miércoles, 13 de junio de 2012

VUELVE EL TANGO por Rodrigo Pareja




VUELVE EL TANGO

Rodrigo Pareja

Aunque faltan escasos seis días para que se inaugure en su nueva versión el festival del tango, es poco lo que sus organizadores han difundido hasta el momento en lo que tiene que ver con programación y artistas invitados, un verdadero misterio para la gran mayoría de interesados.

Sin embargo, en este mes y en Medellín, resulta obligatorio hablar de ese género musical, así en pasados festivales no haya sido mucho lo positivo que le quedó a la capital antioqueña, y sobre todo, al tango y a sus seguidores, quienes según algunos eruditos, cada día resultamos ser más poquitos.

Lo que sí está claro, y no por acción de los organizadores del festival sino por otras entidades que también quieren el tango y buscan difundirlo al más alto nivel, es que la parte culta se encuentra a salvo y justifica por sí misma la llegada de este nuevo junio.

Lo digo, obvio, por la nueva y gratificante presencia del escritor, poeta, ensayista y amplio conocedor de la historia tanguera, don Ricardo Ostuni, el más importante personaje intelectual que haya llegado a Medellín para ilustrarnos sobre el tango, su historia, sus personajes, sus aspectos socio-culturales y sociológicos, en fin, para brindar una estupenda y única cátedra sobre la materia.

El sapiente Ricardo Ostuni, un personaje que envidiarían las más ilustradas cátedras tangueras del mundo, estará el jueves 21 de junio a las 6 y 30 de la tarde en la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, para disertar sobre el tema“Presencia de la poesía culta en el tango”, un aspecto poco trajinado pero que tiene en el conferencista a uno de sus más sabios exponentes.

Y el sábado 23 de junio a partir de las 4 y 30 de la tarde, Ostuni estará en la Biblioteca “Marco Fidel Suárez “, de Bello, entidad cultural que en un encomiable esfuerzo y como gran contribución a la mejor difusión del tango se encargó de traerlo a Medellín, con una mini conferencia sobre “Gardel y el arte de cantar”, y una disertación de fondo alrededor del tema “Borges y el tango”.

Para dar una idea de la importancia de Ostuni en el tango y todo lo que gira en torno a él, vale mencionar que es académico de número de la academia porteña del lunfardo y de la academia de historia de Buenos Aires; y ha sido rector de la Universidad del Tango y docente del Liceo Superior del Tango; presidente del Grupo Poesía de Buenos Aires y dueño de innumerables premios y distinciones en su país y en el exterior.

Algunos de sus libros son Repatriación de Gardel; Borges y el tango; Viaje al corazón del tango y La inmigración italiana y su influencia en el tango, además de los poemarios Pájaros que mueren en la primera luna; Manchas de tiempo; El tango en Granada y Las esquinas de la noche, entre otros.

En lo que tiene que ver con la parte eminentemente artística, salvado ya como queda anotado el aspecto intelectual y cultural gracias a Ostuni y al Centro de Historia de Bello, parece que este año habrá algo mejor que en los festivales pasados, donde la mediocridad fue el rasero, incluida la producción de los espectáculos, si es que acaso la hubo.

Este año, por lo menos, a los verdaderos tangueros no los van a ofender y estafar con la contratación de bodrios como Melingo, Bajo Fondo y otros depredadores del tango.

Bastaría citar dos nombres para creer que este año el festival será de más altura: El Quinteto Real, dirigido por el hijo de quien fuera su creador y primer director, Horacio Salgán, y Juanjo Domínguez, uno de los guitarristas de la élite tanguera.

Además se tendrá la orquesta uruguaya de Nelson Alberti, once músicos y tres cantores que interpretan al estilo D’ Arienzo, lo que ya de por sí es una prueba de que este año el festival del tango colme las expectativas de los verdaderos tangueros y no se convierta en otra frustración.

--


EL MUNDO

Medellín miércoles 13 de junio de 2.012