Medellín" por las entrevistas sobre tango que le realizaron al señor Luciano Londoño. Y felicitaciones también para él por su mucho conocimiento y la manera didáctica como lo muestra.
Guillermo Gil Ortega

Orlando Cadavid Correa, periodista dijo...

Doctor Lucio: Muy buenas las entrevistas, una de ellas ya aparecida en EL MUNDO.
Testimonios como éste, del gran maestro Julio De Caro, no se guardan.¡Qué caché tan sobresaliente y merecidísimo!. ¡Felicitaciones!.Un abrazo.
Orlando Cadavid Correa, periodista

Pedro Arboleda Jaramillo dijo...

Aunque no comparto los conceptos de Luciano Londoño López sobre el origen de Gardel, me parecen claras e ilustrativas sus dos entrevistas. No queda duda, cuando Luciano habla de tango pone a pensar a los pocos amantes del género que quedamos en Colombia. Bien lo dijo César Pagano, refiriéndose al entrevistado y citando a Félix B. Caignet, a Luciano Londoño le tienen envidia o sea admiración con rabia. Pedro Arboleda Jaramillo

Guillermo Gil Ortega dijo...

En los conceptos expresados en las dos entrevistas, sigue Luciano Londoño aplicando al tango los conceptos de la "Nueva Historia", “Historia de las mentalidades” y “Teoría de los indicios”. Felicito al investigador Luciano Londoño por luchar, de esta manera, en favor del tango. Guillermo Gil Ortega

Socorro Garzón Giraldo dijo...

Me gustaron las dos entrevistas de Luciano Londoño, pero me parece que las mismas son más una difusión de los conceptos de la "Nueva Historia" que una exposición en favor del tango.Socorro Garzón Giraldo

CRISTÓBAL DÍAZ AYALA, desde San Juan-Puerto Rico dijo...

Yo también felicito a Luciano Londoño por las entrevistas, las cuales me parecieron magníficas. Todavía por aquí en Puerto Rico, a cada rato por Radio Universidad, pasan la excelente entrevista que en 1.990 Luciano le hizo a Tite Curet Alonso en mi casa, cuando a ese extraorinario creador que fue Tite nadie se interesaba por entrevistarlo.CRISTÓBAL DIAZ AYALA, desde San Juan-PUERTO RICO



CRISTÓBAL DÍAZ AYALA

Orlando E. Montenegro Rolón. Director y Editor Revista Melómanos Documentos dijo...

Para el caso puntual del Maestro y amigo Luciano Londoño López recurro a la disciplina del conocimiento que me permite percibir el rigor metodológico con que él asume sus escritos. A todas luces un sobrado despliegue de Fuentes de Consultas con un tratamiento elegantemente apropiado, logrando acuñarlas en un punto justo para conexarlas con su juicio. Indistintamente si se está de acuerdo o no con un escritor de su temple, necesariamente se deberá siempre ponderar la altura y capacidad de demostración sustentada de sus ideas.
Cuando por ejemplo leí la entrevista de la pluma de Angie Lopera, no dudé en solicitarle su autorización para publicarla en la revista Melómanos Documentos, edición 44 en preparación. Allí está la mejor explicación de mi inclinación por un buen trabajo. Igual concepto me merece el escrito de Víctor Bustamante.
Por último, no me tomaré el atrevimiento de escribir que Luciano Londoño López es el mejor. De lo que si estoy seguro es que su ideario en el Tango tiene un gran valor, es muy apreciedo y tenido en cuenta. Él sabe de mi parte que cuenta con mi respeto y aprecio como Maestro, amigo y erudito del Tango. Orlando E. Montenegro Rolón. Director y Editor Revista Melómanos Documentos

Jaime Jaramillo Suárez (difusor de música caribeña), desde Miami, USA dijo...

Ambas entrevistas, tanto la de Angie Lopera como la de Víctor Bustamante son unas verdaderas joyas del arte de entrevistar con dos enfoques diferentes sobre una de las grandes autoridades del tango: Luciano Londoño López.

La de Angie se enfoca principalmente en la biografía de Luciano donde se puede notar claramente el origen de su pasión por el tango y las bases de su conocimiento profundo que van desde su relación con muchos personajes de esté género musical maravilloso, pasando por su membresía en las Academias de Tango de Argentina y uruguay, reconocidas a nivel internacional y su pasión por la lectura que completan su bachillerato, maestría y doctorado "Magna Cum Laude" en tango. También debemos admirar su incursión en la música tropical de Puerto Rico, Cuba y la salsa.

La entrevista de Víctor entra de lleno en el origen francés o uruguayo de Gardel. Hay mucha informacion excelente sobre este tema y las pruebas (aunque circunstanciales) que relata Luciano, con ampilo conocimiento de causa, lo ponen a uno en la silla de jurado de un juicio que aunque no tenga el cuerpo del delito ni el arma, las evidencias circunstanciales son tan contundentes y numerosas que no le queda otra opcion a los jurados declarar que la teoria del lado uruguayo es la ganadora aunque puede quedar una ligera sombra de duda que se puede prestar para una apelación.

Felicitaciones a Luciano Londoño López, y como siempre nos alegramos que un paisano nuestro esté en la vanguardia de los verdaderos conocedores del tango. Jaime Jaramillo Suárez (difusor de música caribeña), desde Miami, USA

Luis Fernando dijo...

Aquí hay una cátedra de tango, eso es lo que necesitamos: mostrar a nuestros intelectuales del tango y de otras disciplinas para mostrar el aporte de Medellín al tango en el Mundo. Que mas puede pedir de este festín de tango: el deleite de volverla a releer
Pueda ser que don Víctor siga entrevistando a otros grandes como Rodrigo Pareja, Gustavo escobar, Jesús Vallejo, s Javier Tamayo, a Darío Ruiz a Horacio Arbeláez. Por citar algunos que saben de tango y dan la cara

Raúl de Santa Fe (Raúl Ernesto Suffriti), desde Santa Fe, Argentina dijo...

He leído las entrevistas de Luciano Londoño y las opiniones que han dado sobre las mismas. A todas estas felicitaciones que ha recibido, merecidas por cierto, agrega las mías. Me alegra que mi amigo Luciano reciba tamañas muestras de admiración... Raúl de Santa Fe (Raúl Ernesto Suffriti, desde Santa Fe, Argentina

Raúl de Santa Fe (Raúl Ernesto Suffriti, desde Santa Fe, Argentina dijo...

Y la fotografía con las partituras de Julio De Caro con dedicatoria para Luciano Londoño, ¿Qué tal? ¡Pavada de documento, tamaño homenaje! Raúl de Santa Fe (Raúl Ernesto Suffriti, desde Santa Fe, Argentina

Eduardo Sibilin, desde Argentina dijo...

Estuve leyendo las entrevistas de Luciano Londoño y veo que él está reconocido, no sólo en Colombia sino por gente de varios países, lo que motiva mi agradecimiento hacia Luciano por dispensarme su amistad.
A los amigos web, a los que les he reenviado sus notas, también elogiaron su quehacer con respecto al tango (porque son todos tangueros) aunque Luciano no se limite sólo a nuestra música.
También tuve el gusto de conocerlo a través de las fotos que figuran en dichas entrevistas y el porqué de su gusto por la música de tango.
A Luciano Londoño le envío mis felicitaciones y saludos tangueros.
Eduardo Sibilin
http://www.hermanotango.com.ar/

Eduardo Sibilin, desde Argentina dijo...

Estuve leyendo las entrevistas de Luciano Londoño y veo que él está reconocido, no sólo en Colombia sino por gente de varios países, lo que motiva mi agradecimiento hacia Luciano por dispensarme su amistad.
A los amigos web, a los que les he reenviado sus notas, también elogiaron su quehacer con respecto al tango (porque son todos tangueros) aunque Luciano no se limite sólo a nuestra música.
También tuve el gusto de conocerlo a través de las fotos que figuran en dichas entrevistas y el porqué de su gusto por la música de tango.
A Luciano Londoño le envío mis felicitaciones y saludos tangueros.
Eduardo Sibilin
http://www.hermanotango.com.ar/

Pedro Nel dijo...

Necesitamos a Luciano Londoño en la Academia colombiana de tango al lado de su presidente vitalicio Jaime Jaramillo escobar. Ellos dos representarán muy bien a Colombia en la cumbre mundial del tango

Pepe Aresi dijo...

Deseo ser muy breve. El señor Luciano Londoño López en el tema del lugar de nacimiento de Carlos Gardel, se ha quedado en el tiempo.

Nombra todas referencias "parlantes", en tanto omite resaltar y analizar los nuevos estudios que prueban la condicipon de cantor argentino nacido en Francia para Carlos Gardel. (Ver declaración de la UNESCO)

No me interesa reiterar detalles que se encuentran muy bien reflejados en el Sitio "http://www.gardelweb.com/", donde cualquier aficionado a la VERDAD HISTÓRICA podrá comprobar los errores de toda índole que muestra con total desparpajo, el señor Londoño López.

Tengo en mi poder un mail de ea persona, donde elípticamente reconoce su falta de "aggiornamiento" sobre el origen de Carlos Gasrdel.

No quiero cansar a nadie. Visiten GARDELWEB en
http://www.gardelweb.com/

o bien

LOS AMIGOS DE GARDEL en
http://crgardel.blogspot.com/

o

TODO TANGO en
http://www.todotango.com/spanish/home.asp

Así, podrán quitarse cualquier duda que tengan y sabrán porque digo que el señor Luciano Londoño López está errado y que se quedó en el tiempo.

Atentamente

José Pedro Aresi

Andres dijo...

Felicitaciones don Víctor por sacar desde enero, y en toda su página, ese saber que de otra manera estaría perdido. Así se le da seriedad a todos los tangueros de la ciudad y a sus asociaciones y a aquellos que redujeron el tango a una mesa de bar llena de botellas de licor. Creo que muy poco pueden exhibir esa dedicatoria de Julio de Caro dada a don Luciano.
Me gusta que se airee todo lo que es el tango en Medellín, los que aquí salen son los verdaderos, los que tienen que decir algo, los que aportan su conocimiento. Si uno no se atreve a dar sus opiniones queda en la oscuridad del no tener nada que decir.
Don Luciano tiene muy claro y con mucho fervor lo que dice. Es uno de los grandes.
Don Víctor ha sacado usted el tango de las messs de café y lo ha colocado en su verdadera dimensión. Lo felicitamos desde aquí desde Bogotá y cuente con nuestra deferencia.

Ricardo Genevese dijo...

Lo de Aresi es cierto Gardel nació en de Francia. Por mucho que haya investigado el afamado doctor Luciano Londoño López, no puede de ninguna amnra ser mas fuerte y valederos sus indagaciones que el adn como prueba reina. Visite las paginas que el maestro Aresi le recomienda y salga de ea burbuja de donde no quiere salir.

Luis Otoniel Piedrahíta Rivera dijo...

Felicito a TANGO EN MEDELLÍN, a Angie Lopera y a Víctor Bustamante por las entrevistas con Luciano Londoño y lo felicito a él también por los conceptos que expresa sobre el tango.
Soy de aquellos que creen que Gardel es francés pero respeto el concepto de Londoño sobre este polémico tema, porque él nos ha tratado con respeto, porque él es libre de expresar sus ideas y porque sé que él es un estudioso de verdad, a quien no le interesa crear provocaciones.
Estimo que no le hacen bien al tango en Colombia el que algunos directivos de la Academia Colombiana del Tango promuevan, por interpuestas personas, que se trate este tema con el bajo nivel y grosería con que se hace en seudoforos conformados por gente dispuesta s insultar a todo aquel que no piense como ellos. Luis Otoniel Piedrahíta Rivera

Luis Norberto Restrepo Castaño dijo...

Las entrevistas de Jaime Jaramillo y Luciano Londoño me parece que aportan mucho a dar una visión del tango en Medellín. Y yo, al igual que el señor Luis Otoniel Piedrahíta Rivero, considero que es una lástima que la Academia Colombiana del Tango no haga nada por el tango y más bien miembros suyos (como Roberto Uribe y otros que no tienen el valor de dar la cara y que por ese tipo de tramoyas no merece pertenecer a la Institución y debieran renunciar a ella) promuevan por intermedio de interpuestas personas y/o nombres ficticios insultos y golpes bajos a gente como Jaime Jaramillo (por su escrito por el tango RUBÍ) y Luciano Londoño (por su posición frente al origen de Gardel), quienes desde hace tiepo tomaron partido para bien) en favor del tango.

Otro ejemplo de los golpes bajos que menciono son hechos tan de baja calaña como el que Luciano Londoño, que asistió a la fundación de la Academia Colombiana del Tango, no figure en el acta de constitución que elaboró nada menos que Roberto Uribe. Sin embargo en el acta figuran personas que no asitieron al acto que con Horacio Ferrer se hizo para darle vida a la ACADEMIA. De verdad que cosas así dan verguenza y merece que las directivas den una explicación coherente. Luis Norberto Restrepo Castaño

Roberto dijo...

A "Luis Norberto Restrepo" le quiero decir que no excluí a Luciano Londoño de la Academia pues no soy yo quien incluía o excluía a alguien de ella. Fue el mismo Luciano Londoño en carta del 14 de julio dirigida a Jaime Jaramillo Panesso quien pidió que su nombre no fuera tomado en cuenta para la Academia.

Roberto Uribe

Lucrecia Inés Díaz dijo...

Acabo de leer y mucho me gustaron las dos entrevistas de Luciano Londoño. No queda la menor duda, a pesar de sus denostadores, Luciano siempre ha luchado por el tango y por hacer conocer lo que en Colombia se ha hecho sobre el tema y su labor merece el mayor respeto.Como bien lo dice Spitaletta en su comentario:"Estupendas las notas, que demuestran, una vez más, el profundo saber de Londoño en el tango en todas sus manifestaciones. Por fin se está reconociendo en el país al imprescindible Luciano". Lucrecia Inés Díaz

Lucrecia Inés Díaz dijo...

Acabo de leer y mucho me gustaron las dos entrevistas de Luciano Londoño. No queda la menor duda, a pesar de sus denostadores, Luciano siempre ha luchado por el tango y por hacer conocer lo que en Colombia se ha hecho sobre el tema y su labor merece el mayor respeto.Como bien lo dice Spitaletta en su comentario:"Estupendas las notas, que demuestran, una vez más, el profundo saber de Londoño en el tango en todas sus manifestaciones. Por fin se está reconociendo en el país al imprescindible Luciano". Lucrecia Inés Díaz

Carlos Roberto Cardá, desde Buenos Aires dijo...

Claras, precisas e informativas las entrevistas de Luciano Londoño. Creo que Gardel es francés pero admiro el estilo para explicar de Londoño. Todo esto me hace pensar que, aparte de su mucho conocimiento sobre Historia y tango, tal vez el mayor mérito de Londoño sea la difusión que hace de los asuntos del tango y la manera como hace rabiar a quienes le envidian y no tienen su intelectualidad para poder responderle. Por otro lado, no sabía que en Colombia ya existía Academia de Tango pero duele leer sobre los problemas que se dan adentro de la institución en la actualidad. Es una pena, el tango merece una mejor suerte. Carlos Roberto Cardá, desde Buenos Aires

Eduardo López Correa dijo...

Felicitaciones para el señor Luciano Londoño por sus entrevistas y felicitaciones también para los entrevistadores Angie Lopera y Víctor Bustamante por el buen trabajo periodístico que lograron. Interrogando a los que saben es como se hace la verdadera historia del tango en Medellín.Si se da con altura, bienvenida la discusión. Eduardo López Correa

Carlos Ignacio Castro Ramírez dijo...

No tengo nada contra de las opiniones de nadie y por ello admiro y felicito a Luciano Londoño por sus entrevistas. Y hablando de tango en Medellín, algunos coincidimos en que en la Academia del Tango se están perdiendo espacios, al punto de que en un año nada se ha hecho, nunca hay una programación abierta que permita pensarse en actividades serias y lo peor se trata de una institución que no tiene dentro de sí a los mejores: Jesús Vallejo, Rodrigo Pareja, Luciano Londoño, Jorge Arango, Javier Tamayo. Estas falencias vuelven frágil la cultura de tango entre nosotros.Carlos Ignacio Castro Ramírez

Martín Sánchez Bolívar dijo...

Para quienes somos jovenes resultan muy ilustrativas las entrevistas de Luciano Londoño, pues en ellas obtenemos información dificil de conseguir en otros medios. La labor adelantada por Luciano Londoño puede resumirse en el concepto que dio el historiador Fabio Mejía, Jefe del Departamento de Historia de la Universidad de Antioquia: "…considero que es un juicioso proceso de investigación de fuentes, en el que, Luciano Londoño, utiliza la Historia Comparada y la Imaginación Histórica.

“En su ensayo, colige la existencia de un “autor público o social”, del cual forma parte importante el intérprete con su sello original.

“Luciano Londoño muestra conocimiento sobre costumbres de la época y realiza el lleno de vacíos de las fuentes. Hace uso formal de fuentes a modo de prueba documental. La diversidad documental se evidencia en la tipología (fuente primaria y fuente secundaria) y la diferenciación de las fuentes se hace por su soporte escrito, oral y musical. En el texto hay un ejercicio de contrastación y por derivación se hace una comparación entre las versiones, con lo cual se da un APORTE ORIGINAL EN EL ENSAYO, basado en argumentos de conocimiento y en fuentes”. Martín Sánchez Bolívar

Juan Fernando Pineda Pineda dijo...

Muy buenas me parecieron las dos entrevistas de Luciano Londoño. Con razón el periodista Reinaldo Spitaletta destacó de Luciano Londoño el que haya “.. leído con fruición y apasionamiento a Roberto Arlt, Osvaldo Soriano, Mempo Giardinelli, Leopoldo Marechal, Borges, Silvina Bullrich, Olga Orozco y un sin fin de escritores y poetas argentinos” y también el que sea un amante de la teoría de los indicios,dueño de prodigiosa memoria y “lector además de literatura e historia, sabe de las viejas guardias, de la guardia nueva, de Astor Piazzolla, de Aníbal Troilo, de historia argentina, (...). Conoce de grabaciones y versiones, discografías, fechas clave. Y siguiendo los lineamientos de José Gobello, presidente de la Academia Porteña del Lunfardo, ha retirado a Gardel del anecdotario y lo ha puesto en la historia”. Juan Fernando Pineda Pineda

César Pagano Villegas, desde Bogotá dijo...

Otra vez Luciano Londoño nos ha dado una cátedra admirable de conocimiento, método de investigación, y capacidad de análisis con criterio selectivo para quedarse con lo esencial y desechar la hojarasca.Todo ese trabajo acumulado sólo se explica por una genuina y perseverante pasión por descubrir la esquiva verdad.
Pero siempre que nos provocas con esas muestras maravillosas del saber sobre géneros musicales populares de América Latina y el Caribe y en especial del tango.
Le formulo otra vez a Luciano Londoño la testaruda pregunta: ¿cuándo se decide y nos comparte todas esos conocimientos, teorías, episodios y vivencias en uno o varios libros?
Espero que no esté apuntando al vacío y algún día se decida a darnos la buena nueva.
Me ha alegrado disfrutar de las entrevistas que lograron, con Luciano Londoño López, Angie Lopera y Victor Bustamante. Pienso que estas respuestas, a personas que lo conocen bien, son un verdadero compendio para ofrecer una visión a vuelo de águila sobre el tango en países australes , en Medellín y Colombia.Ya se las he reenviado a mis contertulios vía e-mail y me encantaría que algún periódico o revista de Bogotá también las publicaran ,propósito para el cual me ofrezco como emisario.César Pagano Villegas, desde Bogotá

Héctor Ramírez Bedoya, presidente de la Corporación Club Sonora Matancera de Antioquia dijo...

Cuando conocí a Luciano Londoño López, y eso hace 15 años, intuía que su sapiencia musical era circunscrita al tango interpretado por Gardel. Para mis allegados ése era su prestigio. Pero cuando me congracié con su amistad, luego de identificarnos como nacidos en la vecindad de nuestro tanguero barrio de La Milagrosa y de tertuliar con las peripecias de la música argentina y caribeña, comprendí que su talento era fuera de serie. No solamente era un erudito y coleccionista del tango, sino que se regodeaba con propiedad en sus disertaciones sobre la música del Caribe, del cine en general, del jazz y de la literatura. Uno se percata en sus conversaciones, que su mundo intelectual oceánico y variopinto, confluye en tres personajes: Gardel, Borges y Piazzola. En muchas ocasiones lo he aconsejado para que su erudición sobre estos tres personajes, nos la impronte con libros explicativos de sus planteamientos trascendentales. Pero él prefiere seguir siendo fiel a su criterio, como es, manejar siempre un perfil bajo. Nos aboca a deleitarnos con sus reportajes, crónicas y artículos, testimonios de sus conocimientos vastos. En lo personal, Luciano Londoño prefiere mantenerse en su refugio y sacarlo de él es toda una hazaña, pues sólo es posible lograrlo mediando la invitación a un evento de connotaciones especiales. Con estas dos entrevistas estupendas, tengo la certeza que a las personas que lo desconocen, les llega la semblanza de un amigo, un historiador, un coleccionista y un investigador. Héctor Ramírez Bedoya, presidente de la Corporación Club Sonora Matancera de Antioquia

José de Jesús Alzate Álvarez dijo...

Por sugerencia de un amigo acabo de leer las dos entrevistas de Luciano Londoño y ellas me han dejado seguro de sus conocimientos sobre tango. Además he leído los comentarios que aparecen después de las entrevistas y veo que verdaderos conocedores de la música popular opinan sobre Luciano, tales como Rodrigo Pareja, Reinaldo Spitaletta, Eduardo Sibilin, Raúl Suffritti, Luis Chapa, Cristóbal Díaz Ayala, César Pagano, Héctor Ramírez. Si ellos conceptúan tan bien, alguna gracia debe tener el señor Luciano Londoño.José de Jesús Alzate Álvarez

CARLOS PERROTTA, DESDE BUENOS AIRES dijo...

SIEMPRE LEO LOS ESCRITOS DE LUCIANO LONDOÑO LÓPEZ. Y AUNQUE NO PIENSO COMO ÉL (PUES CREO QUE GARDEL ES FRANCÉS) LO APRECIO Y RESPETO. CARLOS PERROTTA, DESDE BUENOS AIRES

CARLOS PERROTTA, DESDE BUENOS AIRES dijo...

AGRADEZCO LAS GENTILEZAS DE LUCIANO LONDOÑO LÓPEZ. ¡QUE LINDO ES DISCREPAR CON UN SEÑOR COMO ÉL!!! CARLOS PERROTTA, DESDE BUENOS AIRES

PEDRO JAVIER BERDUGO GÓMEZ dijo...

Acabo de leer primero las opiniones sobre las entrevistas concedidas por Luciano Londoño y después he leído las entrevistas mismas. Éstas últimas me han dejado el convencimiento de lo que un amigo me había dicho sobre Luciano: es una verdadera autoridad en tango y música popular. Y sobre las opiniones me llamó mucho la atención (por lo reconocido del personaje) la de Carlos Perrotta (abogado argentino), quien es seguidor de la tesis francesista, quien fue el primero junto con el señor Jesús Rey, y mucho antes que el diputado uruguayo Palomeque, en sugerir la realización de las pruebas de ADN para establecer el origen de Gardel. Es este estudioso quien dice, en su opinión sobre las entrevistas del uruguayista Londoño, que aunque discrepa de él, lo lee, lo aprecia y respeta. ¡Qué hermoso gesto de cultura, civilización y respeto por las ideas de los demás!. PEDRO JAVIER BERDUGO GÓMEZ

Mario Armando dijo...

Cómo puede alguien ser tan afamado en el tango si defiende la tesis de que Gardel nació en Uruguay. Una cosa son los afectos y las amistades para que no lo saquen de las academias de donde es miembro el doctor Luciano Londoño Lípez, y otra cosa es la realidad. El doctor Luciano debería revisar contenidos e intereses. Insistir en Gardel uruguayo es como tapar el sol con un dedo, ahí si falla el señor Londoño al no aplicar en este caso la teoría de Ginzburg de los indicios ni lo que alguien por ahí llama la historia de las mentalidades. Gardel es tan frances como el pan y tan argentino como la pampa

Martina Iñiguez dijo...

La lectura de las dos entrevistas hechas a Don Luciano Londoño por Angie Lopera y Víctor Bustamante llevan a admirar su profundo saber sobre el tango y todas sus manifestaciones, al poner de manifiesto una vez más la seriedad de sus planteamientos y su elevadísimo sentido común, tan fuera de lo común.
Al entrar de lleno en el origen del cantor Carlos Gardel, tema en el que se actualiza permanentemente, resume en pocas líneas la contundencia de los indicios que hacen del cantor un imposible francés.
Felicito calurosamente al Sr. Londoño López por la amplitud de sus conocimientos, por la forma didáctica en que desarrolla sus escritos y por su inclaudicable honradez intelectual.

Nelson Ortega Terreros, desde Cali dijo...

Creo que Gardel nació en Francia, pero aprendí mucho en las entrevistas concedidas por Luciano Londoño. Leí su ensayo sobre el vals “Aurora”, que yo creía cubano y su selección de tangos. Tiene razón César Pagano al decir que él es: “… precario conferencista para auditorios, pero cautivante conversador”. Yo agregaría que en los tres trabajos, él es claro y contundente al escribir y convence con sus conceptos.
Aunque antes pensaba lo contrario, hoy he cambiado de parecer y por ello estimo que Luciano Londoño es un elemento valioso para cualquier grupo de estudiosos de la música popular. Debe ser por eso las muchas opiniones que dejaron plasmadas respecto a sus trabajos, de aquellos que valoran la seriedad de sus investigaciones, tanto en tango como en música del Caribe. Y entre las mismas se destacan las de historiadores, reconocidos periodistas, autoridades en tango y autoridades en música caribeña.
Luciano Londoño tiene mucho reconocimiento en Colombia y en el exterior, además tiene prensa escrita cada que de publicar se trata. Al responder se muestra estudioso y no manifiesta resentimiento alguno ni habla mal de nadie ni de nada, a pesar de los ataques recibidos. En ambas entrevistas se le ve serio, seguro y frío, cualidades de seguro aprendidas durante su trabajo de décadas en el centro de Medellín, en labores difíciles, en la época más violenta que ha vivido esa ciudad.
Como bien lo dice Arsenio Rodríguez en su son: “¡Qué cosas tiene esa palo!, que no lo pueden tumbar, tal vez será quiebra hacha, tal vez será guayacán…. Dile a los hacheros que amuelen sus hachas que está duro el palo…”. De lo leído me quedó claro que Luciano es madera fina y que nada pueden en su contra, ni logran afectarlo, quienes lo atacan por sus opiniones. Como bien lo dijo el cubano Félix B. Caignet: “!LA ENVIDIA ES ADMIRACION CON RABIA!”. Y al igual que César Pagano pienso que estos tres trabajos que he referido fueron “para Luciano, un difícil compromiso con sus admiradores y también con sus envidiosos detractores”. Nelson Ortega Terreros, desde Cali

Luis Emilio Ochoa Restrepo dijo...

Qué buenas entrevistas las de Luciano Londoño. Le queda a uno el convencimiento que se está ante un estudioso serio que vale la pena de ser leído, aunque a veces se esté en desacuerdo con sus opiniones. Felicitaciones para él y para Angie Lopera y Víctor Bustamante, sus entrevistadores. Luis Emilio Ochoa Restrepo.

Socorro Cortez Muñoz dijo...

Luciano Londoño siempre tiene mucho que decir en materia de tango, y estas entrevistas son clara muestra de ello. Felicitaciones para el blog “Tango en Medellín” por publicarlas. Socorro Cortez Muñoz

Pedro Nel Muñoz Jaramillo, desde Bogotá dijo...

Pienso igual que el entrevistado: es sano ventilar todo tipo de ideas, como único camino de llegar a la verdad. Por ello, bienvenidas las entrevistas y conceptos expresados por Luciano Londoño en esta página dedicada al tango. Pedro Nel Muñoz Jaramillo, desde Bogotá

Mario Silva "Katanga" dijo...

Pienso que tiene razón, respecto al origen de Gardel, el famoso escritor argentino OSVALDO SORIANO“ cuando asegura: "(…) quienes se niegan a aceptar que El Mudo fuera uruguayo, eran los argentinos que asumían este asunto con la misma rivalidad rioplatense que si se tratara de un campeonato de fútbol”.

Buenísimas las entrevistas de Luciano Londoño, un verdadero banquete de tango. Mario Silva "Katanga"

gloria vásquez dijo...

Opino del Sr. Luciano tan mencionado por unos por su sabiduría en el tango; de su tal ciencia infusa no nos hemos usufructuado los tangueros de Medellín, pues este oscuro personaje es tan oscuro que ni se ve.
Es mas luz de la calle y oscuridad de la casa.

Milton dijo...

Quien menciona a Don Londoño López como persona poco aggiornada, recomienda páginas que más que para homenajear a Gardel parecen destinadas a injuriar a quienes lo consideran uruguayo.
No sé que meritos ostenta ese señor del que no se ha visto que haya escrito nada trascendente nunca.
Muy merecido su homenaje Don Luciano y también el que le rindió De Caro en la partitura.
Su luz llega mucho más allá de Colombia.

Orlando Ramírez Casas, desde Medellín dijo...

Acabo de leer las entrevistas que le hicieron Víctor Bustamante y Angie Lopera a Luciano Londoño. Felicitaciones, me parecieron excelentes. Son complementarias. En la una se explican, a saciedad y satisfacción, argumentadas las diferencias entre francesistas y uruguayistas en el asunto de Gardel y por qué la posición de Luciano ha sido tan rotunda. Si se va a hablar de contienda en la que hay contendores, la contraparte tendrá que ser tan sólida y abundosa en ideas y no en mezquinos sentimientos descalificadores como los del señor Argentino (de cuyo nombre no me acuerdo y no quiero acordarme) que escribió dos o tres renglones de manera visceral. Así pelean los malos boxeadores, pero no los intelectuales de verdad. Digo los malos boxeadores, porque son los que recurren a golpes bajos. Y digo intelectuales de verdad, porque los hay que posan de intelectuales sin serlo. En cuanto a la segunda entrevista, es toda una radiografía sobre lo que es el tango en Medellín desde la perspectiva de Luciano Londoño. Una perspectiva razonada y soportada en argumentos. El que no esté de acuerdo, está en su derecho de disentir; pero para estar a la altura de la contienda deberá hacerlo también con argumentos sólidos y no con meras descalificaciones apasionadas... y espumosas. Los dos artículos están a la disposición de cualquiera que entre en la red con intenciones de averiguar sobre el fenómeno del tango en general, sobre el fenómeno del tango en Medellín, y sobre los pensamientos al respecto. Allí entenderá por qué se dice que Luciano Londoño López es un gran conocedor, experto en el tema, y un referente no sólo en nuestro país sino en Argentina, Uruguay y en todo lugar donde el tango sea el tema a estudiar con profundidad. Orlando Ramírez Casas, desde Medellín

César Pagano, desde Bogotá dijo...

Voy a ir a Medellín en marzo próximo y espero que Luciano Londoño me conceda una entrevista desde otros ángulos y la publicaré en los medios masivos (periódicos o una revistas de Bogotá).
Quiero que la entrevista sea ampliada respecto a temas no de eruditos, pero sí de mayor interés histórico o noticioso para la mayoría de los aficionados al género. César Pagano, desde Bogotá

Mario Restrepo dijo...

Muy bien documentadas las entrevistas concedidas por Luciano Londoño. Y muy bien por lo que hace por el tango el blog TANGO EN MEDELLIN. Lástima que los directivos de la Academia Colombiana del Tango no hagan nada. Luego de leer los sitios que menciona el tal Aresi y sus envenenadas palabras, veo que ya tiene un foro "a su altura". Opino, al igual que el señor Orlando Ramírez, que no merece la pena seguir hablando sobre este individuo de tan baja calidad. Mario Restrepo

Luis Carlos dijo...

Está bien que el doctor Luciano sea un gran investigador de tango, pero eso no le da meritos para afirmar donde nació Gardel, eso ya es el colmo. Todos sabemos que él es francés. Pero en verdad el doctor Luciano sabe tanto que le va cambiar el lugar donde murió Gardel de Medellín lo va a llevar para Tacuarembo y punto.

Andres dijo...

Don Luciano Londoño es un investigador serio e irreprochable.
Conjuga conocimiento, brevedad, lucidez en los conceptos.
Nadie que no ostente los mismos méritos puede desmerecer su opinión basándose en algo tan frágil como que "sabemos" que Gardel era francés.
Será la historia la que devuelva a Gardel su verdadera nacionalidad.
Magistrales sus opiniones.
Esperemos que Don Luciano Londoño nos dé la oportunidad de conocer más sobre sus investigaciones en un libro.
Arquitecto A.C.Mazzini

MARIO CARDONA ORTEGA, Ingeniero Civil dijo...

Leí las entrevistas de Luciano Londoño y me parecieron estudiadas e informativas. También leí las opiniones que sobre la misma han dejado algunos visitantes, muchos de ellos figuras reconocidas internacionalmente y sentí ganas de hacer una pequeña estadística: Hasta el momento van 54 opiniones que son el 100%. De ellas 47 son a favor de los conceptos expresados por Luciano, o sea el 89%. Ocho conceptos son en su contra, o sea el 11%. Estas cifras son suficientemente claras,respecto a lo que la gente piensa de los conceptos de esa autoridad en tango como es Luciano Londoño. MARIO CARDONA ORTEGA, Ingeniero Civil

MARIO CARDONA ORTEGA, Ingeniero Civil dijo...

Rectifico: Los conceptos a favor de Luciano Londoño son 47, o sea el 89%. Y los conceptos en su contra son seis (6), o sea el 11%. MARIO CARDONA ORTEGA, Ingeniero Civil

Susana Fabrykant, desde Buenos Aires dijo...

La claridad y profundidad de las ideas, vertidas por Luciano Londoño en estas entrevistas y en muchas otras notas que de él he leído, nos producen una profunda admiración. Unido a esto sus cualidades personales, como persona de bien, hacen a LUCIANO LONDOÑO merecedor de los conceptos vertidos por tantas y tan distinguidas personalidades que sobre él han opinado. Susana Fabrykant, desde Buenos Aires

CARLOS PERROTTA, desde Buenos Aires dijo...

Estimado Luciano: Disculpe que la mayor parte de la presente este en mayúsculas; se debe a que manejo la computadora como la carabina de Ambrosio.
LAMENTABLEMENTE, HAY VARIAS NOVEDADES RESPECTO AL TEMA QUE SEGURAMENTE UD. IGNORA.
En primer lugar, tanto OSTUNI como SALAS, se han tornado francesistas. OSTUNI ME HA DICHO PERSONALMENTE QUE NO LE CABEN DUDAS QUE EL MOROCHO ES HIJO DE BERTA.
Además, sin que medie testamento alguno, en la sucesión que se hizo en el URUGUAY, se declaró que era nacido en TOULOUSE E HIJO DE BERTA, y NADIE LO DISCUTIÓ EN SETENTA AÑOS.
MATAMOROS ESTUVO EN TOULOUSE AL CUMPLIRSE LOS CINCUENTA AÑOS DE LA MUERTE DEL MAGO.
He visto personalmente hace una semana dos cartas de SALAS a ESTEBAN donde rectifica su anterior posición y da por finalizado el tema. LO CONSIDERA FRANCÉS.
Obra en mi poder una carta que nos envió a Rey y a mi Nelson Bayardo. donde dice que el testamento es autentico pero no veraz.
TENGO COPIA COMPLETA DE LA SUCESIÓN ARGENTINA Y SE ADVIERTE CON FACILIDAD QUE NADA RARO OCURRIÓ EN LA MISMA.
Se hizo una pericia caligráfica por medio del Comisario Torre = que del tango no tiene ni idea = conocido criminalista, y se estableció la autenticidad del mismo.
La partida de nacimiento de GARDEL la puede conseguir CUALQUIERA QUE VAYA POR TOULOUSE CON UN SIMPLE TRAMITE, POR LO QUE DICE LA NOTA DE QUE FUE ADULTERADA, ES UNA SANDEZ.
La historia fallida y abandonada de que el FRANCÉS MURIÓ EN LA GUERRA fue suplantada ahora por la de la DESAPARICIÓN, CUAL SI HUBIERA SIDO UN GUERRILLERO DE LOS SETENTA.
FRANCAMENTE Y CON TODO EL RESPETO QUE UD, ME MERECE, LA NOTA NO ME PARECE CON ENTIDAD SUFICIENTE COMO PARA ENERVAR LOS ARGUMENTOS OFICIALES.
Estrazulas también ubico un encuentro de BORGES CON GARDEL EN TACUAREMBO EN 1917, Raro en el porque es un hombre de gran ilustración; olvidó que el escritor, por entonces, se encontraba en Suiza, desde hacia varios años y desde donde regresó varios años después.
TODO ES BOCA DE GANSO. ELEGIDO, POR SUPUESTO.
Creo que ya le mande algunos de los nombres de los amigos del MUDO QUE LO CONSIDERABAN FRANCÉS. si no lo hice, dígamelo que se los mando. LE ALCANZA CON CADICAMO, AGUILAR, CANARO Y LEGUISAMO... ?
Reitero, mis disculpas por mi desprolijidad. CARLOS PERROTTA, desde Buenos Aires

RICARDO OSTUNI, desde Buenos Aires dijo...

También yo acabo de devorar ambas entrevistas de Luciano Londoño López, con mucho interés y creciente admiración. Debo anticipar que sus respuestas constituyen, por si solas, un breve tratado sobre lo esencial del tango y la historia de Gardel, tanto que me tiento de animarlo a que las publique a modo de folleto o plaqueta.
Es tan la claridad de sus respuestas y la enjundia de su conocimiento, que dudo que alguien pudiera expresar mejor, con tan pocas líneas, conceptos que han requerido hasta hoy miles de libros y notas periodísticas.
He leído la inconcebible respuesta del señor Aresi quien suele confundir las discrepancias con agravios, pero es tanto el fervor que demuestran los demás lectores que, si hablásemos matemáticamente, diríamos que es la excepción que confirma la regla.
Coincido con casi todos los puntos de vista de Luciano Londoño; tal vez sólo en cuanto a nuestras preferencias tangueras tengamos alguna opinión distinta. Me gusta, por supuesto, el tango UNA CANCIÓN, que es un gran tema, de inexcusable línea troileana por más que los autores de Que viejo estoy le hayan imputado plagio al monumental Pichuco.
Le envidio a Luciano Londoño su versación sobre la música del resto de América, yo apenas conozco algo sobre boleros, pero no le envidio los dardos que en este mismo momento estarán enviándole los francesistas buscando su desmérito. En realidad es muy difícil conversar con ellos y obtener argumentos que contradigan nuestras sospechas, sólo recibimos descalificaciones. RICARDO OSTUNI, desde Buenos Aires

Luis F. dijo...

Definitivamente Londoño López va perdiendo partida, deberían retractarse al meter la pata con lo de Gardel uruguayo. Su teoría de los indicios, viendo telenovelas, falló así como la historia comparada y otras sandeces de mentes calenturientas que no saben como cuadrar los datos para que el Zoral sea uruguayo. Simple, Londoño López debe acomodarse y conformarse con algo cierto, Gardel murió en Medellín y es nuestro, la partida de defunción aun no ha sido alterado y ahí está a sus ordenes.
Vamos haber cuando se retracta, para que nos diga que metió las cuatro y deje su orgullo.

Carlos Alberto dijo...

Habrá notado Sr. Londoño López, que los que lo reprueban no saben leer, ni escribir, ni contar, ni pensar.
¡De diez sus comentarios!

Amado Puerta Arango, desde Roma dijo...

Los conceptos de Luciano Londoño y los de cualquiera merecen respeto.

Ojalá todos los que gustamos del tango tuviéramos los conocimientos que muestra él en estas dos entrevistas. Un estudioso de su talla es un orgullo para el tango, aunque a veces uno no comparta alguna de sus opiniones. Amado Puerta Arango, desde Roma

IVÁN DARÍO GONZÁLEZ GONZÁLEZ dijo...

Felicitacines para Angie Lopera y Víctor Bustamante por las buenas entrevistas que lograron. Después de leer las mismas y los comentarios, veo que poco han evolucionado las criticas para Luciano Londoño.
Recuerdo que hacia 1983 ó 1984, en el Instituto para el Desarrollo de Antioquia, Luciano dio una charla sobre tango y en ella aludió con frecuencia a Julio De Caro. De repente un conocidísimo en Medellín amante del tango (cuyo nombre no digo para no avergonzarlo), interpeló a Luciano para preguntarle por qué hacía referencia a perfectos desconocidos, como el tal De Caro, y no hablaba de grandes creadores como Enrique Rodríguez y Armando Moreno. El sapientísimo don Hernán Restrepo Duque se acercó a él y algo le susurró al oído. El hombre depuso su actitud y abandonó el salón con mirada de aborrecimiento. IVÁN DARÍO GONZÁLEZ GONZÁLEZ

Enrique dijo...

Da gusto que un académico de la talla de Luciano Londoño López, exponga con tanta claridad el origen uruguayo de Gardel contra la fábula del origen francés.
Pienso que los francesistas deberían dejar de insultar a quienes son de una opinión diferente. Esta entrevista pone un punto final al tema del origen de Gardel.

Adolfo de la Cuesta dijo...

Enrique y otros son demasiado conformistas,. Cómo que don Londoño dio la orden y la bendición de que Gardel es uruguayo. No bastan los indicios sino las certezas y el señor; Londoño no tiene certezas sino la carreta de otros. Él lo único que ha probado es que Gardel murió en la ciudad colombiano de Medellín y eso se sabe en todo el mundo. Los uruguayos con su mente calenturienta no saben que historia inventar para quedarse con Gardel, pero él es más francés que el pan y menos terco que don Londoño.

JOHN RESTREPO LÓPEZ dijo...

Aunque soy seguidor de la teoría francesista sobre el origen de Gardel, tengo claro que, respecto a su origen, la única prueba es el ADN.

De todas manera, ello no me impide felicitar a Luciano Londoño porque una vez más logró su objetivo: Ser leído, poner a pensar a los amantes del tango y por consiguiente volver a poner al tango en primer lugar de los asuntos de la música popular.

Un Luciano Londoño es que necesitamos dentro de la teoría francesista, con su exposición clara, resumida y metódica. JOHN RESTREPO LÓPEZ

Isidro Ledesma dijo...

En la historia hay muchos errores y es de caballeros comprobarlo, lo que afirma el eminente investigador Luciano Londoño es falso, y él debería retractarse pues corre el peligro de que dudemos de sus investigaciones. Es tan clara la certeza de que Gardel nació en Francia que es necio y de poca inteligencia continuar diciendo que el Zorzal nació en Uruguay. Por dios a quien se le ocurre seguir afirmando esta teoría. Los seguidores de Londoño López, poco a poco irán cayendo en razón y él también entrará en razón. Por mucho que sepa de tango. No tiene derecho a continuar con esta falacia. De seguir concluiré que tiene una mente calenturienta y caprichosa.

JCE dijo...

II. LA HISTORIA DOCUMENTAL

Primer Tramo

1ª. Planilla del Hospital de La Grave en Toulouse, donde Berthe Gardes ingresa el 10 de noviebre de 1890, siendo su parto el Nª 237 del Libro de Nacimientos del Establecimiento;

2ª. Partida de Nacimiento Nª 2481, Folio Nª 311 del 11 de diciembre de 1890;

3ª. Certificado de Reconocimiento, por parte de su madre Marie Berthe Gardes, Nª 280 del 22 de diciembre de 1890, legalizado por la Alcaldía de Toulouse;

4ª. Fe de bautismo del 11 de diciembre de 1890, Folio Nª 191, suscrito por el sacerdote Bertrand, siendo testigo Marie Arnold;

5ª. Legitimaciòn jurìdico-Pericial del Testamento Hològrafo firmado por Carlos Gardel, donde se retifica, asumiendo su verdadera identidad, como Carlos Romualdo Gardes, concordante con su Partida de Nacimiento;

6ª. Juicio Sucesorio sustanciado en la Argentina en agosto de 1935, Nª 16326, Libro 7108, del Tribunal de Primera Instancia en lo Civil a cargo del Juez Horacio Dobranich. Se protocoliza el Testamento Hològrafo, ratificando sus datos filiatorios de origen,como Charles Romuald Gardes y RETIFICANDO su apellido de Adopción, como Carlos Gardel;

7ª. Juicio Sucesorio en Montevideo. ROU, a cargo del Juez de Primera Instancia en lo Civil. Francisco Jurdi Abella, que falla, sin oposiciones, a favor de Doña Berta Gardes, como heredera Universal de su hijo, identificado indistintamente como Carlos Gardes o Carlos Gardel, el 14 de abril de 1937, Expediente Nª 35, Folio Nª 66, Nª 747/42, en base a la Documentaciòn requerida, por via Diplomática, ateniendose a lo escrito en el Testamento Hològrafo.

8ª. El Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, en la persona de la Jueza Fabiana Schafrik, por Resoluciòn Nª 268/69 deniega un pedido de ADN solicitado por el C.E.G, fundando su negativa, conforme al Punto F y G , en "Cosa Juzgada". "En ambos Juicios Sucesorios -ratifica la Magistrada- se ha resuelto que la ùnica heredera fue la madre del reconocido cantante Argentino, Señora Berta Gardes".

9ª. Pericia Policial confirmatoria de las huellas dactilares identicas entre las que figuran en el Pasaporte de Carlos Gardel de 1923 y las que figuran en la Planilla de Detenciòn de 1904 de Carlos Gardes, practicada por los forences, Drs. Torre y Fenoglio;

10ª Prueba Caligràfica, sin anormalidades, practicada en el original del Testamento Hològrafo del 7 de noviembre de 1933, suscripto por Carlos Gardel, certificando el cambio de apellido por un seudònimo, por razones artìsticas, en lugar de su apellido de origen. (" Policia y Criminalìstica", volumen 362, pag. 41, octubre de 2005. Editorial Policial )

11ª. El Estado Frances, a traves de sendas cartas del Presidente Jaques Chirac, del 9 de agosto de 2006 y el actual mandatario Nicolas Sarkozy, del 20 de febrero de 2008, ratifican expresamente, el origen galo de Carlos Gardel-

En resumen, el Testamento Hològrafo que pone blanco sobre negro, acerca de la verdadera identidad de Carlos Gardel, deja sin sustento legal el seudònimo con que se registra, el 8 de octubre de 1920 como uruguayo y la documentaciòn derivada del mismo.
En definitiva, es el soporte jurìdico de Los once (11) elementos documentados puntualmente, a lo largo de esta exposiciòn, que liga en una misma persona a Gardes-Gardel.
Por otra parte se prescinde de toda manifestaciòn subjetiva, de caràcter testimonial, que si bien ratifica su identidad, resulta sobreabundante, complementaria y de menor sustento probatorio. (Declaraciones de amigos, afirmaciones periodìsticas, etc )

b) SEGUNDO TRAMO (ROU)

La matrìcula de inscripciòn en el Registro de Nacionalidad en el Consulado Uruguayo, Nª 10052 del 8 de octubre de 1920, es el ÙNICO DOCUMENTO BASE, que da origen a la Cèdula de Identidad, Pasaporte y Carta de Ciudadania Argentina. Dichos documentos pasan a ser instrumentos subalternos, desprendidos de la Matrìcula Madre.
A parte del registro de referencia, no existen, con valor jurìdico, otros documentos, hechos y circunstancias, independientes, que ameriten una constancia de la presunta nacionalidad oriental, de Carlos Gardel. Jamàs se ha exibido Partida de Nacimiento alguna, que acredite su nacimiento en Uruguay. Tampoco, Certificados Escolares o de otra ìndole, con fuerza probatoria.
En consecuencia el 8 de octubre de 1920 se registra en el Consulado en Buenos Aires como nacido en Tacuarembò, Uruguay, el 11 de diciembre de 1887. No se molesta en cambiar el dia y el mes de su registro en Toulouse. Tampoco aporta Partida de Nacimiento y se vale de dos testigos uruguayos -uno de ellos Razzano- (1).
Se ampara en la ley Nª 3028/30 de 1906, artìculo Nª 82, apartado cuarto.
El objetivo ùnico de esa ley es proporcionar Protecciòn y Auxilio a los ciudadanos uruguayos residentes en el Exterior. Ademàs, tiene las siguientes limitaciones:

a) Tiene validez por un (1) año y no fue renovada, nunca, por Carlos Gardel

b) Su registro es optativo y los menores estan excluidos;

c) La inscripciòn es, a referendum, de que los agentes consulares, verifiquen, de acuerdo con el artìculo Nª 79, la veracidad de su registraciòn en el Registro Civil de su nacimiento (Ley Nª 1430 del 11 de febrero de 1879);

d) No se menciona ninguna facultad para otorgar carta de ciudadania, salvo los nacidos en jurisdiciòn Consular (Art. Nª 89)

Este salvoconducto vencido, que poseia Gardel, no figura, ni es requerido, en ninguno de los juicios sucesorios. Los demàs documentos desprendidos de ese salvoconducto que portaba Gardel, se basan en dicho registro y no en una Partida de Nacimiento inexistente.


______________

( 1 ) Josè Razzano documento junto a Defino el origen legalizado de Carlos Gardel al formalizar la trasferencia de derechos, pertenecientes Charles R. Gardes, en un protocolo notarial posterior al fallecimiento de Berta Gardes- (Colecciòn Bruno Cespi)
.....

Para su conocimiento
Juan Carlos Esteban

Mauricio Geloz dijo...

¿Razzano firmó eso, el mismo Razzano del que Armando Defino dice en su libro "La verdad de una vida" que estaba tramitando con Aguilar la repatriación de los restos de Gardel a Uruguay ante el presidente Terra?. Si lo creía francés debió tramitar esa repatriación a Francia.
¿Afirmó alguna vez que Gardel era francés antes de acceder a sus derechos de autor?
Pensándolo bien, por 300.000 dólares al año yo también estaría dispuesto a jurar que Gardel era francés.
Indispensable su exposición de motivos, Sr. Londoño, que muestra la cantidad abrumadora de indicios que colisionan con la versión oficial.

Gardel renovó su pasaporte diciéndose nacido en Tacuarembó en 1887 el 2 de diciembre de 1933, cinco días antes de la redacción del testamento. Verlo en página http://gardel.us/45_pasaporte_1933
Y tramitó una cédula de identidad en Venezuela, con la misma nacionalidad el 20 de abril de 1933, en fecha posterior a la redacción del testamento.

Mauricio Geloz dijo...

Sobre la documentación uruguaya pueden leerse las opiniones autorizadas de profesionales como el Dr. Arezzo Posada y el escribano Freddy González Araujo
http://carlosgardel-batiendolajusta.blogspot.com/

Para comprobar la falibilidad de la justicia argentina no hay más que leer los diarios de los últimos 100 años.

Orestes Silva dijo...

Contundente y abrumadoras todas estas certezas. Qué dirá Londoño a todo esto. Ya sabemos<: va a hablar de envidia o pondrá a sus corifeos a que saquen la cara por él, Sabemos que va a llamar un amigo de Argentina, de Usa, de Bello o de Tacuarembó
Y callará porque ante estas pruebas es mejor no hacer el ridículo. Londoño es la única persona en el mundo que dictamina que Gardel nació en Uruguay mirando libros y testimonios de segunda mano.

Armando Lofiego dijo...

Veo que Don luciano Londoño, entre los excelentes conceptos que vierte en sus entrevistas, dice: "En lo que tiene que ver con el origen de Gardel la prueba definitiva, como es apenas obvio, es el examen de ADN."
La suya es una opinión honesta y abierta.

JAIRO CADENA LEON, historiador, Bogotá. dijo...

¡Se puede decir más alto pero no más claro! ¡Luchemos por afianzar la tolerancia! Admiro los conceptos expresados por Luciano Lodoño en sus entrevistas y rechazo los insultos que recibe por ellos. Soy de los que creen que no debemos tener miedo al conocimiento histórico.
La Constitución Colombiana protege los intereses de las minorías que piensan o actúan de manera diferente y que corren el riesgo de ser marginadas, perseguidas o incluso reprimidas por mayorías duraderas o circunstanciales.
La historia está plagada de manifestaciones de intolerancia. Observo en la vida cotidiana actitudes extremas por parte de individuos que parecen ignorar que están afectando los derechos de los demás. Seremos más tolerantes cuando inculquemos a nuestros niños la importancia del pluralismo y la diversidad; cuando aprendamos a celebrar las diferencias de ideas y opiniones, en lugar de temerles y callarlas; cuando entendamos el poder inmenso del diálogo y el consenso en un entorno de transparencia y absoluta libertad de expresión.
A partir de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre (1948) se han alcanzado avances en materia de tolerancia y respeto de las minorías. Sin embargo, se siguen produciendo constantemente injusticias, abusos y atropellos de distinto orden que reflejan que la lucha por afianzar la tolerancia, como ocurre con la libertad y la democracia, constituye un desafío permanente, un proyecto inacabado que enfrenta nuevos y viejos obstáculos.
La tolerancia es el grado de aceptación frente a un elemento contrario a una regla moral, civil o física: apunta a la capacidad de un individuo o grupo de admitir como válida una idea, símbolo o acción con la que no está de acuerdo. Implica reconocer la legitimidad de las diferencias, el derecho de otras personas a pensar y actuar de forma distinta de la de uno, incluidos valores y creencias religiosas, sociales y políticas.
La tolerancia constituye, de este modo, uno de los principios fundamentales de la democracia moderna y se entronca con la última gran revolución que protagonizamos los seres humanos y que, por suerte, no ha perdido aún vigencia: los ideales de la Ilustración.
La tolerancia es, como todo concepto, una construcción histórico-social: refleja y es a la vez expresión de los conflictos, los valores, los debates de ideas y los mecanismos de acción colectiva y participación de una sociedad en un momento determinado. Por eso, la idea, el alcance y los límites de la tolerancia se han modificado históricamente.
Sirvan pues estas reflexiones para invitar a los amigos del tango a ser respetuosos y tolerantes y a nutrirse con las ideas que son contrarias a sus opiniones. JAIRO CADENA LEON, historiador, Bogotá.

PEDRO JAVIER GIRALDO dijo...

Excelentes las entrevistas que sobre tango concedió Luciano Londoño. E independientemente de lo que uno piense sobre el origen de Gardel, los conceptos de Londoño están muy bien expuestos.

Leyendo las opiniones publicadas de quienes lo han leído, no queda duda que Londoño logró captar la atención de los amantes del tango. Esa es la mayor prueba de que Londoño es leído, que tiene peso y que lo que dice es serio y coherente, por ello la preocupación de sus contradictores. PEDRO JAVIER GIRALDO

Rocío del Socorro Gómez, Psicóloga dijo...

Felicitaciones para Luciano Londoño. Angie Lopera y Víctor Bustamante deben sentirse satisfechos por el éxito que han tenido las entrevistas que a él le hicieron.
Las mismas son un buen resumen de lo que ha sido el tango en Colombia, en los últimos 50 años, y del debate sobre la nacionalidad de Gardel. Pienso que el número de personas que hemos opinado en este blog sobre los conceptos de Londoño es abrumador.
Si lo dicho por Londoño en sus entrevistas no fuera interesante o si Londoño no fuera el reconocido investigador que es, pues entonces no tendría tantos lectores y las personas que no comulgan con sus opiniones no se verían obligadas a refutarlo, muchas de ellas de manera ofensiva y con insultos.
Cada persona que opine en este blog es un punto más a favor de LUCIANO LONDOÑO. Como bien lo dice el historiador Jairo Cadena León: los amantes del tango debermos ser respetuosos y tolerantes y debemos aprender a nutrirnos con las ideas que son contrarias a nuestras opiniones. Felicitaciones de nuevo.Rocío del Socorro Gómez, Psicóloga

MARIO M. BELTRÁN dijo...

El montón de opiniones que aparecen en esta página respecto a la nacionalidad de Gardel demuestran que, como lo expresa Luciano Londoño, se hace necesario practicar la prueba de ADN.

Gracias Luciano por las entrevistas y por ilustrarnos sobre este aspecto del tango. MARIO M. BELTRÁN

Ignacio Sierra Piedrahíta dijo...

No quiero opinar sobre el origen de Gardel porque, aunque soy de quienes creen que es francés, espero que se practique algún día la prueba científica que despeje las dudas que subsisten hoy.

Simplemente quiero felicitar a Luciano por las entrevistas que aquí aparecen. Adelante Luciano Londoño, con esa manera clara y metódica de difundir los temas sobre tango. Ignacio Sierra Piedrahíta

RODRIGO MORENO GIL, historiador dijo...

Aprendí leyendo al pensador colombiano Estanislao Zuleta que en las discusiones debe haber reciprocidad lógica, lo cual significa que quienes entran en ellas deben ponerse previamente de acuerdo acerca de las reglas de la argumentación que van a emplear y, desde luego, seguirlas. Así las cosas, parece sensato pedir que si alguien pretende replicar lo que opinó Luciano Londoño, por lo menos lea esto último y argumente contra las tesis que ahí se exponen, mas no poniendo en boca suya lo que no ha dicho, como tampoco citándolo fuera de contexto y tergiversándolo.
Dice Savater: "Uno respeta más al otro cuando le puede hacer críticas y comentarios, porque lo considera un ser civilizado que no va a matarlo por ello". Es el derecho a disentir libremente sin presiones o intimidaciones. Felicito a Luciano Londoño por sus entrevistas y por sus criterios civilizados de respeto a los demás. RODRIGO MORENO GIL, historiador

Azucena dijo...

Después de la lectura de tan sesudos comentarios voy a dar mi sencilla opinión de lectora y espectadora:
Para mi Gardel era uruguayo, indocumentado, un chico abandonado que recién de grande vio la necesidad de documentarse.
Escribió de acuerdo con Defino ese testamento "ológrafo” ¿sospechoso no? Para que Berta lo herede, sino su bienes iban a parar al estado. Se hizo pasar por el hijo muerto de Berta.
Siempre hay un grupo de ventajeros que siguen sacándole el jugo al verso de un Gardel franchute.
Si Gardel hoy se levantara diría, “paren muchachos, no era para tanto. Berta era una pobre vieja baqueteada sin un mango, y Defino una porquería de tipo”
Azucena.

Jorge Arango dijo...

En Medellín hay dos clases de tangueros:
1. Los "tradicionales", cuyo perfil es: solamente tangueros. Poca lectura (salvo las carátulas de los discos de tango. De lecturas de otra índole, de cultura general, nada). pantalleros y posudos, siempre atentos a cualquier llamado de la prensa, radio, T.V. o alcaldía.
Recalcitrantes en sus opiniones mal fundadas.
Amantes del tango de 1950 para atrás, "enemigos" de Piazzolla y de cualquier vanguardia.
Los que dicen saber de tango, son dateros: saben cuántos tangos grabó fulano con la orquesta de perano, en qué año grabó mengano tal canción, etc.

2. Los no tradicionales, grupo reducido, del que tan solo conozco a Luciano Londoño y al Dr. Jesús Vallejo Mejía. Estos se caracterizan por: gusto por diversas clases de música (bien sea popular o culta).
Capacidad enorme de lectura y asimilación.
Capacidad de emitir conceptos claros más allá de datos o anécdotas.
CAPACIDAD DE ANÁLISIS.
Generosidad a la hora de compartir la música y los libros.

Luciano, a eso le suma su capacidad de trabajo, su afición por dar a conocer lo que hace, su amistad por muchos años con personajes de verdad importantes del mundo musical.


Ya en otra página había opinado yo que Luciano es el único investigador musical serio que hay en Colombia. Agrego ahora que es el único en nuestro medio que merece ser llamado Académico. El único que produce y difunde conocimiento. El único que abre el panorama intelectual y cultural de la música popular.
La Academia de tango de Medellín no es más que un cónclave de aficionados al tango, coleccionistas de discos y propietarios de reconocidos cafés de tango, cuya labor no se ve por ningún lado.

Jorge Arango

Gloria Elena Botero dijo...

Creo que al doctor Jorge Arango Lopera le faltó dentro de los tradicionalistas una subespecie de amante del tango en Medellín y es aquella compuesta por los que nunca da la cara, los que ponen a su mujer a que decir opiniones que ellos no tiene el valor de decir, aquellos insultan con nombres supuestos, aquellos que utilizan a otros para ofender e insultar, en fin, toda esa "siniestra escuela" de envidia e ignorancia que mantuvo por décadas entre nosotros Hernán Caro y que al parecer ahora tiene alumnos en la Academia del Tango. Gloria Elena Botero

Álvaro Vélez Isaza dijo...

Estas dos entrevistas de Luciano Londoño sobre tango nos remontan en el tiempo y vuelve la nostalgia, nuestra cultura Paisa no puede relegar al maravilloso tango. Tampoco falta el atarbán, maleducado, guache que siempre como el mosco en la sopa la embarra sacando su frustración personal en el blog, y al no tener argumentos toma el arma más ruin: el insulto y la grosería para descalificar a quien como Luciano hace por el tango, mientras que los groseros nada hacen. Felicitaciones para Luciano Londoño. Álvaro Vélez Isaza

ANGIE LOPERA dijo...

Respecto a las conversaciones con Luciano Londoño, bien fundada la opinión de nuestro queridísimo amigo el médico Jorge Arango Lopera, estoy ciento por ciento de acuerdo porque si lo dice Jorge, así es. ANGIE LOPERA

Anónimo dijo...

Lamentablemente debo inferir que la entrevista que se publica y gran parte de sus comentarios, constituyen una operción de prensa en favor de un cuestionado personaje como Londoño López.

Héctor J. Silva dijo...

Este tipo de comentarios es característico de quienes no consiguen despertar tamaña repercusión por sus notas, ni la admiración y aprobación de personas calificadas, y actúan impulsados por la envidia.
La capacidad y honestidad investigativas del Sr. Londoño López no pueden ser puestas en duda por ninguna persona inteligente.

William Gutiérrez Orozco dijo...

Creo que debemos agradecer a Luciano Londoño por estas dos entrevistas, en las cuales responde a las preguntas que le fueron formuladas y en las cuales él agradece a todos aquellos que le hacemos el favor de leerlo.
No es con insultos sino con argumentos y/o pruebas como se logra una demostración. Creo que las opiniones de los demás no se deben atacar de manera vulgar y menos tratando de desacreditar a quien las expone. Y lastimosamente es lo que sucede respecto a las opiniones de Luciano Londoño.
Para aclarar el origen de Gardel es necesario y debe hacerse la prueba de ADN. No veo que hayan sido desvirtuadas sus afirmaciones ni las de los intelectuales argentinos que menciona Luciano. Sobre este tema, él dejó claro que es “de los que piensan que es sano ventilar todo tipo de ideas, como único camino de llegar a la verdad…” y agregó “En lo que tiene que ver con el origen de Gardel la prueba definitiva es el examen de ADN. Ella contribuiría a aclarar muchas de las dudas actuales”. William Gutiérrez Orozco

GUSTAVO QUINTERO OROZCO dijo...

Felicito a Luciano Londoño por la forma didáctica como expresa sus conceptos de tango. Tiene razón en su comentario el historiador JAIRO CADENA LEON, debemos ser respetuosos y tolerantes y debemos aprender a nutrirnos con las ideas que son contrarias a nuestras opiniones. GUSTAVO QUINTERO OROZCO

Susana Fabrikant, desde Buenos Aires-Argentina dijo...

Más claro imposible, no queda duda alguna acerca de la posición del médico Jorge Arango Lopera expresada en este blog. Le da con un caño a la Academia Colombiana del Tango y a los que se creen autoridades en la materia. Susana Fabrikant, desde Buenos Aires-Argentina

Pepe Aresi dijo...

Es sumamente complaciente llamar een el tema Carlos Gardel, investigador a una persona que solamente se limita a nombrar y repetir cosas dichas por otros, hace ya mucho tiempo.

El señor Londoño se olvida o no ha leído, toda la bibliografía sería que existe y que invalidan los dichos por él copiado.

Yo no le reconozco títulos a él ni a quienes nombra de poder opinar sobre Gardel, pues no han convivido en lo más mónimo con su persona.

El periodista uruguayo Alfredo Carlos Dighiero fue elocuente en hacer las declaraciones y firmarlas, que luego le valieron haber sido raleado del medio por quienes no han alcanzado su alta catadura moral y académica.

Escribió Dighiero:

Montevideo, junio de 1997

Señor
Carlos Luna
Agrupación Amigos del Tango
La Plata (Bs.As.)

“Querido Hermano:
Les agradezco por carta, como lo hiciera al aire, la hermosa distinción de que me han hecho objeto y que mucha repercusión tuviera en nuestro medio. No solo le di amplia difusión en C.X. 38 sino también en C.X. 16 Radio Carve donde estoy como invitado de lunes a viernes de 14 y 30 a 14 y 45 hs. con mi homenaje diario a Don Carlos.
Estimado colega, y hermanos argentinos, creo que Uds. saben bien el momento que se está viviendo en mi patria con el negocio infame del "Gardel uruguayo" invento canallesco y donde se niega y denigra groseramente toda la vida real de El Mago como ser su entrañable amor filial, Doña Berta, o La Venerable Doña Berta, madre del inmortal cantor, como expresara Canaro en su libro de memorias. Aquí en este Uruguay que tanto quiso el cantor, he quedado solo, periodísticamente hablando, ya que la conjura es total y hay un pacto entre todos los medios de prensa (oral, escrito y televisivo) para "adherirse" a la gran mentira de un grupo pequeño, pero tremendamente poderoso y organizado. Obviamente para ellos no existo, la ignorancia a mis veinte años de labor e investigación es absoluta, pues saben muy bien, que yo sé y puedo demostrar en tres minutos la "telenovela" que han montado.
Como se podrá imaginar y ustedes lo escuchan, los combato con todas mis armas que son las voces de la historia, que los desnudan plenamente. Claro que no puedo ir a una guerra total, pues podría costarme la supresión de mi actividad radial ya que manejan también parte de la actividad política y yo estoy en una radio estatal y por lo tanto puedo llegar hasta cierto límite. Yo lo que les pido por lo que más quieran es que a nivel de medios de comunicación en toda la Argentina desenmascaren a estos tránsfugas, indignos de ser uruguayos y mucho menos rioplatenses. No les interesa para nada el tango ni Gardel, les interesa un falso patriotismo, el revanchismo histórico contra nuestros hermanos del Plata y el gran negocio, toda la plata, es decir el dinero que se movería, con la difusión de que Gardel es de Tacuarembó.
Es fácil hacer todo esto 62 años después de Medellín cuando casi todos los testigos de la historia están muertos. Que dirían si pudieran ver este carnaval...Pintín Castellanos, Juan Carlos Patrón, Víctor Soliño, Ramón Collazo, Antonio Mondino, García Jiménez, Edmundo Guibourg, Tito Lusiardo, Francisco Canaro, Celedonio Flores, Anselmo Aieta, Enrique S. Discépolo, Inneo Leguisamo, Francisco Maschio, Carlos C. Lenzi, Mona Maris, Vicente Padula, José Razzano y tantos más. Sé que el 24 de junio fecha sagrada, como la del 11 de diciembre, para los tangueros de ley, parte de esta mafia va a estar en la Chacarita y en el programa de Mirtha Legrand. Yo les pido por la memoria de Gardel, por el honor de su madre y la de sus seres queridos, que uno de ustedes esté allí presente, que busquen el medio para participar en ese programa televisivo y decirles que la historia que ellos presentan, está trazada con mentiras y fantasía total.
No dejen que el pueblo argentino, al cual tanto amó Gardel, pueda pensar por desinformación o por no conocer la historia única, real y auténtica, lo que ellos digan que Gardel es producto de un incesto, que fue un chico de la calle, que Berta fue una vulgar prostituta y que nunca significó nada para Carlitos, que fue un delincuente y que vivió de las mujeres.
Crean que estoy muy triste por todo esto, lo vivo y lo siento como si fuera parte de mi familia, porque de alguna manera en realidad es así, por eso les pido una mano por Carlos, por la verdad y rigurosidad histórica.”

Alfredo Carlos Dighiero ()

Este concepto siempre fue compartido por las personas que se ocuparen realmente de la vida de Carlos Gardel,
tales como los autores que Londoño no leyó. Algunos de ellos son:

Simón Collier, Hamlet Peluso , Eduardo Visconti, Miguel Ángel Morena, Juan Carlos Esteban, : Raúl O. Torre Y Juan J. Fenoglio, Rodolfo Omar Zatti, Julián y Osvaldo Barsky y otros más que ahora no vienen a mi memoria.

Por eso como bien se dijo con anterioridad, een el tema Carlos Gardel, el señor Londoño se ha quedado en el tiempo.

En cuanto a aspectos personales no entro a opinar. Soy extranjero en Colombia y no me meto en sus cosas, pero deseo dejar expresado aquí algo que dijera el señor José Gobello y que realmente resume el verdadero sentido de la palabra "tanguero", tal cual lo interpretamos los porteños.

Aclaro que yo no soy, ni me valgo de un "nick". Yo expreso mi verdad de frente, sin insultar, pero sin obviar evidentes omisiones conceptuales de otras personas, en este caso del señor Luciano Londoño López.

Como dice Don Carlos ... "Yo se que ahora vendrán caras extrañas ...". No me importa, lo que digo es verdad y no "puro cuento"

Un afectuoso saludo a los hermanos gardelianos, a quienes pido disculpa por lo extenso de esta nota.

José Pedro Aresi

Mercedes Colman dijo...

Ahora espero los rostros extraños de los amigos de Londoño que vienen a sacar la cara por él, porque Londoño los pone a hablar en su nombre. Todo es contundente: Gardel es francés y aun así lo amamos en Buenos Aires. Uno nunca puede posar de ser autoridad en el tango con tamaños errores.

Martina Iñiguez dijo...

Carlos Gardel fue fotografiado en una escuela del barrio Sur de Montevideo antes de que Berta Gardes llegara a Buenos Aires con su hijo francés, lo que demuestra la existencia de dos niños, uno cuyo nacimiento está inscripto en Toulouse y el otro, un indocumentado que de adulto se llamó Carlos Gardel.

El día 8 de noviembre de 2007, hace ya más de un año, desafié públicamente al Sr. Juan Carlos Esteban, en nota publicada en el Semanario "Búsqueda" de Montevideo y en correos privados que fueron enviados a los defensores del Gardel francés con las siguientes palabras:
Desafío públicamente al Sr. Juan Carlos Esteban a que presente las PRUEBAS que él o las instituciones que lo respaldan puedan aportar para invalidar el HECHO EVIDENTE E IRREBATIBLE, de que la fotografía escolar de Carlos Gardel fue tomada en la escuela Nº 27, del barrio Sur de Montevideo, o bien las PRUEBAS que demuestren que fue tomada en alguna "supuesta" e "hipotética" escuela de Buenos Aires, similar a la de Montevideo, agregando en ese caso, planos de la misma, otras fotografías tomadas en el mismo local y los antecedentes testimoniales que permitan justificar que se la mencione.

No hay NINGUNA IDENTIFICACIÓN VALEDERA que determine que el niño francés cuya trayectoria escolar transcurrió en Buenos Aires FUE LA MISMA PERSONA QUE LUEGO SE LLAMÓ CARLOS GARDEL.

En junio de 2008 fui citada por la Comisión de Cultura del Parlamento Uruguayo, para exponer lo investigado con la colaboración del Museo Pedagógico de Montevideo sobre la escolaridad de Carlos Gardel en el barrio Sur de esa ciudad, antes de que Berta Gardes llegara a Buenos Aires con su hijo francés.

Desde entonces, y después del fallido intento de los miembros del C.E.G. de ser también recibidos por la mencionada comisión, he sido objeto de una campaña de difamación perpetrada a través de foros y páginas de Internet por quienes dicen apoyar las investigaciones “serias” sobre Carlos Gardel.
Invito al Señor Aresi a demostrar que no es él quien se quedó en el tiempo, y ya que dice expresar su verdad de frente y sin insultar, le agradecería me informara en que escuela de Buenos Aires supone fue tomada la única fotografía escolar conocida del cantor Carlos Gardel y qué pruebas puede aportar para demostrarlo.
Reitero mi adhesión al Sr. Londoño López y adhiero a quienes consideran válido atacar argumentos con otros argumentos más sólidos, todos podemos equivocarnos, pero no utilizar la injuria contra el investigador.

Invito a leer:
http://fotosmartinai.blogspot.com/
- sábado 15 de diciembre de 2007 - CARLOS GARDEL - EL DERRUMBE DE LA “HISTORIA OFICIAL”
lunes 22 de octubre de 2007 - CARLOS GARDEL - La Escuela de Durazno y Médanos - Documentación
- lunes 21 de mayo de 2007 - CARLOS GARDEL - Fotografías que definen su identidad

Pepe Aresi dijo...

Bueno, yo anuncié que vendrían carasa extrañas, por así llamar a quien se obstina en publicitar, una fábula perfectamente destruida por diversos trabajos y que ni siquiere fue tenida en cuenta por el Parlamento Uruguayo, que resolvió archivar esa presentación de la cual habla la señora Martina, que en lugar de desafiar a un investigador como Juan Car4los Esteban, debería tomar nota de todos los pormenores que han destruido su fábula y no insisitr más en ella, pues no es aconsejable ni prudente, engañar a las personas de bien que concurren a los foros o sitios de Internet, en busca de la VERDAD HISTÓRICA.

Un abrazo a todos

Jósé Pedro Aresi

jOSÉ pEDRO aRESI

Lucía Améndola dijo...

La historia es fruto de las investigaciones, los documentos, la memoria colectiva, el boca a boca. el escuchar todas las campanas y comparar testimonios.
La historia oficial (tal cual la película) cuenta de que manera aberrante se engañaba a los argentinos. La historia oficial de el origen francés de Gardel,es una historia aberrante de mentiras dichas y repetidas hasta el cansancio.
Yo vi los documentos de Gardel uruguayo, en cambio de Gardel francés, no hay ninguno, hay una partida de nacimiento de un ñiño francés sin padre, que puede ser cualquiera, y un testamento que escribió Gardel haciéndose pasar por un francés para que su madre adoptiva lo herede y no dejarle la guita al estado (qué genio! en esa época!)
la histroria dirá a través de lo que leemos en esta época, que Gardel era uruguayo. Hay muchos documentos que dicen que era uruguayo, hay uno solo que dice que eta francés.
Lucía Améndola

Enrique Limonchi dijo...

Señora Améndola: Lo que usted dice es un "slogan" ya muy gastado y además totalmente errado. Carlos tenía otra manera de dejar a Berta como heredera, sin necesidad de hacerse pasar por francés.

Para opinar hay que conocer u usted parece que le está errando muy feo.

Hay un solo documento falso de Gardel. Los demás por propia gravitación proceden del mismo, ya que muy pronto de obtenido y antes que venciera sin remedio, Carlos se nacionalizó argentino y sacó documentación argentina. Gardel jamás tuvo documentación uruguaya.Es preciso entender las cosas. La versión uruguaya es pura habladuría y no contiene una sola prueba; pero en fin señora si a usted le gusta, siga pensando equivocadamente.

Rodrigo de la Serna dijo...

Hay que ser muy necio para decir a una persona cuyos estudios se desconocen: “para opinar hay que conocer y usted está errando muy fiero”.
Sobre todo para decir semejante barbaridad como que los documentos expedidos por la policía federal argentina son falsos y un testamento no certificado por escribano es bueno.
Me da la impresión de que los pocos que defienden la teoría del origen francés de Gardel están viviendo en un frasco y no ven lo que pasa en la realidad.
Y además de creerse dueños de la verdad son bastante inciviles.
Rodrigo de la Serna

Leonardo dijo...

Hay una sola verdad histórica; Gardel murió en Medellín, por esa razón es mas nuestro que cualquiera, aquí puso final a su vida en pleno apogeo de su arte. Nadie ni los uruguayistas ni los francesistas pueden quitarnos ese honor de que el Mago, el Inoxidable, el mudo, es mas antioqueño que cualquiera de nosotros. Nosotros lo velamos, lo vimos por ultima vez, nosotros le rezamos, nosotros, los masones de estas tierras lo tuvimos en la catedral después de que fue rezado, nosotros lo llevamos en carroza fúnebre al cementerio de san Pedro, qué más quieren ustedes, mientras se pelean por su lugar de nacimiento Gardel es parte de Medellín, es nuestro icono

Javier Velásquez, desde Australia dijo...

He leído las entrevistas sobre tango concedidas por Luciano Londoño y lo felicito por su conocimiento y la manera clara como lo transmite. Y dentro de las opiniones expresadas por las personas que visitan esta página, que bién las palabras del doctor Jorge Arango Lopera, respecto a Luciano Londoño, las cuales me llenaron de emoción, las encuentro certeras y justas, la verdad es que toda la razón la tiene; es maravilloso saber de que se hace justicia y reconocen los méritos de quién es verdaderamente un cuidadoso investigador como Luciano Londoño, de corazón digo que estoy orgulloso de él y que siga para adelante, pues le deseo lo mejor siempre. Javier Velásquez, desde Australia

Pedro José Cancino, Buenos Aires-Argentina dijo...

He leído las entrevistas de Londoño y los 96 comentarios hasta ahora publicados. No concuerdo con lo groseros e insultantes de algunos de ellos, pues pienso que ante todo se deben respetar las ideas de los demás y si van a rebatir debe hacerse con altura y argumentos, no con vulgaridades y bajezas.

Realmente pienso que a alguna gente el calor del verano en Argentina no les viene bien.
Creo que el mejor camino es el que escogió Londoño, como es el de no responder a ninguna comunicación que provenga de gente de con tan poca capacidad de argumentación, tan bajo perfil y tan poco respetuosa de los demás, porque a estos individuos no les interesa analizar o discutir alguna posiciòn, sino imponer sus verdades. Ello los ha llevado, más de una vez, a incurrir en actitudes sencillamente detestables. No se que consiguen de ese modo pero así actúan.

Por fortuna, dados los conceptos expresados en las entrevistas, Londoño no tiene nada que aclarar porque siempre ha sido claro y coherente y jamás agravia a nadie. Pedro José Cancino, Buenos Aires-Argentina

JOSE OBDULIO URIBE MONTOYA dijo...

Me inspiran verdadera pena quienes insultan a Luciano Londoño por sus opiniones sobre el origen de Gardel. Aparte de irrespetuosos son poco pertinentes pues no veo que hayan opinado sobre las entrevistas que leyeron, simplemente se limitan a opinar sobre el aspecto de las entrevistas respecto al cual "los mandaron" a insultar, pues ninguno habla sobre la prueba de ADN y tampoco dan un solo argumento que pueda debatir lo afirmado por Londoño.
Con contrincantes tan poco preparados para adelantar un debate civilizado, pienso que Londoño podrá seguir preocupándolos con su exposción coherente por mucho tiempo. JOSE OBDULIO URIBE MONTOYA

Eduardo Henao López dijo...

Como lector desprevenido de las entrevistas concedidas por el señor Londoño, me queda el convencimiento de que Londoño es un investigador destacado porque de lo contrario esta página no tendría tantas opiniones expresadas por los lectores.

Dada la experiencia y seriedad del periodista que citaré, creo con Reinaldo Spitaletta que "Luciano Londoño es el máximo investigador del tango en Colombia". Y con el doctor Jorge Arango repito que " Luciano es el único investigador musical serio que hay en Colombia. ...es el único en nuestro medio que merece ser llamado Académico. El único que produce y difunde conocimiento. El único que abre el panorama intelectual y cultural de la música popular". Eduardo Henao López

Helena Arango Vélez dijo...

Soy de aquellas personas que creen que Gardel es francés, pero lamento y me indigna la vulgaridad y poca claridad narrativa y argumentativa de uno que opina de nombre Aresi.

Pienso que con su bajo estilo y patanería es mucho el daño que le hace a la tesis francesista, le quita seriedad al debate y aleja a lectores que en manos de personas más decentes podrían sumarse a la causa francesista.

Finalmente felicito a Luciano Londoño por sus entrevistas y le agradezco los conocimientos que transmite en las mismas. Helena Arango Vélez

Mauricio Maya Rodríguez dijo...

Como francesista veo que Luciano Londoño López ganó esta batalla, confío en que no gane la guerra.
Luciano Londoño, con sus buenas entrevistas, logró una vez más su objetivo de difundir indicios y testimonios sobre el origen uruguayo de Gardel. Y los francesistas le hicieron el juego al leerlo, no debatirlo con argumentos e insultarlo. Mauricio Maya Rodríguez

Pepe Aresi dijo...

Pido disculpas por una nueva intervención, que prometo será la última, pero la creo necesaria pues impiadosamente me endilgan estar ofendiendo al señor
Luciano Londoño López, cuando solamente me he referido correctamente a mis discrepancias con el, respecto al tema Gardel.

Hace ya cinco años exactamente sucedió lo mismo y le hice llegar al señor Londoño un mail con todas los argumentos necesarios para invalidar los suyos.

Pienso que quienes dicen que yo insulto, no son los auténticos referentes que aparecen en sus notas y que se trata de una campaña – no orquestada por Luciano – para desprestigiarme.

Ahora si me niegan el derecho a discrepar, eso es otro cantar.

No se puede resumir en apretadas líneas todos los fundamentos de la verdad histórica, por lo cual desde mi primer mensaje, invité a leer las notas insertadas en TODO TANGO, GARDELWEB, LOS AMIGOS DE GARDEL y fundamentalmente en los libros perfectamente documentados, escritos por investigadores serios.

La ausencia de esta actitud por parte del señor Londoño López, es la base de mi controversia.

En cuanto a los dichos de la señora Martina Iñiguez, se trata de más de lo mismo y su actitud no se condice con la realidad, cuando pretende exhibir sus fábulas enteramente destruidas en notas publicadas en los Sitios ya mencionados.

Es imposible fantasear. Lo correcto es analizar, expresar y aportar pruebas de cuanto se dice.

La señora Iñiguez es muy propensa a “desafiar” y la historia no se convalida con desafíos, sino con realidades y su fábula de la escuela montevideana ha caído como consecuencia de un sin número de argumentaciones en contra, ya sean de orden legal, sociológico, practico y matemático.

Sin embargo ella insiste en propalar lo que no puede probar y como una extraña defensa me invita “a demostrar que no es él quien se quedó en el tiempo, y ya que dice expresar su verdad de frente y sin insultar, le agradecería me informara en que escuela de Buenos Aires supone fue tomada la única fotografía escolar conocida del cantor Carlos Gardel y qué pruebas puede aportar para demostrarlo.”

Yo nunca supuse nada, jamás me basé en usar el verbo en término condicional , tal cual la costumbre de la señora, que después de expresar #un habría”, da la cosa por probada.


Para mí es irrelevante demostrar lo que ella pretende. Ella quiso usar cierta alquimia para hacer algo parecido y le fue muy mal. Yo no soy un temerario.

Por eso me adhiero a las sabias expresiones del investigador Juan Carlos Esteban, que en el link

http://crgardel.blogspot.com/2008/12/gardel-papeln-desconcierto-o-frustracin.html

dice con total hidalguía y sana concepción de la verdad histórica, entre otras muchas cosas, lo siguiente:

“Bertha Gardes confirmó a la Revista "LA CANCIÓN MODERNA”, ( ver número 412 del 8 de febrero de 1936 ), que la fotografía de su propiedad pertenecía a Carlos Gardel cuando tenía seis años y sus compañeros de 1896 . No agregó nada más a su definitivo testimonio. Eso nos basta y cualquier adicional que se pretenda esgrimir, es obra de la imaginación periodística o de la “mala leche” de quienes se aprovechan de ella.”

Ir más allá sería fabular y eso yo no lo hago.

Deseo terminar aclarando nuevamente que no volveré a intervenir y que al hacerlo por primera vez sabía que sería luego atacado por “desconocidas caras extrañas”, en las que no incluyo a la señora Martina Iñiguez, pues ella es hartamente conocida por su predisposición a discusiones largas, sobre temas que ella lanza al ruedo sin prueba fehaciente alguna.

Por si a alguno no le queda claro, manifiesto expresamente estar a favor de la realización de un ADN, tal cual lo pidieran en primer término y hace mucho tiempo, los doctores Perrotta y Rey.

El Centro de Estudios Gardelianos (C.E.G.) se presentó a la justicia solicitando concretamente la realización de esa prueba, pero la juez interviniente no hizo lugar a ese pedido, por considerar que ya está perfectamente probado en la justicia que Carlos Gardel nació en Francia y es hijo natural de Berthe Gardes. Lo mismo sucedería con la justicia uruguaya que en su momento avaló esa misma filiación.

Es por ello que se pide la intervención del gobierno de la República Oriental del Uruguay, incitando al de Argentina, a dar – con la realización de un ADN - una solución política al tema.

Sin embargo y no obstante los requerimientos y recomendaciones que le fueran formulados, el gobierno uruguayo ha guardado – hasta hoy – absoluto silencio.

Sepan los lectores sacar conclusiones.

Atentamente

José Pedro Aresi

Martina Iñiguez dijo...

Fiel a su estilo y al de su defendido descalificador, el Sr. Juan Carlos Esteban, estos señores huyen cobardemente cuando de contestar una pregunta puntual se trata, por la sencilla razón de que las fotos escolares de infancia del cantor han desbaratado la "historia oficial".
No hablo en condicional al decir que esa fotografía no fue tomada en ninguna de las escuelas de Buenos Aires a las que asistió el hijo francés de Berta Gardes, a partir del año 1897, tal como está documentado.
Contesten entonces usted y el huidizo "investigador" Juan Carlos Esteban en cual de las escuelas de Buenos Aires a las que fue el francés Charles Romuald Gardes fue tomada esa fotografía escolar.

Otras discusiones y respuestas que ya fueron dadas sobre las "maniobras distractivas" y huídas de estos señores pueden verse a lo largo del blog:
---CARLOS GARDEL - ¿FRANCÉS O URUGUAYO?---
http://francesouruguayo.blogspot.com/

MARIA CARMENZA PAREJA dijo...

Felicitaciones para Luciano Londoño y el blog TANGO EN MEDELLÍN por las entrevistas, en las cuales se exponen conceptos serios, mesurados, con mucho trabajo subyacente de esa ciencia llamada HISTORIA y, sobre todo, puestos al alcance del público medio amigo del tango. Luciano Londoño es un investigador serio, suficientemente conocido en Colombia y en exterior, que merece respeto por sus conceptos e investigaciones. Soy de quienes cree, como Luciano, que " es sano ventilar todo tipo de ideas, como único camino de llegar a la verdad…” .
Y reitero lo dicho por varias personas que han dejado su comentario: 1) Soy francesista pero rechazo abiertamente la grosería en contra de Londoño y falta de argumentos de algunos seguidores de esta tesis. Hasta ahora lo que ellos han hecho es divagar, hablar fuera de propósito.
2) Agradezco a Luciano Londoño por hacer conocer las dos posiciones sobre el origen de Gardel y como él lo dice, en el tema del origen del cantor se hace necesaria la prueba del ADN.Como bien lo afirma el señor Amado Puerta "Ojalá todos los que gustamos del tango tuviéramos los conocimientos que muestra él en estas dos entrevistas. Un estudioso de su talla es un orgullo para el tango, aunque a veces uno no comparta alguna de sus opiniones". 3) Creo al igual que el conocido investigador y periodista César Pagano que "Otra vez Luciano Londoño nos ha dado una cátedra admirable de conocimiento, método de investigación, y capacidad de análisis con criterio selectivo para quedarse con lo esencial y desechar la hojarasca. Todo ese trabajo acumulado sólo se explica por una genuina y perseverante pasión por descubrir la esquiva verdad". 4)Estoy de acuerdo con el historiador Jairo Cadena en que " los amigos del tango debemos ser respetuosos y tolerantes y nutrirnos con las ideas que son contrarias a nuestras opiniones".¡Viva el tango y la controversia civilizada! Cordialmente, MARIA CARMENZA PAREJA

IVÁN SERNA GARCÍA dijo...

Pienso que Gardel es francés y he leído algunas notas de Aresi, pero considero que éste ha sido irrespetuoso, grosero e insultante con el entrevistado Luciano Londoño. Si Aresi es el investigador y hombre de bien, que dice ser, debiera excusarse públicamente con Londoño, por la manera burda y poco civilizada como hasta ahora lleva el debate sobre el origen del INOXIDABLE.La verdad es que mientras algunos francesistas mantengan el tipo de exaltación que muestran hasta ahora, no estoy interesado en volver a leer nada que provenga del grupo de Aresi. El señorío se demuestra con hechos. IVÁN SERNA GARCÍA

Mario Hoyos Montoya dijo...

Estoy de acuerdo con varias de las personas que han opinado: los insultos y los sofismas de algunos defensores de la tesis francesista no son el camino para resolver el origen de Gardel. Bienvenida la libertad de expresión, el respeto por las ideas de los demás y, tal como lo afirma el entrevistado Luciano Londoño, bienvenida la prueba de ADN para establecer el origen de Gardel. Mario Hoyos Montoya

Sandra Vanegas Martínez dijo...

Para los amigos del tango en Colombia es un honor que un investigador como Luciano Londoño se ocupe del tema. Felicitaciones para él y le pido que siga adelante sin atender a quienes le tiran "piedras" por investigar u opinar. Sandra Vanegas Martínez

Rodolfo Pineda Tobón, desde Caracas-Venezuela dijo...

Bochincheros como somos los amantes del tango en Medellín, ahora estamos embarcados en el debate acerca del origen de Gardel, como si se tratara de algo novedoso y sorprendente. Y no es ni lo uno, ni lo otro. No es novedoso porque, desde hace mucho tiempo, gracias a ese maestro en el estudio de la música popular como fue don Hernán Restrepo Duque, en Colombia se sabe de estas dos posiciones respecto al nacimiento de Gardel.
Así las cosas, lo que tenemos que hacer los francesistas es moderar el lenguaje y bajarle el tono a los agravios que algunos lanzan contra quienes piensan diferente. Esa sería la mejor manera de empezar a conciliar para solucionar el problema. Pretender hacernos creer que con insultar y descalificar a quien expresa sus conceptos se acaba la discusión es simplemente levantar una cortina de humo del tamaño de una catedral. Es puro bochinche. Nada más. Rodolfo Pineda Tobón, desde Caracas-Venezuela

Patricio Tejeda dijo...

Los admiradores de monsieur Londoño se ahogan con él, son fanáticos de él, no de la verdad. Ante pruebas tan evidentes cómo pueden ser tan insensatos y tan poco justos con la verdad. Como pueden ser tan fantasiosos y darla la razón a Londoño porque es su amigo y seguro porque se emborrachan juntos en su casa y les presta libros. No, la verdad es la que prevalece.
Son tan insensatos los fanáticos de Londoño que a cualquier comentario para hacerlos caer en cuenta del error que ellos de una se van a tratar mal a sus oponentes que de ninguna manera lo han irrespetado ante quien le miente a la historia. Monsieur Luciano Londoño escribe notas como cualquier periodista común y corriente y si no dónde están sus aportes teóricos a la investigación: necesitamos ver sus libros de los cuales no ha publicado ninguno no articulillos.
Estoy de acuerdo con el señor Aresi y con Juna Carlos Esteban y con sus juicios que hace muchos años le dice a monsieur Londoño, aquel investigador, sin libros, que salga del error, asi como a los fanáticos Londoñenses que le dan apoyo filial para no caerse con él. Después de este reclamo vendrán más caras extrañas: aquellos a quienes Londoño les pide que saquen la cara por él.
Los amigos que sacan la cara por Londoño, ya que él no es capaz de darla, de ninguna manera pueden decir que él está en lo cierto con lo de Gardel. Sus errores son muchos y los afectos le ganan así como sus caprichos que son malos consejeros en las investigaciones históricas. Lo que escribe Londoño son comentarios como muchas personas.
No faltaba más que una corte de amigos, al darle el apoyo a Londoño, terminen dándole el lugar de nacimiento a Gardel, ante evidencias tan certezas como son las de que él nació en Francia. Aun no sé como con tamaño error de monsieur Londoño sus amigos le dan la presencia que no se merece o es que ellos son así de brutos.
Son egomaníacos como él y sacan a la palestra de que le tienen envidia. Cuál envidia y por qué. ¿Por ser sus contradictores?
Patricio Tejeda desde Buenos Aires.

Óscar Romero-Caracas-Venezuela dijo...

Muy centrados y bien expuestos los conceptos de Luciano Londoño en sus entrevistas.
Su mesura y seriedad es la que debe primar siempre en los asuntos que se debaten en el tango.
No a los insultos y respeto por lo que expresan los demás es el slogan que debemos mantener quienes gustamos por la música popular. Óscar Romero-Caracas-Venezuela

Agustín Lopera Henao dijo...

Buenas las entrevistas de Luciano Londoño.
A quién creerle cuando la información de los francistas viene con insultos y matices que evitan comprender la realidad del debate, y la que viene de los uruguayistas es reforzada por "los medios" que gozan de enorme popularidad. Agustín Lopera Henao

RODOLFO dijo...

Excelentes y muy claras las entrevistas de Londoño.
El insulro y la envidia de unos pocos no llegan a hacer la más mínima mella a sus declaraciones.
Mis felicitaciones a un ACADEMICO con mayúsculas.
RODOLFO

Gonzalo Vázquez Gabor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amanda Quintero Cárdenas dijo...

Luciano Londoño ha aplicado casi toda su vida a la cultura, en cualquier esquina, con cualquier libro, con cualquier nota de prensa, con cualquier persona. Felicitaciones. Ofrezco un clavel a Luciano Londoño, quien es la personificación del verdadero investigador y de la prudencia,y así lo demuestra en las dos entrevistas publicadas por “Tango en Medellín”. Amanda Quintero Cárdenas

JUAN TANGO (no digo mi nombre por temor) dijo...

Se me hace extraño que Londoño haya concedido las entrevistas que acabo de leer, pues él siempre ha sido reacio a figurar (algunos ejemplos son: en el 2008 no asistió al simposio del periódico El Colombiano, no dio entrevista al canal Sólo tango y no asistió al homenaje que le hizo el Municipio de Medellín). La lectura de las muchas opiniones expresadas por los visitantes a esta página, me hacen reafirmarme en que las opiniones de los francesistas y las de los uruguayistas deben ser respetadas y no deben rebatirse con insultos. Es posible que al señor Aresi nadie le haya informado que él, tal vez sin saberlo, es amigo en Medellín de gente vinculada a actividades non santas. Y son esas personas quienes orquestan campañas de desprestigio y esas actividades las que hacen que aquí sea peligroso expresar opiniones sobre el origen de Gardel, diferente a la francesista. Lastimosamente es verdad, EN MEDELLÍN RESULTA PELIGROSO OPINAR SOBRE EL ORIGEN URUGUAYO DE GARDEL. JUAN TANGO (no digo mi nombre por temor)

Gonzalo Vázquez Gabor dijo...

Sr. Luciano Londoño López cumplo en felicitarlo.
Cordiales Saludos

jce dijo...

"Veridique Presse Societe"

Se agradece su difusión


FALSEDAD DOCUMENTARIA
http://crgardel.blogspot.com/2009/02/gardel-falsedad-documentaria.html

La "copiosa documentación que avala" la orientalidad de Carlos Gardel, ha salido a relucir, con nuevos bríos .

Ciertos personajes han hecho de ella un balance comparativo, como de costumbre, arbitrario, donde se han olvidado de contabilizar, en el "HABER" los once Items que enumeramos, el 11 de enero de 2009. en GardelWeb.com.

En efecto, en el articulo "El Adneismo como forma de Oportunismo" se contabilizan, taxativamente, la documentación legal que respalda el origen francés de Carlos Gardel .

Sin embargo, para los “uruguayistas” no existe y prefieren olvidarla. De tal manera, que no cabe otra, que ponerlos en evidencia, eludiendo, al mismo tiempo, la polémica que los exculpe y los legitime.

Porque, convengamos que a ellos no los obsesiona, sostener la razonabilidad, sino la permanencia y la notoriedad. En eso consiste el negocio que le encomendaron. Mantenerlo, permanentemente, en los primeros planos

De muestra, basta un botón. Fueron corridos, hace 9 meses del Parlamento, apoyado por nuestra documentación, a raíz de la fábula de la "Escuelita" montevideana.

Pues, ¿Como reaccionaron? ¿Que reactualizaron, en reemplazo, de la interminable Calesita?

Nada menos que volvieron a reciclar el añejo y sepultado tema de la abultada "documentación", donde figura como uruguayo. Ya sabemos que todos esos instrumentos, son múltiplos del "Salvoconducto" de 1920, que caducó al año de emitido.

En ningún caso, son producto de la matriz de una Partida de Nacimiento, originada en Registro Civil alguno. Pero, cual “Jesucristos”, se empeñan en multiplicar los panes bíblicos.

¿ Que pretenden? ¿Que los convencería?

Seguramente, que Gardel portara un contra documento, en que constara algo así como: "Soy francés, pero, en realidad, para la "gilada" me hago pasar por uruguayo y luego, por supuesto, llevarlo a Certificar ante Escribano Público."

Naturalmente, nunca les quitó el sueño que haya renegado de su "patria" oriental, sin justificación valida, para "reconvertirse" y sentir como genuino Ciudadano Argentino.

La aglomeración de "documentos" que amontonan, como si fueran diferenciados y de distinto origen y procedencia, en realidad, todos juntos, suman CERO. Porque, en VERDAD, el Certificado Perecedero de 1920, nunca fue válido para otros fines, salvo, exclusivamente, para lo que lo autoriza la ley - AUXILIO Y PROTECCIÒN - del Ciudadano, previamente inscripto en el Registro Civil, que acreditara su verdadero nacimiento en Uruguay. Todo ello además, mediante la comprobación que exige el Artículo Nª 79.

Los demás documentos, de los que se ufanan en sumar. no son más que vástagos, nacidos de sus entrañas, sin entidad independiente.

Esperemos expectantes, la próxima vuelta de sortija, a ver què Capítulo de la fábula les tocará exhumar, para mantener latente el interés turístico que alimente el Presupuesto de Tacuarembó

Juan Carlos Esteban


es una atención de
"VERIDIQUE PRESSE SOCIETE" ( VEPRESS )
sociedad sin fines de lucro, que no responde a ningún interés comercial


--
El Oriental

Marcelo Sierra dijo...

Ya salio otro farsante, Juan tango, cómo que es peligroso decir “EN MEDELLÍN RESULTA PELIGROSO OPINAR SOBRE EL ORIGEN URUGUAYO DE GARDEL. JUAN TANGO (no digo mi nombre por temor)”, es el como ya no estamos en otras épocas. Además mientras otros pelean por el lugar de nacimiento de el Mudo, que cada día canta mejor, nosotros tenemos la certeza irrebatible de que él murió aquí, aquí le cuidamos, le velamos, le rezamos, le enterramos, y le encendemos una veladora todavía.
El que escribió lo anterior es uruguayo no de Medellín. Soy de la noción de que Gardel nació en Toulouse y por eso no va a dejar de ser Gardel, eso si Gardel es argentino hasta la médula. Lo del doble de Gardel es una patraña de los uruguayos, lo del ADN es una disculpa.
Mi nombre es Marcelo Sierra por si quieren venir a hacerme un atentado, que no ocurrirá, como dice Juan Tango, que debería firmarse Juan Tongo. Aquí estoy con mi colección de Gardel, en discos de vinilo, la cual brillo todavía a pesar de mi edad acompañado por Gardel que para mi es argentino en todos los sentidos y, eso si, mas medellinense que ninguno.
Gardel es no solo eterno huésped de honor sino ciudadano ilustre de Medellín. Hasta le dimos un lugar de nacimiento en el Parque de Berrío y hasta tiene por estos lados su cedula de ciudadanía, por eso no pelamos con nadie, aquí murió y eso basta, aquí nadie nos disputa nuestro amor por él.

Martina Iñiguez dijo...

Sr. Juan Carlos Esteban.
En primer lugar, dos profesionales uruguayos, el Dr. Carlos Arezo Posado y el escribano Freddy González Araujo, mucho más conocedores que usted del tema, ya le han contestado diciendo que la documentación uruguaya de Gardel era absolutamente legal.
En segundo lugar, si Gardel fue fotografiado en una escuela de Montevideo antes de que Berta Gardes llegara a Buenos Aires con su hijo francés, significa que el niño cuya escolaridad está documentada en Buenos Aires, NO ERA CARLOS GARDEL.
Si no era Carlos Gardel, la partida de nacimiento de Toulouse no era suya y el testamento ológrafó es falaz.
Con su negativa a contestar en que escuela de Buenos Aires supone fue tomada esa fotografía escolar, está demostrando que intenta sostener una mentira con evasivas.
Por favor, no me obligue a seguir siendo reiterativa.
Espero su respuesta.
Martina Iñiguez
Poeta Lunfarda
http://www.esnips.com/doc/3b3c321b-6159-410d-8edf-a77ef064f49d/Al-Zorzalito-de-Tambores-M.Iñiguez

José Pedro Aresi dijo...

José Pedro Aresi
GARDEL: ARGENTINO NACIDO EN FRANCIA
REITERANDO UN PUNTO FINAL QUE SE NIEGAN ACEPTAR
.http://elmorochodelabasto.blogspot.com/2009/03/gardel-argentino-nacido-en-francia.html

Cuando decimos que los hijos del Dream Team inundan las páginas de Internet, estamos en lo cierto, pero olvidamos agregar que mienten e insultan. Se quejan de no ser comprendidos y cuando se visten con polleras, son temerarios y se convierten en alquimistas capaces de pretender transformar el plomo en oro.

Además, ya no conforme con una prédica constante y falaz, nos envían “mails” privados, donde también nos insultan, pero como lo hacen desde las sombras, son mucho más irrespetuosos.

No me preocupa, estamos en la polémica y esos son los riesgos que sabemos debemos correr, pero lo que no es posible tolerar en silencio, es el decir tonto, engañoso y cobarde, donde se miente y ofende la inteligencia de los demás.

Por ejemplo, expresar como lo hacen, que “dos profesionales uruguayos, el Dr. Carlos Arezo Posado (?) y el escribano Freddy González Araujo, mucho más conocedores que usted (se refieren a Juan Carlos Esteban) del tema, ya le han contestado diciendo que la documentación uruguaya de Gardel era absolutamente legal” y eso se presta al engaño, porque “contestar cualquiera contesta cualquier cosa”.

Esos “profesionales” no han podido desmentir en lo más mínimo lo dicho por Juan Carlos Esteban, respecto a la falacia que significa hablar de un ”documento”, cuando se nombra el simple papel de favor fechado en octubre de 1920, ese mismo que le permitió a Carlos obtener “ Los demás documentos” que él poseyó como ciudadano argentino (jamás oriental) y que “ no son más que vástagos, nacidos de sus entrañas, sin entidad independiente”.(ver nota de Esteban en LOS AMIGOS DE GARDEL – link: http://crgardel.blogspot.com/2009/02/gardel-falsedad-documentaria.html


Muy astutamente expresan “si Gardel fue fotografiado en una escuela de Montevideo antes de que Berta Gardes llegara a Buenos Aires con su hijo francés, significa que el niño cuya escolaridad está documentada en Buenos Aires, NO ERA CARLOS GARDEL.”

Entonces surge aquella pregunta que en el modo coloquial, siempre hacemos a los que dicen alguna tontera “¿Donde lo encontraste escrito?”.

Es bien sabido que nada de lo dicho lo han podido probar, pero no importa. La dama de turno, desoye todo cuanto niega su infeliz decir y juega a establecer sin razón, la “verdad” (?) que le conviene.

Por el resto se descalifican solos, ya que ni sociólogogicamente , ni legalmente y tampoco matemáticamente, pueden sostener el engendro de inventos creados en torno a la escuela montevideana. Tanto es así que el Parlamento Uruguayo, captando tan falso decir, archivó la nota que le presentaron reclamando el reconocimiento de su hallazgo. Una pobre novela, con final muy, pero muy infeliz.

Toman el hecho sinceramente reconocido de no poder hasta ahora conocer con precisión donde fue tomada en Buenos Aires la fotografía escolar y arremeten con una constante pregunta relacionada a tal situación, pretendiendo en base a esa acción descalificar toda una seria tarea investigativa.

En primer lugar se puede decir que utilizando “el método de los indicios” del que nos habla don Luciano Londoño López y que ciertos “uruguayistas” aprueban y usufructúan, basta con decir que si la foto fue entregada, como lo fue sin ninguna duda, por la madre biológica de Carlos, doña Berta y ella dice que es una foto tomada de su hijo en 1896, por supuesto en Buenos Aires, nada más queda por agregar.

CARLOS GARDEL cursó sus estudios (como existen otras pruebas) en dicha ciudad. ¿En que escuela los inició? – No es fácil determinarlo con precisión a más de cien años de lo sucedido, cuando muchos edificios fueron demolidos o refaccionados. Bien pudo el niño Carlos haber comenzado las clases en una escuela y luego pasar a otra por un sin fin de razones y que las constancias existentes pertenezcan a la segunda, no habiendo otras de la primer más allá de la foto, cuyas AUTENTICIDAD, VERACIDAD Y LOCALIZACIÓN está avalada por la propia madre del cantor.

Ellos descreen de todo. Incluso de un testamento, escrito y firmado por Gardel, perfectamente peritado por especialistas imparciales.

Los “uruguayistas” niegan todo lo que no los favorece, pero se aferran a la primera frase que vaga por el éter a favor de su ya demolida pretensión.

Como bien dice un amigo, muchos de “ellos defienden, o les pagan por defender, un negocio, que disfrazan de debate histórico.”

Ante tamaña ofensa, solo nos resta expresar la VERDAD, una cualidad que no se compra, sino que EXISTE y siempre triunfa.

Memorando a Juan Carlos Esteban, repito – quede claro que sin ánimo de ofender ni insultar - que el PUNTO FINAL en este tema , hace ya mucho tiempo que ha llegado.

José Pedro Aresi

CRISTIAN MARIO FIGUEROA RODRÍGUEZ dijo...

Acabo de terminar de leer las dos buenas entrevistas concedidas por Luciano Londoño. He aprendido mucho de ellas porque tienen mucha información, claridad, contenido e invitan a reflexionar sobre lo que ha sido el tango en Colombia.
Conmigo van 121 comentarios y de acuerdo a ellos y las entrevistas, va quedando claro: 1) Que Luciano Londoño, en cuanto a sus notas de tango, es bastante leído y cada que lo hace crea controversia.
2)Que Luciano Londoño volvió a crear interés (para bien del tango) por el tema del origen de Gardel, tal como lo hizo años atrás con figuras que aquí eran poco conocidas como Julio De Caro, Homero Expósito y Astor Piazzolla.
3) Que es necesaria la prueba de ADN para establecer el origen de Gardel. 4) Que los conceptos de los demás deben ser respetados y que en los debates deben estar proscritos los insultos, la grosería, las frases descalificadoras. 5) Que los debates deben adelantarse con pertinencia, no divagando como tratan de hacerlo algunos contradictores de Luciano Londoño, el entrevistado. CRISTIAN MARIO FIGUEROA RODRÍGUEZ

MARIO NIETO GAVIRIA dijo...

Excelentes las entrevistas de Luciano Londoño, quien ha sido por encima de todo un iconoclasta. Luciano Londoño ha sido el vocero de los amantes del tango que no tenemos voz. Amante del libre examen, vigoroso capitán de sí mismo se ha enfrentado dentro de la música popular a todo lo que considera dudoso. Su mente arde, ha sido un domador de tempestades. Ha tenido adversarios vehementes, pero su actitud y sus opiniones han sido respaldadas por la opinión tanguera que tiene cultura, la universitaria y los intelectuales. MARIO NIETO GAVIRIA

Pedro Luis León dijo...

Entrevista excelente y muy válida la de Luciano Londoño, pero tenemos que luchar porque el tango en Medellín no quede en manos de la matones y paramilitares, porque ser amante del tango debe ser sinónimo de libertad, de disentir y de opinar libremente. Y no de los malos manejos sustentados en amenazas, como las que provienen de gente vinculada a la academia del tango. Pedro Luis León

Lucía dijo...

Opino que habría que impedir el ingreso a los comentarios de los llamados Aresi, Esteban y otros que usan el blog para publicitar sus opiniones y distraen el tema central que es las conversaciones con Londoño.

Maria Eugenia dijo...

Es el colmo como hay un señor que habla de amenazas de paramilitares, que por ninguna parte las hay. O una señora habla de restringir los comentarios. Si hay algo importante en esta pagina valiosa de tango en Medellín, es el libre discernimiento y la libre crítica y la libre opinión y eso no está bien. Los aportes del señor Aresi y Esteban e Iñiguez son de una importancia a prueba de.tangofilos con deseos de saber siempre muchas. El señor Luciano está muy bien centrado en sus entrevistas

Pepe Aresi dijo...

Considero muy importante en la persona, “tener palabra”.

Dije el viernes 27 de febrero que hacía mi última intervención y así me mantuve (no obstante haber sido posteriormente insultado), hasta la fecha, en que leo que el 1 de marzo. OTRA PERSONA (no yo) incorporó una nota mía sí, pero que publiqué no aquí, sino en el blog “CARLOS GARDEL - EL MOROCHO DEL ABASTO” , link:

(http://elmorochodelabasto.blogspot.com/)

Como prueba de cuanto digo, pido se repare en mi forma usual de entrar a este Sitio, que difiere con la de la incorporación que comento.

Cabe reflexionar acerca que son muy pocas, las intervenciones que se hacen dejando las huellas precisas del autor.

Agradezco a quien me hizo “publicidad”, pero deseo dejar bien en claro que, esta vez - como es mi costumbre - no he faltado a mi palabra.

Atentamente

José Pedro Aresi

Maria Eugenia dijo...

A la hora de la verdad los tangueros nos amamos. Y los amo, Qué gallardía la del señor Aresi y la del señor Esteban. Ellos saben que sus conocimientos están ahí y sin parte de algo actual; buscar la verdad. Que bello sería un simposio sobre Gardel en Medellín. sería como para alquilar balcón.. A la hora de la verdad con esta excelente pagina de tango, quine gana somos nosotras las eternas viudas de Carlitos.
Eso si don Luciano creo que se haya escondido porque no ha respondido nada en absoluto. . .

Martina Iñiguez dijo...

Parece que alguien está de bromas o el Sr. Esteban ha cambiado su discurso.

Me limitaré entonces a contestar la nota “publicitada” del Sr. Aresi, dejando de lado las descalificaciones hacia los Sres Arezo y González Araujo, que corren por su propia cuenta.
1) En primer lugar, que Gardel fue argentino nacido en Francia es un error muy difundido aún por la UNESCO, lo que evidencia que este organismo no profundizó en su historia.
El francés Charles Romuald Gardes NUNCA SOLICITÖ LA NACIONALIDAD ARGENTINA, quien sí lo hizo fue el uruguayo Carlos Gardel.
Si el Sr. Aresi dice que Gardel “jamás fue oriental”, que muestre la solicitud de nacionalización del francés.
2) No sé como los Sres Aresi y Esteban pueden saber si “el Parlamento Uruguayo, captando tan falso decir, archivó la nota que le presentaron reclamando el reconocimiento de su hallazgo”, cuando ni siquiera los recibieron. Aclaro que el Sr. Aresi falta a la verdad al decir que presentamos una nota reclamando el reconocimiento de nuestro hallazgo.

3) Declaraciones de Berta Gardes a “La canción Moderna”, 6 de junio de 1936:
"partimos con la intención de llegar a Montevideo, los viajes no eran como en la actualidad. Los vapores llegaban a América pero a cualquier parte, y así fue como nosotros desembarcamos en Venezuela."
“Tampoco me apoyó durante mi noviazgo
(se refiere a su madre) y mi casamiento concluyó por distanciarnos” (Berta era soltera)
“Mi marido fue un hombre muy bueno… era un hombre muy inquieto… murió sin que mi hijo pudiera conocer el calor de su alma…Carlitos tenía apenas dos años, cuando despareció su padre, después de una enfermedad”.
"nuestra llegada a Bs As fué el 23 de marzo de 1893".
(esta fecha de llegada es dudosa, el Dom Pedro llegó a Buenos Aires el 12 de marzo)
“Carlitos no sabía hablar en francés cuando chico. Por eso, algunas veces yo no podía retarlo, porque como hablaba muy poco en castellano, si lo retaba en francés, mi hijito se reía”. (Si vino de Francia con más de dos años de edad y vivía entre franceses, ¿cómo no entendía el francés?)
La fotografías llevan los siguientes epígrafes:
Fotografía escolar: "Una extraordinaria primicia: Carlitos Gardel rodeado de sus compañeros de escuela , en el año 1896, cuando tenía seis años de edad. Foto obtenida por cortesía de su señora madre." (El hijo francés de Berta comenzó su escolaridad en el año 1897)
Foto con niña Franchini:
"Carlitos Gardel tiene seis años de edad, está dentro de un botecito “fotográfico” y lo acompaña una de las hijas de Rosa Franchini." (Carlitos aparece con dos o tres años más de edad que en la foto anterior)
Una semana después En “La Canción Moderna” se vuelve a publicar la foto escolar con el siguiente epígrafe:
"Un grupo escolar en el que aparece Carlitos Gardel cuando cursaba el primer grado de la instrucción primaria. Foto que corresponde a las primicias ofrecidas en nuestro último número."
En ningún momento se especifica el lugar donde fue tomada la foto, en consecuencia la LOCALIZACIÓN no está avalada por la propia madre del cantor.

Que no puedan explicar en cual de las escuelas a las que asistió el francés Charles Romuald Gardes fue tomada la foto escolar de Gardel significa que toda la trayectoria escolar documentada en Buenos Aires, aunque muy seria, no correspondió a Carlos Gardel sino al hijo francés de Berta Gardes.
Agradecería a los Sres Aresi y Esteban me informen concretamente quien paga por defender al Gardel uruguayo, todavía no he podido descubrirlo.
Si están tan seguros de haber establecido el PUNTO FINAL, ¿qué necesidad hay de hacer un ADN?

J P Fernandes dijo...

Como sabe que el señor Aresi no le va a contestarquien me precede se anima a mal opinar.Tambien tergiversa todo y no dice que existe constancia de la llegada de Berta y Carlos a la Argentina segun puede verse en
http://www.gardelweb.com/arribo-de-carlos-y-berthe-gardes-a-argentina-1893.htm
Ella no puede interpretar a su manera este claro suceso de marzo de 1893
Digo yo que el ADN seria una buena manera de taparle la boca a los encolumnados en el Club del Nick
Con estima

Jaime Jaramillo Panesso dijo...

EL GRAN PROBLEMA COLOMBIANO: ...hacer de los colombianos una comunidad... para que las clases medias sean sustento de la democracia, no de un lumpen proletario de resentidos sociales. Los problemas son reales, merecen aprehenderse (...). El planteamiento binario de dividirnos ... solo conduce a oscurecer los verdaderos problemas. Es la pretensión emocional de partirnos entre buenos y malos, entre blancos y negros, entre santos y pecadores, entre altos y bajos, etc.- Los colombianos no podemos caer en esa polarización maniquea, la mejor forma de esconder nuestros reales enemigos y nuestros verdaderos problemas. JAIME JARAMILLO PANESSO

Cecilia Orozco dijo...

No hay que dejarse confundir. El asunto de fondo es cómo se intimida al investigador, a los periodistas y, de paso, a sus fuentes. Es una advertencia para quien hable. El nombre del juego es la ley del silencio. Omertá, que llaman los italianos. CECILIA OROZCO

JAIRO CADENA LEÓN, historiador dijo...

Una doctrina de puritanismo que no proviene de la reflexión sino de las riñas contra los demonios ciertos o imaginados. Cada vez son más las referencias insultantes de los "fracesistas" para descalificar a los defensores de la tesis uruguayista sobre el origen de Gardel. De la inteligencia superior hemos pasado a la oscuridad suprema.
Esta es una doble moral: ¿dónde está la ética?. Desde hace años los “francesistas” vienen insultando y descalificando a todo aquel que piense diferente. De verdad que resulta patético ver a los líderes “francesistas” clamando por una sola línea de pensamiento. JAIRO CADENA LEÓN, historiador

LUIS NORBERTO RESTREPO CASTAÑO dijo...

Recomendaciones del Profesor Heifetz aplicables a los amigos de la tesis francesa sobre el origen de Gardel:
La primera recomendación es ‘negociar’ en vez de imponer los conceptos porque la gente no renuncia a sus convicciones tan fácilmente. La segunda es hacer coaliciones, las cuales pueden ayudar a abrir los caminos hacia la verdad. Y la tercera recomendación es introducir los cambios por etapas para no pisar todos los ‘callos’ al tiempo y así disminuir la resistencia. O sea que como lo dice (con muchos otros) Luciano Londoño: SÍ A LA PRUEBA DE ADN A LOS RESTOS DE GARDEL. LUIS NORBERTO RESTREPO CASTAÑO

MARÍA VICTORIA TOBÓN DUQUE dijo...

That’s Medellín. Los lectores de que goza la página TANGO EN MEDELLÍN ha sido aprovechada para exponer de muy buena manera sus opiniones por Luciano Londoño —un hombre cuyos conceptos lo han llevado de ser un activista en favor del tango—, y quien, dado que los temas que le fueron planteados le resultaban propicios, aboga por la prueba del ADN para los restos de Gardel y, de contera, decir que nunca ha sido invitado a pertenecer a ningún colectivo de tango y que conoce pocos amantes del tango en Medellín, como excusándose por ello. That’s Medellín. MARÍA VICTORIA TOBÓN DUQUE

Justo dijo...

Los amigos de don Londoño ya comenzaron a afilar sus baterías. Aalgunos estólidos historiadores, como los dos anteriores, comienzan a hablar de realizar transacciones lo cual los pone en ridículo, y ahí están pintados ellos. Poco a poco como alguien dijera en un comentario se van cayendo los defensores de la teoría uruguaya incluyendo a don Londoño que ya lo veo echando para atrás, porque él ordena a sus amigos que suavicen el terreno para el refrise a lo del ADN, por eso no da la cara y se encierra en su caverna.
Mejor sigamos como dice el mejor de todos: Jaime Jaramillo Panesso, escuchemos a Gardel vivámoslo vivo, dejemos sus huesos para los malos historiadores sin libros como los amigos de don Londoño, con sus cucarachas teoricas, y disfrutemos la voz de Gardel ue cada día canta mejor.

Rubén Celis dijo...

Los ventrilocuos de Aresi siempre mimetizandose con las palabras. Dejen tanto circunloquio e insultos y limitense a la comunicación sencilla. Leyendo sus peroratas me parece ver entre lineas a roberto uribe y a todos esos corruptos que están matando el tango en Medellín. Esa mano de zorros que seducen a los incautos para quedarse con el poder en la academia del tango.RUBÉN CELIS

Veronica dijo...

Pido mas respeto para la Academia Colombiana e tango, apenas despega y la quieren jubilar o matar. Tenemos deecho a existir asi alumnos enanos nos traten de desacreditar.
Que bine quedaria alli don ucinoa y quienes nos critican. Necesitamos sumar y no llevar el terreno de la violncia a esta bella pagina.
Reitreo mi invitacion a que don Lucinoa salga de su encieero y vuelva a bailar tango como en epocas pasadas.
Felicitaciones a tango en Medellin y a Victor Bustamante por darle una nueva sensibilidad a las cosas delt ango en Medellin

MARÍA ELENE PIEDRAHÍTA dijo...

Por fin he logrado terminar de leer las buenas entrevistas de Luciano Londoño (investigador con una obra conocida y respetable) y la gran cantidad de opiniones expresadas a raíz de ellas. Pienso que sus conceptos sirven para continuar la discusión y tal vez por eso es normal y necesario que generen controversia. Algunas de las opiniones expresadas (las menos) son una colección de reproches que van desde el consejo prudente hasta la condena definitiva. Unos y otros (creo) los debe recibir Luciano con respeto, algunos motivaran en él una sonrisa indiferente y otros la reiteración de sus investigaciones históricas.
Sin embargo es curiosa la manera como Luciano llama el interés de sus lectores, no solo con sus conceptos sobre el origen de Gardel.
Él ha dicho en la entrevista que aparece en la página TANGO EN MEDELLÍN: “… agradezco la acogida que tienen mis investigaciones entre personas conocedoras del tango en Uruguay, Argentina y otros países (sobre todo en las Academias). Para mí, esa acogida significa que mis investigaciones han sido novedosas y han aportado a la historiografía del tango”. Más adelante dice: “conozco pocos amantes (del tango) en Medellín”. Y agrega: “…nunca se me ha invitado a participar de ninguna agremiación tanguera en Colombia…”. Luego enfatiza: “Pienso que los colectivos dedicados al tango pueden serle de utilidad al género si son manejados sin envidias y con criterios de difusión de la totalidad de épocas del tango y apertura sin restricciones en la investigación histórica”.
Valdría la pena que Luciano Londoño nos ampliara estas respuestas, las cuales hasta ahora podríamos calificar de enigmáticas. MARÍA ELENE PIEDRAHÍTA

César Palacio S. dijo...

Felicitaciones para Luciano Londoño por la labor que adelanta en favor del tango, al consignar de manera tan clara sus opiniones sobre este género de la música popular.

Valdría la pena que quienes lo critican tuvieran en cuenta dos pensamientos de Winston Churchill:“Una buena conversación debe agotar el tema, no a los interlocutores”.
Y “Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema”. César Palacio S.

JAIRO CADENA LEÓN, historiador dijo...

Luciano Londoño (con el auxilio de la Nueva Historia) siente que nuestro mundo cultural es imperfecto, injusto y por ello contra él se subleva.
Luciano ha sido uno de los primeros en Colombia que han percibido en lo popular la formidable cantera para recuperar nuestro cultura popular (hasta ahora deformada): La guitarra de Sofronín Martínez; el aguacero de Totó; las voces incomparables de Carlos Gardel y Juancho Polo Valencia; el sueño de Agustín Lara, el inmenso alcance social de Tite Curet Alonso; la ternura justiciera de Cantinflas; las palabras de la seducción en José Alfredo Jiménez; y la delicia de Miguel Matamoros, Arsenio Rodríguez y Charlie Palmieri.
Por eso, le pedimos que siga adelante con sus investigaciones. JAIRO CADENA LEÓN, historiador

JAIRO CADENA LEÓN, historiador dijo...

Carta abierta para Aresi y demás insultadoes, quienes tanto daño le hacen al tango
No puedo llamarlo por su nombre porque usted casi siempre usa seudónimo y en eso ya nos lleva una ventaja: Nosotros colocamos nuestros nombres.
Periodistas colombianos como Daniel Samper y Óscar Collazos (en el periódico EL TIEMPO) se cansaron de gente como usted, no por usted mismo, a quien consideran necesario y útil en un debate, sino por sus insultos y sus groserías, que son la degeneración de los foros instalados por los medios en sus ediciones electrónicas.
El pensamiento libre pasa por mal momento. La libertad de expresión está atemorizada. Hay un ambiente enrarecido que dificulta disentir de la tesis francesista del origen de Gardel. Hay temor de opinar diferente.
El miedo ronda. En su derecho de opinar sobre este tema, muchos callan por temor a que los acusen de cualquier mal así sea calumnioso. El intercambio libre de ideas está perturbado. En fin, un tufillo de censura nos invade.
Lo peor que le puede pasar a una sociedad es sentir miedo de pensar y expresarse. Que el miedo se apodere del espíritu de la gente es censura. La censura es un secuestro al pensamiento.
Disentir, opinar diferente, tener diversidad ideológica son derechos inviolables.
La controversia civilizada, la diferencia de criterios, las posiciones antagónicas o cercanas son inseparables. Cuando brillan las diferencias ideológicas se ven vitales los ideales y se honra la civilidad.

Disentir es un derecho irrenunciable del ser humano. Disentir significa no ajustarse al sentir o al parecer de otro, opinar de modo diferente. Disentir es el alma de la democracia. Disentir es un derecho natural del ciudadano y es la consecuencia de otro derecho mayor: el derecho al pensamiento libre.
El derecho a opinar diferente lo consagra la Constitución Colombiana. Quien no reconozca a los ciudadanos el derecho a la diferencia es un violador constitucional.
Silenciar a los opositores inventando calumnias, descalificando o insultando, es entronizar trampas y despotismo.
La humanidad toda está y estará siempre unida contra el silencio forzado, contra la censura, contra el recorte al derecho de pensar diferente. Al pensamiento libre no se le aceptan enemigos ni murallas. No se pueden permitir artimañas para recortar la libertad o para esconder la verdad.

Es una vergüenza que los ideólogos de quienes defienden la tesis francesista sobre el origen de Gardel sean Maquiavelo o Goebbels. Éstos son predicadores de éticas degradantes, consejeros de la mentira, diseñadores de artimañas, irrespetuosos de la verdad, manipuladores de la opinión y destructores perversos del otro. Y de esa ideología embaucadora salen los venenos contra el pensamiento libre y contra el disenso.
No queremos las estrategias de Aresi y sus ventrílocuos de Medellín, al estilo Goebbels, para Medellín: “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que les distraigan”.
Esta oportunidad de poder opinar en la página Tango en Medellín me permitió aprender muchas cosas, entre otras, a “conocer” a Aresi y sus amigos de Medellín. Los imagino sentados frente a sus pantallas, envenenados con sólo ver el nombre de cualquiera que opine que Gardel es uruguayo. Leyendo con rabia y presurosos de volcar su rencor en el espacio asignado para comentarios.
Es otra ventaja que tiene Aresi y sus amigos. No necesitan investigar, ni redactar, ni cuidar la ortografía. Bastan unos adjetivos y unos improperios y ya se ganaron una permanencia en la red. Deben pasar muchas horas visitando páginas, leyendo y odiando, porque he visto que devoran víctimas en otros medios. Algunos cobardes de la Academia Colombiana del Tango se sienten cómodos con usted. Incluso lo animan a que continúe insultando a todo aquel que investigue o le dé visos de seriedad al tango.
En estos tiempos de retroalimentación inmediata, parece que los investigadores escriben para que sus enemigos los odien más. Porque si alguien quiere saber si hay gente que lo desprecia, si cree que no tiene enemigos, si piensa que puede decir lo que piensa sin ganarse toda clase de ataques, escriba sus opiniones sobre el tango.
No niego que ha sido impactante encontrarme a personajes como usted y sus amigos de Medellín, seudo defensor del origen francesista de Gardel. No por la crítica misma, necesaria y bienvenida, sino por la mala calidad de la misma. Por lo violenta y mezquina.
El caso es que no nos vamos a seguir “viendo”. Al menos aquí. Y no por usted. Es porque tengo demasiado trabajo en mi medio base, y para leer sus tonterías, insultos y descalificaciones requeriría un tiempo que no poseo. Pero quería estar en el momento crucial de este mar de opiniones, tantas y tan favorables a las entrevistas de Luciano Londoño.
Fue una experiencia “conocerlos” a usted y sus amigos y no quería irme sin dejar testimonio de este encuentro. No se puede quejar. Usted y sus amigos podrán seguir insultando y malqueriendo todo el tiempo que desee. Por fortuna hay muchos otros lectores que han sabido aprovechar esta dimensión de diálogo y para ellos vale la pena seguir opinando con altura, que es precisamente lo que usted y sus amigos no hacen. Hasta pronto. JAIRO CADENA LEÓN, historiador

Pepe Aresi dijo...

Señor Jairo Cadena León, hubiera deseado que usted dejara su e.mail, tal cual lo hice yo, para así poder contestarle directamente la precedente carta abierta.

Sinceramente y deseo que estas palabras sean bien interpretadas, recién hoy tomo conocimiento de su existencia. Jamás antes había oído su nombre. Por lo tanto desconozco cuando y donde pude haberlo molestado.

Desconozco también con que autoridad y pruebas. usted dice que yo uso seudónimos. Siempre he firmado con mi nombre y apellido cuanto he dicho y jamás he obrado de mala fe.

Se puede estar de acuerdo o no con mi pensamiento, pero no se puede decir “gratuitamente” que yo insulto. El disentir no es insultar.

Dejo sentado entonces su primer y profundo error, señor Cadena León: No uso nicks o seudónimos como mejor usted desee llamar al ocultarse en el anonimato para ofender a otras personas.

No entiendo su mención de los señores Samper y Collazos, a quienes no conozco, ni jamás leí.

Señor Jairo: Le puedo asegurar que le informaron mal o usted interpretó mal las cosas, respecto a que “Hay un ambiente enrarecido que dificulta disentir de la tesis francesista del origen de Gardel. Hay temor de opinar diferente.”

Basta con leer el atrevimiento y la manera soez de expresarse de algunas personas enroladas en la “vereda de enfrente”, para dar razón a mis palabras.

Pero ese no es el caso. No entiendo su posición y menos su ataque gratuito a mi persona. El motivo lo sabrá usted.

Yo tengo mi conciencia tranquila y con el mayor respeto le digo que está equivocado y que lamentablemente otra cosa no puedo hacer para demostrarle mi buena fe, que empeñar mi palabra de honor, jamás quebrantada en muchos, pero muchos años de vida.
Usted vierte un sin número de palabras, pero ni una sola de ellas, puede significar una prueba de las cobardes actitudes que me endilga, pues si fuera verdad cuanto usted dice de mí, yo estaría de acuerdo con usted en que: “Soy un cobarde”.

Más adelante usted me ofende, pero le aclaro que no me molesta, cuando sin fundamentos palpables dice “No queremos las estrategias de Aresi y sus ventrílocuos de Medellín, al estilo Goebbels, para Medellín: “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que les distraigan”.

Lamento que como historiador, usted prescinda de puebas y deje volar la imaginación, tal cual como si la historia o los hechos reales, fueran nada más que “elementos de ficción”.

Quienes defendemos el nacimiento en Francia de Gardel, no somos ni
“Maquiavelo o Goebbels”. Solamente defendemos la verdad histórica y no aceptamos una fábula creada en base al insulto artero de los sentimiento más queridos de nuestro Zorzal, muy especialmente en lo que a su madre biológica, doña Berta, se refiere.

No se preocupe señor historiador, jamás me envenanaré. Soy católico, creo en Dios y cumplo su octavo mandamiento: NO DARÁS FALSO TESTIMONIO NI MENTIRÁS.

Tampoco soy adicto a los “Juegos Florales”

Me alegra su decisión de “no nos vamos a seguir “viendo”. Al menos aquí.” Hemos vivido usted y yo tantos años sin saber el uno de la existencia del otro, que muy bien podemos seguir así. No me incomoda.

Espero siga investigando, para luego opinar sobre documentos de valor y no por meros circunstanciales dichos. Claro está, eso está en usted. Yo solamente puedo sugerir.

Después de todo lo dicho por usted, señor Jairo Cadena León, me desconcierta totalmente sus dos palabras del final: “Hasta pronto”. En verdad no lo entiendo.

José Pedro Aresi

PD. Estas líneas están escritas al correr del teclado. Por lo tanto pido
disculpas por algún error cometido sin intención.

Enrique dijo...

No sorprenden las palabras de Aresi, obedecen a su permanente estilo de negación de los hechos, por supuesto que no insulta con su nombre y apellido, para ello utiliza seudónimos; varios de ellos se adivinan en este blog porque su estilo terminante, pedante y definitivo lo traiciona.
Como buen culpable da vuelta el argumento y termina acusando al denunciante de pecador, tiene la hipocresía de decirse religioso, y repite como un disco rayado argumentos que hace años han sido rebatidos.
Acusa a Londoño de sus propias faltas: “haberse quedado en el tiempo” y habla de desconocer la identidad de quienes lo critican como si la suya propia tuviera alguna trascendencia más allá del Gardel Web. La página de todotango y los “amigos” de Gardel (editada por Juan Carlos Esteban) que son los únicos que lo publican. (páginas por cierto que más que honrar a Gardel lo degradan).
Enrique Gardes

Alejandrq dijo...

Aresis es alguien repetable y grande aqui en Buenos Aires, tiene su nombre en eñ tango y lo apreciamos. No deberia existir tanta dscordia.
Un abrazo

MARIO NIETO GAVIRIA dijo...

Tiene razón quien opina con el nombre de ALEJANDRO: “No debería existir tanta discordia”. Pero es Aresi quien empieza descalificando e insultando a sus oponentes, con lo cual le hace mal al tango, ofende y le quita seriedad a la discusión. Convendría a todos que Aresi recapacitara respecto a su actuar y controvirtiera de manera civilizada. MARIO NIETO GAVIRIA

GUILLERMO GIL ORTEGA dijo...

Ya opiné sobre las entrevistas de Luciano Londoño. Hoy que acabo de leer los conceptos que muchas personas han expresado, quiero hacer las siguientes consideraciones:

En Medellín las autoridades municipales han capitalizado con el tango significativos adeptos, que más que el amor por este género musical, buscan llenar un espacio con cierto tufillo de populismo.

El posar de amante del tango brinda una popularidad que es aprovechada por algunos para fortalecer su imagen, y es por eso que, sin conocer mucho del tema, orgullosos hacen énfasis en sus preferencias. Por ello es común que muchos miembros de la academia colombiana del tango cambien su afición “tanguera” por la política o los toros.

Existe otro tipo de aficionados al tango, menos cultos pero más agresivos, que no toleran que otros opinen diferente y creen que a base de insultos lograran convencer a sus adversarios. Estos últimos no son precisamente un modelo inspirador de la convivencia pacífica, la sobriedad o de luchar para el fortalecimiento del tango y de los grupos de amantes del mismo.

Se da la contradicción que personas que aparentemente aman el tango, en realidad lo están atacando, con su vulgaridad. La tolerancia no es precisamente su fuerte, no saben hacerlo, y más aún no quieren hacerlo.

Es sorprendente escucharlos hablar mal de quienes ellos consideran sus enemigos, porque no piensan igual que ellos.

Estas personas y sus congéneres del exterior son un mal ejemplo para el mundillo del tango, aunque algunos los consuelen con que son católicos y papás comprometidos.

Las directivas de la academia colombiana del tango son un mal ejemplo, pues no logran tener control sobre sus miembros y por ello ni siquiera promueven públicamente el respeto por todos los amantes del tango, en especial por los que opinan diferente. Por ello las loas que ahora ellos mismos se tratan de hacer, son parte más del respeto por un difunto. Y es que no se puede aceptar que alguien que se considere culto, educado y formado, tenga amigos que insultan a los que dan opiniones que van en contra de la verdad oficial. GUILLERMO GIL ORTEGA

lUIS eMILIO dijo...

Ya estan prmocionando a JaviEr Ocampo como director del Festival de Tango 2009, nada menos qUe Wilson Velez, o sea un cantinero se lo pasa a otro cantinero
Mi candidato es el intelectual serio y que convoca JAIME JARAMILLO PANESSO

J.P. Aresi dijo...

Para los uruguayistas

................... .. ... /´ /)
.................... ..,../¯ ..//
.................... ..../... ./ /
.................... ..,/¯ ..//
.................... ./... ./ /
............./´¯/' ...'/´¯`•¸
........../'/.../... ./... ..../¨¯\
........('(...´(... ....... ,~/'...')
.........\.......... ..... ..\/..../
..........''...\.... ..... . _.•´
............\....... ..... ..(
..............\..... ..... ...

Pepe Aresi dijo...

Es realmente ruin, pretender descalificarme con la provocativa basura que se muestra precedentemente.

Les pido noten que en todas mis intervenciones genuinas me identifico correctamente, cosa que noto pocos hacen y sobre todo los que me descalifican son dar la cara.

Repito. No he insultado a nadie y considero que el haber dicho que
Luciano Londoño López se quedó en el tiempo, respecto a temas relacionados con el nacimiento de Gardel, no es una ofensa: Solamente es mi opinión.

Bueno amigos colombianos, confío en vuestro criterio para decidir sobre mi persona.
Trabajos escritos por mí en Todo Tango y en Vereda de Tango pueden ser consultados
y entonces podrán opinar mejor.

Niego nuevamente que utilice nicks. Aquellos que dicen eso, que lo prueben.

Sinceramente

José Pedro Aresi

Humberto Gómez Bada dijo...

Soy mexicano y resido en Nueva York. Leí las entrevistas de Luciano Londoño. Ellas y muchas de las opiniones que aparecen al pie de las mismas me han dejado el convencimiento de que LONDOÑO y ARESI no existen. Son nombres ficticios, tras de los cuales se oculta gente interesada en mantener vigente el debate sobre el origen de Gardel. Y todos sabemos que este tema se termina con una prueba de ADN. Humberto Gómez Bada

María Elena Piedrahíta dijo...

De verdad que el tal Aresi deja mucho que pensar con su conducta... Se inventa toda clase de tramoyas, citas tergiversadas, insultos y descalificaciones, para luego aparecer en el papel de ofendido y de víctima... No nos queda más que apiadarnos de él. María Elena Piedrahíta.

Pepe Aresi dijo...

¿Que paso con los sabiondos y suicidas?
A los Sres, Haba, Fayet, Ostuni y Londoño, se les arruino la PC que no contestan? Por lo visto metieron violin en bolsa e insultan en los blogs de los carroñeros.....A ver profanos creyentes del niño Jacinto Escayola si aparecen y salgan de sus escondites.¿ Acaso se les acabo el rollo?. Que no se diga tanta academia y eminencias juntas....Me conto un amigo argentino que habia un comico, Fidel Pintos Peluquero que cuando terminaba su programa de TV, al final decia!!Charlatanes". No hay alucion personal,JA JA JA JA JA JA JA Atte JD, compatriota de Dighiero y Sasson
(como Joe Dante)

Pepe Aresi dijo...

José Pedro Aresi


La desvergüenza de los acólitos escayolistas, no tiene límite.
No se detienen ante nada. Son perversos, mendaces y arrogantes.
La mejor prueba de que "están en la lona", como dice el vulgo lunfardo, es la sarta de estupideces que escriben y continuamente, repiten sin sentido, ni humor.
Dicen, cuando de justificar algo se trata , que un amigo les dijo o que otro les contó. Es decir actualizan el quehacer ridículo de Avlis, Bayardo y Paysée, que yace enterrado en el repudio de la gran mayoría que en un primer momento se interesó en sus dichos.
Voy a imitarlos, total no cuesta nada.
Me comentó en la mañana de hoy un amigo que frecuenta a algunos hijos putativos del Dream Team, que muchos de ellos cuestionan severamente HOY, el callejón sin salida en que los ha colocado la irresponsable actitud de un conocido personaje lunfardo, que recientemente hizo el ridículo con su fallida gestión respecto de una falsa escuelita y luego con la salida a la luz de ciertos comentarios que en su momento hiciera - siguiendo la senda de Paysée - respecto de una mujer como Berta, que no hizo mal a nadie como para que se ensañen en calumniarla y ofenderla.
Esta última actitud se nota también hoy día, respecto de la persona del señor Esteban, probando con ello que les molesta y duele, todas las verdades que dejó en claro Juan Carlos en sus investigaciones de los últimos tiempo y que defenestraron las largas fábulas.
José Pedro
fit.

Pepe Aresi dijo...

Me entristece apreciar la baja calidad de los esbirros hijos putativos del Dream Team, que han insultado e insultan permanentemente a Gardel y sus afectos más queridos.
Entiendo que nuestros comentarios, deben ser siempre tan esclarecedores como los realizados hasta hoy. Nuestro cometido es hacer docencia y rebatir la calumnia solapada, que siempre ha aflorado y aflora aún hoy, en los labios y la pluma de seres fanatizados algunos y corruptos otros.
José Pedro
vfl

Marina Oquendo dijo...

Fekicitaciones a tango en Medellin. esperamos qeu sigan muchas entrevistas y mucho tango.

RODOLFO RIVAROLA dijo...

José Pedro Aresi
3/11/2009 12:08:35 AM

Confío en que prime la cordura, pues si continúan las agresiones de baja calaña y nos descarrilamos: Varios personajes saldrán muy lastimados
José Pedro

Rodolfo Rivarola
3/11/2009 1:32:05 AM

Sr Aresi, estos pobres idiotas sabran que estan marcados...La actitud adoptada baja y carroñera es propio de los que estan revolcandose como gatos entre la leña. Ya estan en la lona,se les acabaron los argumentos de fabulas....Estoy seguro que despues de mordisquear algo para descansar, se enrroscan en arbol. Que Satanas se apiade de esa gentuza....Saludos Rodolfo

Pepe Aresi dijo...

Cansado de presenciar tanta infamia, me siento en el deber de denunciar el ataque ruin que personas sin escrúpulos han perpetrado sobre este BLOG.

El señor Bustamente no se merece esa actitud y tampoco el reporteado de turno, el doctor Luciano Londoño López.

Es por ello que repito aquí el mensaje que coloqué en otros foros y que dice más o menos así:

< …… SE BUSCA

Las personas de bien que se interesan por aspectos relacionados con el
TANGO en general y con Carlos Gardel en particular, agradecerán se inserten en este “post”, noticias sobre la existencia del autoproclamado historiador,
don JAIRO CADENA LEÓN, personaje introducido por ciertos difamadores y perturbadas figuras
en el muy buen blog “Tango en Medellín” , ya que de dicho señor no se ha podido conocer - hasta el
presente - antecedente alguno y que “suena” como un invento más de los tantos a que nos tienen acostumbrados, los delirantes e irrespetuosos acólitos de la falsa cofradía que ha invadido este Sitio, llenándolo de actutudes ofensivas y desleales.

Si alguien puede suministrar datos fehacientes respecto de la mencionada persona, los mismos serán muy bien recibidos y apreciados.

De lo contrario, incorporaremos ese nombre, al registro de nicks y patronímicos indeseables utilizados por la citada comunidad.

José Pedro Aresi

María Elena Piedrahíta dijo...

Es increíble la cantidad de insultos y contaminación de este blog a las que es capaz de llegar el señor Aresi, por el solo hecho de que alguien le haya pedido controvertir sin ofender las opiniones de los demás y respetar a quienes piensan diferente. En sus "opiniones" habla de todo menos de las dos entrevistas. Reitero, Aresi ofende, insulta, para después hacerse la víctima. Debiera utilizar sus energías y conocimientos en pro del tango. Con sus actitudes actuales le hace daño. María Elena Piedrahíta

Lucía Améndola dijo...

La hipocresía de Aresi es inaudita, primero se despacha en el foro de Todotango con insultos y amenazas, y luego al ver que su juego ha sido puesto al descubierto en este blog, cuestiona a quienes lo denuncian.
Propongo el repudio de José Pedro Aresi en el ambiente tanguero internacional.
Lucía

Pepe Aresi dijo...

Muy bien Lucía. Apoyo tu idea.

Hacé lo necesario para reunir a las personas que decidan repudiarme internacionalmente, con vos a la cabeza por supuesto, y yo me uniré a ustedes.

¡Así de simple!

¡Quítate el antifaz, mascarita de Internet!

José Pedro

Aníbal Mora M. dijo...

Se nos ha asignado en la universidad visitar esta página con el fin de elaborar un trabajo de historia de las mentalidades. Por eso veo opiniones de algunos compañeros. Por mi edad, no sé de tango y por ello no opinaré sobre este tema. Resumo así lo visto:
1) El número de opiniones que presenta el blog hace pensar que lo que dice el entrevistado interesa y que todavía los temas relacionados con el tango interesan en Colombia.
2) Las entrevistas del señor Londoño, por su mentalidad abierta a ventilar todo tipo de ideas, por lo respetuoso, por sus citas y por su orden en la exposición, son una verdadera cantera para el estudio sobre historia de las mentalidades, pues va de lo público a lo privado, como fuente de las mentalidades de una época determinada, y para ello es claro que incorpora la antropología, la psicología social y las ciencias sociales.
3) De las entrevistas y muchas de las opiniones, que aparecen al pie de las mismas, se deduce que parece sano y hasta necesario que se haga una prueba de ADN a los restos del cantante Gardel.
4) El entrevistado es descalificado y hasta insultado, a raíz de sus opiniones. Se ignora que opina el entrevistado ante esta controversia y los ataques que ha sufrido.
5) Se presume que la página TANGO EN MEDELLÍN, las entrevistas publicadas y las opiniones deberían tender a favorecer el tango. Pienso que con las agresiones de algunos se logra el efecto contrario.
6) Como lo solicitan varios de los que dejaron su opinión, es conveniente no degenerar los foros, respetar la libertad de expresión y las opiniones ajenas. Aníbal Mora M.

Cecilia dijo...

Aui va la intelgiencia de un señor del tango como don Lucinoa y la de sus admiradores. Las prsonas que lo contradicen tambirn lo aman.

Iván Ángel G. dijo...

Luciano Londoño aprovechó con habilidad la pasión de los entrevistadores por el tango, el idioma y la cultura. Su forma de responder corresponde a su manera de entender y ejercer su amor por el tango. Por eso ha sido considerado por muchos como el único investigador sobre tango que existe en Colombia. A él le gusta remar contra la corriente para defender una causa justa, reivindicar un nombre vilependiado. Lo hace sin odio, sin caer en ofensa personal o diatriba baja.
Las entrevistas estuvieron excelentes y en ellas el entrevistado exaltó su cultura libresca, resaltó sus conocimientos sobre la Nueva Historia y su cercanía con estudiosos reconocidos de la música popular Latinoamericana, aparte de hacer un repaso de sus conocimientos sobre el tango como si quisiera convencer a los lectores del periódico El Mundo y la página Tango en Medellín de que su intelecto basta para justificar sus apreciaciones. De todas maneras felicito a Londoño por sus conocimientos de tango y por su bagaje cultural. Iván Ángel G.

IRENE, desde Buenos Aires dijo...

¡Que repercusión impresionante tuvo esta nota!

Excelentes los entrevistadores y asombrosos los conocimientos de Sr. Londoño López. Nunca lo había oído nombrar, ¡que grande!

Leyendo las participaciones se ve clarito que la teoría uruguaya se está afianzando cada vez más y que los francesistas son mucho peor educados. IRENE, desde Buenos Aires

NICANOR MORENO OCHOA dijo...

Ánimo Luciano Londoño con sus investigaciones sobre tango, las cuales son didácticas, serias y ayudan mucho a quienes nos interesamos en estos asuntos.

“Caspa” es un colombianismo que significa “persona desagradable, que provoca rechazo”. O sea que, hablando en colombiano, Pepe Aresi es una "caspa". NICANOR MORENO OCHOA

César Pagano, difusor de la música caribeña, desde Bogotá dijo...

A partir del martes 17 de marzo/2009 estaré en Medellín y aspiro a realizar con Luciano Londoño una entrevista desde otros ángulos, la cual publicaré en medios masivos (periódicos o una revistas de Bogotá).
Quiero que dicha entrevista sea respecto a temas no de eruditos, pero sí de mayor interés histórico o noticioso para la mayoría de los lectores.
Luciano Londoño es precario conferencista para auditorios, pero cautivante conversador con salidas profundas y brillantes, quien más que mover a la polémica diluye sus conceptos en su humor ingenioso.
Su gran patrimonio son sus libros, sus fonogramas y su extraordinario talento, el cual no hemos podido lograr que se decida a reunir en un libro para tener el gusto de leerlo, reerlo y aprender al final de cuentas asuntos considerables de la música, de la cultura y de la vida. El resto se lo dejamos al olvido, y tal como pregonaba ese genio cubano Félix B. Caignet: “!LA ENVIDIA ES ADMIRACION CON RABIA!”
Como ya lo manifesté, me parecieron excelentes las entrevistas realizadas por Angie Lopera y Víctor Bustamante.
Luciano Londoño es un talento superior en el mundo del tango y de la música popular, dotado de una gran preparación, a través de lecturas, de cine y de escuchar intensa, profunda y analíticamente la música, y de escuchar a personas mayores que saben, para escudriñar con su memoria excelente, su sensibilidad, su capacidad, su intuición, y verter sus conclusiones con una vigorosa cualidad de asociación y en estilo solvente, silogístico y sobrio, que le lleva a probar lo que en un primer momento aseveró.
¡Optimismo frente al abismo!
César Pagano, difusor de la música caribeña, desde Bogotá

Lucio dijo...

Hoy he encontrado toda una gama de sorpresas; esta pagina de tango, donde estudiosos dan su punto de vista.
Señor Luciano un abrazo
LUCIO ESPINOSA. GRANADA ESPAÑA

joseapuente2009@hotmail.com dijo...

Estimado Luciano
De acuerdo a una postal que tengo en mi poder, datada en Usuhaia 1 de Agosto de 1905, firmada por 22 presos politicos, una de las firmas corresponde a Eduardo Villanova. Estimo que el Sr. Villanova mas que capitan de barco, pudo ser compañero de prision de C. Gardel.
ATTE.joseapuente2009@hotmail.com

Juan Carlos Esteban dijo...

GARDEL – CERTIFICADO URUGUAYO

"En consecuencia, el valor probatorio del certificado
Nº 10052/20 no se legitima por si mismo. Su validez y vigencia
no es tal, sino que es nula e inoperante, hasta tanto
se habilite como resultado de la
Consulta obligatoria que exige el Art. Nº 79 quien debe ratificar su
Registro de nacimiento como uruguayo."

En primer lugar, para entender el valor y la extensión del Certificado Nº 10052 de 1920 que obtuvo C. Gardel, es necesario consultar la Ley Nº 3028/30 de 1906 de "Organización y Aranceles Consulares", la cual, en el Capitulo XIII, que se refiere a las Atribuciones Relativas a los CIUDADANOS URUGUAYOS residentes en el Exterior -ART. Nº 82- habla, expresamente, de la norma que los habilita a contar, solamente, con AUXILIO Y PROTECCIÓN, y ninguna otra prerrogativa o atribución, que no figura en la ley. Para ello, deben estar inscriptos en el REGISTRO DE LA NACIONALIDAD. Una vez inscriptos, -Disposición voluntaria y no obligatoria (1) - se les extiende el Certificado de Nacionalidad -no Partida de Nacimiento- valido por un año. A partir de entonces, la norma habilita ÚNICAMENTE a contar con Auxilio y Protección, sujeta, previamente, - según el Articulo Nº 79- a que los funcionarios Consulares SE CERCIOREN de su efectiva nacionalidad Uruguaya. Ni la Inscripción ni el Certificado DA FE, por si solo, de su nacionalidad, sino su Partida de Nacimiento, que tendrán que Acreditar según lo dispone el Art. Nº 79. (2)

Vale señalar que se confunden o asimilan, en un mismo pie de igualdad, por desconocimiento u otras razones el REGISTRO DE ESTADO CIVIL DE LAS PERSONAS (Art. Nº 1º al 49º, de la ley Nº 1430 de 1879) con un simple REGISTRO CONSULAR VOLUNTARIO , de residentes en el extranjero, - excluidos los menores-, que para su legitimación, atentó a los fines acotados, para la que fue dictada, debe ser refrendada, recurriendo a los Registros Civiles, donde se asentó su nacimiento (Ver Art. Nº 79). En el caso de Carlos Gardel ese Documento nunca existió en Tacuarembo y en todo Uruguay.

Por otra parte. Gardel jamás lo gestionó, en vida, conforme lo prescribe el Articulo Nº 18 de la Ley Nº 1716 del 10 de Dic. de 1884, que dice: "Vencidos los plazos fijados por esta ley, para las inscripciones de nacimientos, matrimonios y defunciones, tales inscripciones NO podrán verificarse sino por orden de JUEZ LETRADO DEPARTAMENTAL, etc. Y continua: "La demanda que se interpusiese al efecto por los interesados, no los liberará de la aplicación de la pena establecida por razón de su OMISIÓN O ABANDONO".

Nada de eso esta documentado, en el Caso Gardel, ni como Partida de Nacimiento de origen ni como gestión posterior para munirse, Judicialmente, de Identidad, conforme lo prescribe la ley de 1884.

Mientras tanto, el Salvoconducto Temporario y su Registración Consular carecen de entidad genuina e independiente, para habilitar y legitimar cualquier tramite, -auxilio, protección, y, menos, nacionalidad- etc.

Juan Carlos Esteban dijo...

Continuación

Mucho menos otorgar nacionalidad, -repito- porque no esta previsto, taxativamente por dicha ley, en ninguno de sus articulados como Instrumento "SUPLETORIO". En consecuencia C. Gardel, al sortear el Art. Nº 79 , al que obliga la ley de 1906, para comprobar su supuesta nacionalidad uruguaya, usurpó una nacionalidad que se perfecciona, únicamente, con esa consulta OBLIGATORIA.

El Certificado o Salvoconducto, y el Registro simplemente Testimonial, por si solos, no tenían validez ni estaban habilitados, para Certificar, legalmente, la nacionalidad. Las Autoridades Argentinas son responsables al aceptar un instrumento incompleto en lugar de la Partida de Nacimiento, como documento obligatorio.

Quizás nunca sabremos los pormenores de semejante maniobra fraudulenta, que perduró, hasta que Carlos Gardel se vio compelido, forzosamente, a anular y dejar sin efecto, su falsa identidad, mediante el Testamento Hológrafo, que sinceró sus datos filiatorios, aceptados por los Tribunales y los Órganos Internacionales.

Juan C. Esteban

(1) En el Registro Nacional de las Personas, Ley Nº 1430 del 11, feb.1879 y su Reglamentación del 3/VI de 1879, en su artículo Nº 26, ratifica que la declaraciòn de nacimientos es obligatoria. En cambio, en el Registro de Nacionalidad, la inscripción es voluntaria y se le prestará Protección y Auxilio, aun en los extremos que contempla el Art. Nº 82, donde serán auxiliados, no estando Registrados “por impedimentos atendibles” La diferencia es definitoria. Ver: “TANGO, VIGENCIA Y CRÈPUSCULO” de J.C.E, pag. 96 y 106
(2) “ No prestaran los Agentes Consulares Socorro alguno sin cerciorarse previamente de la nacionalidad uruguaya de la persona desamparad

Martina Iñiguez dijo...

El Sr. Esteban contradice lo afirmado por profesionales uruguayos como el escribano Freddy Gonzalez y el Dr. Carlos Arezo, que conocen mejor que él las reglamentaciones y leyes uruguayas.
Él no tiene títulos que acrediten su idoneidad sobre el tema pero dice recurrir a "asesores".

Es de esperar que sus "asesores" sobre reglamentaciones civiles y leyes uruguayas hayan tenido más conocimeinto sobre el tema que el demostrado por sus "asesores" en arquitectura y proyecciones.

Los invito a ver:

CARLOS GARDEL Y SU ESCUELITA MONTEVIDEANA - Absurda refutación de Juan Carlos Esteban

http://sites.google.com/site/eluruguayocarlosgardel/la-verdadera-escolaridad-de-carlos-gardel/absurda-refutacion

Fantasía irracional y demostración de ignorancia al intentar descalificar la importancia testimonial de un documento fotográfico.

José Pedro dijo...

TAN SENCILLO COMO MILANESAS CON PAPAS FRITAS
.
Antes de volcar una nueva información, debo desmentir los anteriores dichos de la señora Martina Iñiguez de Monreal.

Cuando esa persona se hace cargo de ataques que se le formulan al investigador Juan Carlos Esteban, ya sea por el escribano Freddy González o por el Doctor Carlos Arezzo o el abogado Nelson Sica, actúa – como los citados - de manera incorrecta.

Todos ellos ignoran o fingen ignorar, que el investigador Esteban ha manifestado infinidad de veces que: “......cuando se trata de un tema jurídico, apelo al asesoramiento legal ,del Departamento Jurídico del CENTRO DE ESTUDIOS GARDELIANOS y/o de jurisconsultos orientales. Por lo tanto, le recomiendo que se ilustre leyendo "CASO GARDEL" del Dr. en Jurisprudencia D Norberto Ignacio Regueira, quien, en su libro de referencia, Editado recientemente por Editorial "PROA", pág. 59, desarrolla in-extenso el tema que a ud. (escribano González) le arrebata el sueño. Le adelanto su conclusión final, para que se ponga en autos. "La duda que se pretende instalar con la utilización de este fundamento dogmático. La declaratoria de herederos no causa estado- es análogo, en su mala fe, a citar un hecho falso o a señalar que no existen hechos que prueben un determinado supuesto, sin contraponer hecho positivo alguno"

Vamos ahora a lo nuevo o menos conocido respecto del promocionado CERTIFICADO consular de 1920, que evidentemente ES UN DOCUMENTO DE FAVOR y no un elemento válido.

Esto lo ha probado perfectamente el investigador Juan Carlos Esteban en libros y en comunicaciones registradas en infinidad de Sitios de Internet. (Sin embargo los “escayolistas no quieren ver esta realidad y lo calumnian)

Consecuentemente, no vale la pena, volver a precisar detalles,
pero – quizás sí – hacer un pequeño comentario que avale los
dichos del historiador.

Dice Esteban: A mayor abundancia vale citar que, por el Artículo
N° 88, los Agentes Consulares "remitirán semestralmente, una
relación de las Inscripciones al Ministerio de Relaciones Exteriores
que, por el Artículo N° 94 será extendido en la fórmula numerada
que distribuye dicho Ministerio” y luego agrega “Sospechosamente
esta inscripción de Carlos Gardel nunca se dio a la luz pública”.

Este suceso, es una prueba contundente más de la falsedad del
documento al cual, los hijos putativos del Dream Team se aferran sin remedio; sobre todo y reiterativamente el Presidente de la Fundación Carlos Gardel de Tacuarembó, Doctor Carlos Arezzo, en su intervención
en un programa no vinculante emitido por el Canal 13 de TV, donde su contrapartida fue precisamente el señor Juan Carlos Esteban. También hacen gala de tal “paparruchada”, otros varios y conocidos personajes, algunos nacidos en el Uruguay y otros no.

Como puede apreciarse, con pocas palabras y sin las largas y
acostumbradas eroratas “escayolistas”, se destruye otro mito que – entre otros – “el oriental” se envanece en repetir en su sitio.

¿Conocen ustedes quién es el tal “oriental”?

José Pedro Aresi

josé Pedro dijo...

TAN SENCILLO COMO MILANESAS CON PAPAS FRITAS

Antes de volcar una nueva información, debo desmentir a dichos no ciertos de la señora Martina Iñiguez de Monreal.

Cuando esa persona se hace cargo de ataques que se le formulan al investigador Juan Carlos Esteban, ya sea por el escribano Freddy González o por el Doctor Carlos Arezzo o el abogado Nelson Sica, actúa – como los citados - de manera incorrecta.

Todos ellos ignoran o silencian que el investigador Esteban ha manifestado infinidad de veces que: “…cuando se trata de un tema jurídico, apelo al asesoramiento legal ,del Departamento Jurídico del CENTRO DE ESTUDIOS GARDELIANOS y/o de jurisconsultos orientales. Por lo tanto, le recomiendo que se ilustre leyendo "CASO GARDEL" del Dr. en Jurisprudencia D Norberto Ignacio Regueira, quien, en su libro de referencia, Editado recientemente por ditorial "PROA", pág. 59, desarrolla in-extenso el tema que a ud. (escribano González) le arrebata el sueño. Le adelanto su conclusión final, para que se ponga en autos. "La duda que se pretende instalar con la utilización de este fundamento dogmático. La declaratoria de herederos no causa estado- es análogo, en su mala fe, a citar un hecho falso o a señalar que no existen hechos que prueben un determinado supuesto, sin contraponer hecho positivo alguno"

¡En este caso, el Sentido Común humilla a la idoneidad profesional! - Vale

Pasemos ahora a lo nuevo o menos conocido, respecto del promocionado CERTIFICADO consular del año 1920 , que evidentemente ES UN
DOCUMENTO DE FAVOR y no un elemento válido.

Esto lo ha probado perfectamente el investigador Juan Carlos Esteba en libros y en comunicaciones registradas en infinidad de Sitios de Internet. (Sin embargo los “escayolistas no quieren ver esta realidad y lo calumnian)

Consecuentemente, no vale la pena, volver a precisar detalles,
pero – quizás sí – hacer un pequeño comentario que avale los
dichos del historiador.

Dice Esteban: A mayor abundancia vale citar que, por el Artículo
N° 88, los Agentes Consulares "remitirán semestralmente, una
relación de las Inscripciones al Ministerio de Relaciones Exteriores
que, por el Artículo N° 94 será extendido en la fórmula numerada
que distribuye dicho Ministerio” y luego agrega “Sospechosamente
esta inscripción de Carlos Gardel nunca se dio a la luz pública”.

Este suceso, es una prueba contundente más de la falsedad del
documento al cual, los hijos putativos del Dream Team se aferran
sin remedio; sobre todo y reiterativamente el Presidente de la Fundación
Carlos Gardel de Tacuarembó, Doctor Carlos Arezzo, en su intervención
en un programa no vinculante emitido por el Canal 13 de TV, donde su
contrapartida fue precisamente el señor Juan Carlos Esteban. También
hacen gala de tal “paparruchada”, otros varios y conocidos personajes,
algunos nacidos en el Uruguay y otros no.

Como puede apreciarse, con pocas palabras y sin las largas y
acostumbradas peroratas “escayolistas”, se destruye otro mito
que – entre otros – “el oriental” se envanece en repetir en su sitio.

¿Conocen ustedes quién es el tal “oriental”?

José Pedro Aresi

José Pedro dijo...

GARDEL – MENSAJE PARA LOS SEGUIDORES DE AVLIS, BAYARDO & Co.


Según lo informó el lunes 26 de Abril del 2010, “infobae.com”, el gobierno del Presidente José Mujica del Uruguay, impulsa un registro de ADN para violadores.

El proyecto de ley establece la creación de una base de datos con huellas genéticas para identificar a los abusadores sexuales.

Atentas estas circunstancias y a efectos de facilitar la tramitación ante el gobierno de la República Argentina de una futura realización de una prueba de ADN, respecto del cantor argentino nacido en Francia, planteada exagerada e infundadamente por algunos desubicados particulares y también consonantes instituciones tangueras orientales, estimo que los susodichos deberían seguir este camino:

Gestionar que en el registro de ADN que proyecta crear el Parlamento de la R.O.U., se incluya, avalando así lo ya aprobado, respecto de las presentaciones efectuadas oportunamente por los diputados AGAPO PALOMEQUE y ARTURO HEBER FÜLLGRAFF y las sugerencias del abogado antioqueño LUCIANO LONDOÑO LÓPEZ, se incluya el material genético correspondiente al CORONEL CARLOS ESCAYOLA, presunto padre del cantor argentino, Carlos Gardel.

De esta manera el gobierno de la ROU, dispondrá de una plena herramienta para solicitar al de la República Argentina que las mencionadas instituciones, PUEDAN concretar la debida confrontación que positivice o rechace el aludido parentesco que defienden.

Según “Infobae.com”, el Congreso uruguayo ya comenzó el debate de la propuesta y en el mes de mayo el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, se presentará ante los legisladores para defender la iniciativa. POR LO TANTO, señores Sica, Arezzo, Indart, Iñiguez-Monreal, González Paysée, el diario El País de Montevideo y los inocentes firmantes de placas ideológicamente falsas, ya NO QUEDA TIEMPO QUE PERDER: …. ¡Procedan!.

De nuestra parte, según las razones expuestas en la nota “CONCLUSIÓN y PUNTO FINAL”

Ver: (http://crgardel.blogspot.com/2010/04/gardel-nacio-en-francia.html)

resulta muy claro que del lado de la verdad histórica, que sitúa a CARLOS GARDEL, como nacido el 11 de diciembre de 1890 en la ciudad de Toulouse – Francia, NADA QUEDA POR PROBAR.

Consecuentemente, deberían actuar quienes sufren por no poder probar nada de lo dicen.

José Pedro

Martina Iñiguez dijo...

Veo que el Sr. Aresi da lo que no es más que la OPINIÓN de Juan Carlos Esteban sobre la documentación uruguaya de Carlos Gardel, pretendiendo saber más sobre el tema que profesionales uruguayos.

Pero se hace el distraído con respecto a las burradas con que este investigador intentó descalificar la asistencia de Gardel a la escuelita de la calle Durazno 337 de Montevideo, hecho que en sí mismo demuestra la falsedad del testamento ológrafo ya que Carlitos asistió a esa escuela ANTES de Berta Gardes llegara al Río de la Plata con su hijo francés.
Estas burradas de los señores Esteban, Aresi y Carcamo son expresadas con gran solemnidad, en diferentes páginas, pero no por eso dejan de ser BURRADAS.

Pueden ver la nota:
CARLOS GARDEL Y SU ESCUELITA MONTEVIDEANA - Absurda refutación de Juan Carlos Esteban - Responde Martina Iñiguez
http://sites.google.com/site/eluruguayocarlosgardel/la-verdadera-escolaridad-de-carlos-gardel/absurda-refutacion

Así de idóneos son los ASESORES de Juan Carlos Esteban.
No he visto que en ningun momento mencionara quienes son, tal vez porque no hay abogados competentes que se presten a publicar BURRADAS.

Los invito a ver también otra de las falsedades que el Sr. Aresi blandía hace un tiempo como PRUEBA IRREBATIBLE del francesismo de Gardel:
GARDEL Y LA GRAN MENTIRA DE ESTEBAN CAPOT
http://sites.google.com/site/eluruguayocarlosgardel/fantasias-y-falsedades/la-gran-mentira-de-esteban-capot

Martina Iñiguez dijo...

CARLOS GARDEL Y SU ESCUELITA MONTEVIDEANA - Absurda refutación de Juan Carlos Esteban - Responde Martina Iñiguez http://sites.google.com/site/eluruguayocarlosgardel/la-verdadera-escolaridad-de-carlos-gardel/absurda-refutacion

GARDEL Y LA GRAN MENTIRA DE ESTEBAN CAPOT http://sites.google.com/site/eluruguayocarlosgardel/fantasias-y-falsedades/la-gran-mentira-de-esteban-capot

AUTÉNTICA ESCOLARIDAD DE CARLOS GARDEL - Por Martina Iñiguez
http://sites.google.com/site/eluruguayocarlosgardel/la-verdadera-escolaridad-de-carlos-gardel

GARDEL-TUBE dijo...

Ingrese a los mejores tangos del Uruguayo con un click en mi nombre, todos invitados ...

GARDEL-TUBE dijo...

Ingrese a los mejores tangos del Uruguayo con un click en mi nombre, todos invitados ...

GARDEL-TUBE dijo...

Ingrese a los mejores tangos del Uruguayo con un click en mi nombre, todos invitados ...

MALDITO PARKINSON !!!!!!!!!!!!

Álvaro Castaño Mejía dijo...

Resido en el Municipio de Bello-Antioquia, soy profesor universitario y me gusta el tango.

Por ello, a sugerencia de un amigo, he leído con atención la entrevista concedida por Luciano Londoño, y también he leído las opiniones de las distintas personas que han entrado a la página.
La opinión que más me llamó la atención fue la del señor CÉSAR PAGANO, pues me da la impresión que a él es posible que le haya tocado otra época de las charlas de Luciano Londoño, cuando esta actividad al parecer ya no le interesaba.
Yo le escuché a Londoño en 1999, en el Centro de Historia de Bello, la charla EL TANGO EN LA ÉPOCA ACTUAL (1955 en adelante) y me pareció extraordinaria. Pienso que debía repetirse con las actualizaciones pertinentes hasta el día de hoy.
En dicha charla Londoño hizo agudas y profundas interpretaciones y reflexiones sobre tango,todo ello buena memoria, rigor conceptual, claridad mental y hasta humor.

Curso intensivo - CARLOS GARDEL - INVESTIGACIÓN, MITOS Y VERDADES DE SU BIOGRAFÍA - 1882 – 1911 dijo...

El 17 de Julio de 2010 se realizará un curso sobre la biografía de Garlos Gardel entre 1882 y 1911, a cargo de la investigadora argentina Martina Iñiguez.
Se trata de un gran esfuerzo para acercar la verdadera historia del ídolo a aquellos gardelianos a quienes les interesa conocer al hombre del que surgió el cantor.
La investigadora probará entonces, con documentos, la falsedad de la "Historia Oficial" que quiso convertirlo en francés para apropiarse de su herencia.
Estará presente el investigador Ricardo Ostuni, avalando con su presencia, la imparcialidad del debate que se realizará al finalizar la exposición.
Pueden ver el curso, que tiene una duración de 6 horas, y participar de él varias personas, reuniéndose con una sola inscripción, lo que abarata enormemente el costo.
Pueden participar de él desde alguna Asociación o club.
Los temas a tratar serán los siguientes:
Módulo 1: 1882 - 1893
Dos versiones de su origen.
Toulouse y Tacuarembó. Los Gardes y los Escayola.
Publicaciones anteriores y posteriores a su muerte. La edad de Gardel.
Falsos testimonios, fantasías, ocultamientos.

Módulo 2: 1893 - 1911
Fotografías de infancia – escolaridad.
El prontuario de 1904.
La documentación oficial de Carlos Gardel.

Módulo 3: 1911 - 2010
La tragedia de Medellín.
El testamento Ológrafo.
La polémica – ADN.
Cronología.
Conclusiónes y debate.

Informes: http://www.artes37.com.ar/gardel.html

José Pedro Aresi dijo...

-En el punto 21 del artículo de Juan Carlos Esteban: “Gardel, los veintitrés pilares de su identidad” , que puede leerse en www.todotango.com/spanish/.../gardel_23_pilares.asp) y dice así:

“El 1 de julio de 1935, el periodista Segundo Bresciano reprodujo un reportaje de junio de 1930 en el periódico El Debate, de Montevideo, en el que Carlos Gardel había declarado que sus padres eran franceses y su padre era tipógrafo y tenía una imprenta. Efectivamente Paul Jean Lasserre, probable padre, trabajaba en la imprenta “Sirven” de Toulouse con sucursal en Paris. P. J. Lasserre figura como litógrafo en las listas cantonales de reclutamiento de Toulouse, bajo el N° 251 y el número de matrícula 1151.”

Así, cortito y al pié. La verdad sobre el lugar de nacimiento de CARLOS GARDEL ha alcanzado ya su PUNTO FINAL, con demostraciones documentales.

Quienes usan el bla, bla ... lo hacen porque no tienen el recurso de la prueba.

José Pedro Aresi

PEDRO ARBOLEDA JARAMILLO dijo...

Nuevamente tiene razón Luciano Londoño.

Los uruguayistas por fin consiguieron convencer a la gente de Wikipedia de que la biografía de Gardel que ofrecían tendía a favorecer demasiado a la "Historia Oficial". De momento, las modificaciones introducidas por los uruguayistas ahí siguen.

El actual puede verse entrando a :

http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Gardel

Además del cambio se introdujeron "Referencias" a las páginas que hablan de la teoría uruguayista.
Si a los francesistas les molesta la nueva versión, tendrán que aceptar la "discusión".

Martina Iñiguez dijo...

https://spitaletta.wordpress.com/2013/03/13/en-la-muerte-del-gran-luciano-londono-un-abogado-para-gardel-2/
EN LA MUERTE DEL GRAN LUCIANO LONDOÑO.
UN ABOGADO PARA GARDEL
En junio de 2008, el Festival de Tango de Medellín y la Municipalidad rindieron homenaje al mayor referente del tango en Colombia: Luciano Londoño López. El investigador de tango y música popular, murió el martes 12 de marzo de 2013. Reproduzco la nota “Un abogado para Gardel” que escribí sobre él a propósito de aquel tributo en un junio gardeliano.
Por Reinaldo Spitaletta

El mayor referente del tango en Colombia no es un músico, sino un investigador: uno que sostiene que Gardel nació en Uruguay, que propone un análisis de ADN para que se descifre el enigma de si el Zorzal Criollo es de Tacuarembó o de Francia; y que, además, es el único nacional miembro correspondiente de la Academia Porteña del Lunfardo, de Buenos Aires, Argentina.

El abogado antioqueño Luciano Londoño López, de 56 años, amante de la teoría de los indicios propuesta por el historiador italiano Carlo Ginzburg, sostiene, por ejemplo, que la muerte de Gardel se debió, en alta proporción, a la competencia entre las compañías de aviación alemana (Scadta) y la Saco, que representaba intereses de los Estados Unidos.

Londoño, nacido en el barrio La Milagrosa, de Medellín, creció entre cafetines en los que había una repartición casi equitativa entre el tango y la música del Caribe. Después, dividiendo sus amores, el tango lo ganó para la vida y para penetrar en sus avatares. Es el máximo experto en tanguitud de estos contornos. Su biblioteca ostenta centenares de libros, revistas y recortes de prensa referidos al género que Discépolo definió como “un pensamiento triste que se baila” y ni hablar de las grabaciones (longplays, casetes, cedés, videos).

Dueño de prodigiosa memoria, Londoño, lector además de literatura e historia, sabe de las viejas guardias, de la guardia nueva, de Astor Piazzolla, de Aníbal Troilo, de historia argentina, es capaz de demostrar qué ocultó el funeral de Gardel en Buenos Aires o de disertar acerca del influjo del jazz en el tango, y aun del tango en el jazz. Conoce de grabaciones y versiones, discografías, fechas clave. Y siguiendo los lineamientos de José Gobello, presidente de la Academia Porteña del Lunfardo, ha retirado a Gardel del anecdotario y lo ha puesto en la historia.
Ni se le ocurra ponerle trampitas acerca de cantantes, orquestas, compositores, letristas, porque todo lo sabe. Ha dedicado casi toda su existencia al estudio del “gotán”, sin que por ello haya renunciado a la música clásica, o a coleccionar biografías de María Félix y Edith Piaf, o a escuchar la voz y la trompeta de Louis Armstrong. Así que si le pregunta por Indro Montanelli o por Marc Bloch, da perfecta cuenta del periodista italiano y del historiador francés.

Martina Iñiguez dijo...

sIGUE:

Luciano -para entrar en confianza- es, además, fanático del buen sonido. Puede pasar jornadas inacabables pasando “elepés” a cedés, o viejas cintas de video al DVD. Acumula entrevistas de cantores, de directores orquestales, de autores y compositores, y ha leído con fruición y apasionamiento a Roberto Arlt, Osvaldo Soriano, Leopoldo Marechal, Olga Orozco y un sin fin de escritores y poetas argentinos.

Así, él sabe que no solo de tango vive el hombre, pero, igual, el tango, aquella complejidad que Horacio Ferrer definió como “mezcla brava de pasión y pensamiento”, lo mantiene alerta por la riqueza musical y poética del género. Londoño, aparte de ser autoridad en lunfardo y tanguería, de pertenecer a una academia que tuvo entre sus miembros correspondientes al Nobel español Camilo José Cela, es un divulgador de la cultura rioplatense.
En sus artículos y reseñas, publicados en revistas y periódicos internacionales, da cuenta de la relación de la lengua, la historia, la literatura con el tango y de la influencia de éste en la cultura. Por esto y por otros méritos el Festival Internacional de Tango de Medellín le rendirá, el 24 de junio, un homenaje nacional, junto al poeta uruguayo-argentino Horacio Ferrer. El tributo se extenderá a la memoria del escritor Manuel Mejía Vallejo, autor de la novela Aire de tango.

El finado arquitecto uruguayo Nelson Bayardo, autor de varios libros sobre Gardel, le dedicó el titulado Gardel, a la luz de la historia: “A Luciano Londoño López, en expreso reconocimiento a una trayectoria que lo ubica en el máximo nivel de expertos en música popular de las Américas”. Las investigaciones y notas del abogado medellinense han obtenido elogios de musicólogos y periodistas, como Cristóbal Díaz Ayala, Ricardo Ostuni, Jorge Göttling, Luis Adolfo Sierra y Gaspar Astarita.

Para Londoño, Gardel es la máxima expresión del canto popular. A veces, sin embargo, no es extraño que se le “piante” un lagrimón con las voces de Roberto Rufino y Raúl Berón. Medellín, en este junio de tanguedia, rinde homenaje al Zorzal y a un investigador que lo sacó del anecdotario y lo metió en las vicisitudes de la historia.