sábado, 10 de enero de 2009

Aurora


Federico Barreto Bustíos





“AURORA”, un vals de autor peruano

Luciano Londoño López


Señor Presidente:

La discografía Gardeliana (1) señala a Carlos Gardel y José Razzano como autores y compositores del vals AURORA, el cual grabaron en 1919 (Matriz 55/Ac. Odeón, acompañados del guitarrista José Ricardo). Por su parte en Cuba se ha dicho que dicha canción es de Manuel Corona y de ella existen varias versiones, entre ellas la Carusito y la de la Orquesta Almendra.


La letra que interpretan Gardel-Razzano dice así (2):

“¡Ay Aurora! Me has echado al abandonoyo que tanto y tanto te he querido,¡ay Aurora! Me has echado al abandonoyo que tanto y tanto te he querido,y tu negra traición me echó al olvido.¡Ay Aurora! Si te amo todavía…

“Mas yo no debo castigarla como debo esta falsía.
¡Castígala, Señor! con toda tu energía.
Que sufra mucho, pero que nunca muera…
¡Ay Aurora!... Si te amo todavía…

“Mas no pretendas recuperar el trono
que tenías en mi pecho, y lo has perdido.
Mas no pretendas recuperar el trono
que tenías en mi pecho, y lo has perdido.
Hasta el fondo del alma, me has heridoy del fondo del alma, te perdono…

“Mas yo no debo castigarla como debo esta falsía.
¡Castígala, Señor! con toda tu energía.
Que sufra mucho, pero que nunca muera…
¡Ay Aurora!... Si te amo todavía…
“Mas yo no debo castigarla como debo esta falsía.
¡Castígala, Señor! con toda tu energía.
Que sufra mucho, pero que nunca muera…
¡Ay Aurora!... Si te amo todavía…”



El AURORA conocido en Cuba tiene la misma música que el vals “Aurora”, pero en ritmo de danzón y la letra que los cubanos dicen compuso Manuel Corona, en 1910, es la siguiente:

Según la versión que interpreta la Orquesta Almendra:

“¡Ay Aurora! me has echado al abandonoyo que tanto y que tanto te he queridopor tu negra traición me has engañadoy en el fondo del alma me has herido.

Has tratado de engañar el alma mía
Castígala Gran Dios con mano fiera
Que sufra mucho pero que no muera
¡Ay Aurora! Yo te quiero todavía”.
La versión de AURORA que interpreta Carusito dice:

“¡Ay Aurora! me has entregado al abandonoy yo que tanto y tanto te he queridoy tu negra traición echó al olvidoni disculpo tu error ni te perdono. “No intentes recuperar el trono
que en mi pecho tuviste y has perdidoen el fondo del alma me has heridoy en el fondo del alma esta el encono “Yo no podría, es cierto, aunque quisieracastigar como debo tu falsíamás la mano de Dios es justicieraque sufra mucho pero que nunca mueramira que yo te adoro todavía”.

No obstante lo anterior, el vals AURORA no es argentino (de Gardel-Razzano) ni cubano (de Manuel Corona). En el Perú desde hace algún tiempo se viene diciendo que “Aurora” es autoría de un peruano y que Gardel conoció esta obra en 1917 en Chile (3) y (4).

Al poeta peruano Federico Barreto Bustíos (nacido en Tacna el 8 de febrero de 1868 y fallecido en Marsella, Francia, el 30 de octubre de 1929) pertenece un soneto titulado JASPE, el cual fue convertido en el vals "AURORA".
Este soneto fue publicado el 28 de febrero de 1903, en la revista "Actualidades", edición Nº 8, página 115. Posteriormente este soneto con el nombre de “Queja a Dios” hizo parte del poemario titulado “Algo mío”, el cual ganó gran popularidad y agotó la edición. En
1924 se publicó una segunda edición, igualmente agotada.
La letra del soneto JASPE, de Federico Barreto Bustíos, dice así (5):
“Jaspe
“Me has entregado, ingrata, al abandono,
y yo, que tanto y tanto te he querido,
ni tu negra traición echo en olvido
ni disculpo tu error… ni te perdono!

“No intentes, pues, recuperar el trono
que en mi pecho tuviste, y has perdido,
en el fondo del alma me has herido,
y en el fondo del alma está mi encono.

“Yo no podría, es cierto, aunque quisiera,
castigar como debo tu falsía;
mas la mano de Dios es justiciera…

¡Castígala, Señor, con energía;
que sufra mucho; pero que no muera…
“¡Mira que yo te adoro todavía!”

Ya está claro que fue Federico Barreto el autor de la letra de AURORA. Desconocemos quién es el autor de la música. Es posible que hayan sido Gardel-Razzano quienes le cambiaron el nombre al vals AURORA, aunque es también probable que el tema cuando lo escucharon Gardel-Razzano ya existiera con título, letra y música, tal como ocurrió con las canciones colombianas que también Gardel aprendió en Chile en el año 1917 y de las cuales también Gardel-Razzano se dijeron autores y compositores.

Es bien conocido que durante la primera mitad del siglo XX, debido a que no existían leyes que protegieran los derechos de autor, en casi todo el mundo se tomaron creaciones de otros y se hicieron pasar como si fueran del que las interpretaba o le ponía música. Son muchos los ejemplos de estas "similitudes", nombre con el que se denomina piadosamente a las apropiaciones.
Se sabe del oportuno rescate que Carlos Gardel hizo de muchísimas melodías, a las cuales, con su genialidad interpretativa, les confirió el pasaporte de la fama. Gardel agregaba siempre su cuota personal a las obras que interpretaba.
En otros casos Gardel tomó ciertas melodías ajenas, restos de los cantares que guardaba en su memoria, a los que agregaba notas propias para completar la frase melódica. En un principio, Gardel y Razzano no incluyeron su firma en varias de sus composiciones de origen anónimo, al menos en las partituras. En muchas de ellas se señala el carácter tradicional de las obras con la inclusión únicamente de la inscripción “Repertorio Gardel-Razzano” (9).
Todos los cantores populares, desde el siglo XIX hasta la segunda década del siglo XX, utilizaban melodías anónimas; músicas que andaban de boca en boca y a nadie pertenecían. De modo que ninguno de aquellos interpretes se tomaba la tarea de componer, porque las melodías ya estaban hechas y circulaban libremente por los teatros, almacenes, bailes, etc. Sólo era cuestión de agregarles un texto propio o ajeno y largarse a cantarlas. Si el público las aceptaba eran llevadas al disco, en cuya etiqueta aparecía la firma del creador de la versión, no del autor original, el cual generalmente se desconocía. No había delito alguno en ello, todo el mundo lo hacía (9).
Carlos Gardel y José Razzano se dijeron autores y compositores del vals AURORA, al igual que se dijeron autores de las canciones colombianas que Gardel conoció en Chile en 1917 y que grabó en 1919 (6): MIS PERROS (bambuco, letra del poeta Federico Rivas Frade y música de Alejandro Wills), EL VAGABUNDO (bambuco, canción del folklor colombiano, música de Fulgencio García), RUMORES (cuyo verdadero título es TRAS DE LAS VERDES COLINAS y también conocido con el título de “Las aguas del Magdalena”, ritmo bambuco, letra del poeta bogotano Francisco Restrepo Gómez y música de Alejandro Wills. Esta canción fue grabada en 1914 por el dúo colombiano de Wills y Escobar (Alejandro Wills y Alberto Escobar), en una máquina portátil de la Víctor en Bogotá.
No serían éstas las únicas veces que Gardel y/o Razzano firmaran temas que no les pertenecían. Enrique Cadícamo en sus memorias (7) dice que en París encontró muchos temas suyos grabados en discos que ostentaban la estampilla GR (Gardel-Razzano) quienes percibían los derechos de autor.


Se sospecha que en todas las canciones de las películas “Melodía de arrabal” y “Espérame” colaboró Horacio Pettorossi, aunque sólo figure como coautor de “Silencio”. El propio Gardel dijo en una entrevista: “Las composiciones las improvisábamos en el set con mi amigo Pettorossi” (8).

Vale decir que quizás haya algunas notas del guitarrista en “Melodía de arrabal”, “Mañanita de sol”, “Me da pena confesarlo”, “Criollita de mis amores”, “Estudiante”, “Recuerdo malevo” y “Quiéreme”. Para componer, Gardel improvisaba con su canto una frase melódica sobre algunas líneas poéticas que Lepera le suministraba. El desarrollo era labor de Terig Tucci. El tango “Recuerdo malevo”, en la segunda parte, evoca la segunda parte del tango “Mano blanca”. El tango “Viejos tiempos” fue compuesto a medias entre Gardel y Alberto Castellanos. Su tema inicial es una ampliación de las ocho primeras notas de “Naipe marcado”, de Ángel Greco y, en el final de la primera parte, reaparece la conclusión de la segunda parte del tango “Mano blanca, de Antonio De Bassi (9).

Otro ejemplo de lo anterior es el caso del tango “Mano a mano”, el cual Gardel-Razzano también firmaron como propia la música, y ya se sabe que fue compuesta por José Ricardo, el guitarrista, cuya familia cobra hoy los derechos.

Sobre las canciones que figuran como de la autoría de Gardel y en realidad pertenecen a otros han escrito los Académicos de la APL don Roberto Selles (9) y don Ricardo Ostuni .

Éste último narra el caso del vals “A mi madre” (Con los amigos) adjudicado a Gardel-Razzano y al poeta Almafuerte. En el trabajo escrito para la revista que dirigía don Oscar Himschoot (10), señala que Raúl Lafuente dio la noticia de haber encontrado unos versos muy similares a los de la letra del vals “A mi madre”. Posteriormente el Académico don Ricardo Ostuni confirmó la certeza del hallazgo, después de examinar todos los seudónimos utilizados por Almafuerte y revisar el poema “Últimos ayes de un bardo”, del uruguayo S. Alfredo Robles, en la revista semanal literario-jocosa llamada Bric-a-Brac, del 26 de noviembre de 1896.


FUENTES CONSULTADAS:

(1) PUGA, Boris. “Carlos Gardel –discografía- guía especializada para coleccionistas y estudiosos”. Cuaderno Nº 7 de Tangueando, publicación del Club de la Guardia Nueva, Segunda edición, Montevideo, mayo de 1970.

(2) ARIAS, Pedro Eliseo y CAPRISTO, Leonardo. “Carlos Gardel, compilación poética, estudio cronológico, Tomo 1 (de 3), página 46, Corregidor, Buenos Aires, 2003.



(3) MEJIA, DARIO. “Discusiones sobre criollismo”.
http://209.85.165.104/search?q=cache:GctRAN1TnZQJ:www.perumagiayencanto.com/Publicaciones%2520X%2520fechas%25202006/SEP%252023,2006/Discusiones%2520sobre%2520el%2520criollismo.htm+%22Aurora%22+%22vals%22+%22versiones%22&hl=es&ct=clnk&cd=2&gl=co&lr=lang_es

(4) MEJIA, DARIO.”Efemérides Criollas”.
http://209.85.165.104/search?q=cache:BNt2Uh4h- i0J:www.listamusicacriolla.com/efemerides/+%22Efem%C3%A9rides+criollas%22&hl=es&ct=clnk&cd=1&gl=co&lr=lang_es


(5) BARRERO BUSTÍOS, Federico. Poemario “Algo mío” y su soneto “Jaspe”.

(6) LONDOÑO LÓPEZ, Luciano. “Las canciones colombianas del repertorio de Carlos Gardel”. Academia Porteña del Lunfardo, Buenos Aires, Comunicación Académica 1303 de junio 24 de 1993.

(7) CADICAMO, Enrique. “Mis memorias”. Páginas 108, 109 y 132, Corregidor, 3ª edición, Buenos Aires, 1998.

(8) PELUSO, Hamlet y VISCONTI, Eduardo. “Carlos Gardel y la prensa mundial”. Corregidor, Buenos Aires, 1990.


(9) SELLES, Roberto. “Gardel compositor”. Revista Universidad de América, año 2, Nº 2, Bayamón, Puerto Rico, diciembre de 1990.


(10) OSTUNI, Ricardo. “Carlos Gardel-Almafuerte, la dupla que no fue”, revista Club de Tango Nº 11, Buenos Aires, octubre de 1994.
......

ACADÉMIA PORTEÑA DEL LUNFARDO

COMUNICACIÓN ACADÉMICA Nº 1644

Del Académico Correspondiente en Colombia, con residencia en Medellín, LUCIANO LONDOÑO LOPEZ

Medellín, 14 de marzo de 2008
...
Versión de Aurora

25 comentarios:

jarapanesso@une.net.co dijo...

El trabajo de Luciano Londoño López es un serio seguimiento a un tema musical. Con ello demuestra la persistencia de investigador musical que sin ser músico incursiona en la parte histórica y literaria con propiedad docente.

Luis Emilio dijo...

Don Luciano, necestamos que muestre mas sus articulos y este mas presnete en lo del tango, en conferencias.
Felicitaciones

Nomei dijo...

Eso es lo que necesitamos del tango, que salga y muestro lo qeu se hace en Medelin. Felicitaciones

Luis Otoniel Piedrahíta Rivera dijo...

¡Qué rigor y buen criterio histórico los que aplica en su investigación Luciano Londoño López!
Este ensayo es un buen ejemplo para los trabajos que deben adelantar los nuevos investigadores de tango en Colombia. Y tal como lo dicen el doctor Jaime Jaramillo Panesso y LUIS EMILIO en sus comentarios, necesitamos que Luciano Londoño nos brinde su capacidad docente, nos muestre sus artículos y esté más presente en todo lo del tango, sobre todo al lado y de común acuerdo con la Academia Colombiana del Tango. ¡Felicitaciones, maestro Luciano!

Con admiración y respeto, Luis Otoniel Piedrahíta Rivera

Socorro Garzón Giraldo dijo...

Desde hace tiempo los doctores Jesús Vallejo Mejía y Luciano Londoño son los hitos más altos en conocimiento tanguero en Medellín, con la advertencia de que Luciano Londoño le ha introducido al tema sus estudios sobre la "Nueva Historia" y sus conocimientos sobre la música popular latinoamericana. Eso se evidencia en el ensayo AURORA, UN VALS DE AUTOR PERUANO y en la muy buena antología que le publica esta página. Sin embargo, creo que va siendo hora que en nuestro medio surjan nuevos investigadores, con el fin de poder mantener la llama del tango.

Socorro Garzón Giraldo

FABIO MEJÍA- Jefe Depto. de Historia Universidad de Antioquia dijo...

Felicito a Luciano Londoño por su selección de tangos y por su investigación AURORA, UN VALS DE AUTOR PERUANO.
Este es mi comentario sobre el vals AURORA, el cual considero que es un juicioso proceso de investigación de fuentes, en el que, Luciano Londoño, utiliza la Historia Comparada y la Imaginación Histórica.
En su ensayo, colige la existencia de un “autor público o social”, del cual forma parte importante el intérprete con su sello original.
Luciano Londoño muestra conocimiento sobre costumbres de la época y realiza el lleno de vacíos de las fuentes. Hace uso formal de fuentes a modo de prueba documental. La diversidad documental se evidencia en la tipología (fuente primaria y fuente secundaria) y la diferenciación de las fuentes se hace por su soporte escrito, oral y musical.
En el texto hay un ejercicio de contrastación y por derivación se hace una comparación entre las versiones, con lo cual se da un APORTE ORIGINAL EN EL ENSAYO, basado en argumentos de conocimiento y en fuentes.

FABIO MEJÍA - Jefe Depto. de Historia Universidad de Antioquia

Ricardo Vélez Pareja – Cartagena de Indias dijo...

Leí con mucho interés la selección de tangos de Luciano Londoño y su texto sobre el vals AURORA y lo felicito por ellos, los cuales lo convierten en uno de los más destacados investigadores de esta música que se oye tanto en Colombia (Medellín).

Investigaciones, como la que hace Luciano, son de extraordinaria importancia para dar a conocer más en detalle la historia del Tango, sus orígenes y sus autorías.

Ricardo Vélez Pareja – Cartagena de Indias

Orlando Montenegro Rolón (Cali) dijo...

Merecidos comentarios los que se hacen a la selección de tangos realizada por Luciano Londoño y a su ensayo sobre el vals AURORA. Sinceras felicitaciones para él, de corazón abierto y latiendo. ¡Así debe ser! Los homenajes en vida.
Orlando Montenegro Rolón, director de la Revista Melómanos Documentos (Cali)

Guillermo Gil Ortega dijo...

Tienen razón el historiador Fabio Mejía y la señora Socorro Garzón. Por fin hubo quien se atreviera a decir lo que ni el mismo Luciano Londoño nos había dicho: Los trabajos de Luciano (en especial el referido al vals AURORA) son la aplicación, a las investigaciones sobre TANGO, de los conceptos de la “Escuela de Annales”, "Nueva Historia", “Historia de las mentalidades” y “Teoría de los indicios” (propuesta por Carlo Ginzburg). Creo que eso está bien, sólo que era bueno que se dijera públicamente, para que los que gustamos leer sobre tango supiéramos el enfoque de las investigaciones. Espero que otros investigadores nos informen con qué fundamentación realizan sus ensayos.
Guillermo Gil Ortega

Jorge dijo...

Viendo la manera de leer de Luciano, su obsesión por lo que le gusta, sus métodos de investigación y sus conocimientos, me atrevería a decir que es el único investigador que hay en nuestro medio. A otros, así denominados o autodenominados, les falta bagaje cultural. Luciano lo tiene de sobra.
Jorge Arango

Sergio Santana dijo...

No hay palabras para valorar los conocimientos de Lucio -así en confianza- sobre tangología. Su antología, muy personal y muy pensada demás, como todo lo que discurre en sus investigaciones y ensayos -El que acompaña este blog sobre "Aurora" es una corroboración mas-, me ha puesto a concluir que de tango sigo con mis conocimientos por la orilla. En esta antología hay conocimiento, hay pasión, entrega, orgasmo sonoro y muchas inquietudes.

Ahora mi estimado Lucio me puso a oir mas tango, a "antologar" mis oídos y a felicitarte por tanta sapiencia.

Sergio Santana

ROBERTO SELLES, Académico de Número de la Academia Porteña del Lunfardo dijo...

Me parece más que interesante el artículo de Luciano Londoño López sobre "Aurora", un vals de autor peruano. Realmente es un verdadero hallazgo.
Yo, como investigador del tango, venía siguiéndole la pista al vals, pero esto me pone frente a la verdad. Si algún día termino mi extenso trabajo "Gardel compositor" (espero que sí), quedará incluido, citando, por supuesto, el nombre de Luciano Londoño López.
Bien, para mi querido hermano Luciano, van mis saludos, el deseo de un buen año y mi sincera y admirativa felicitación por su trabajo de investigación y un abrazo de tu amigo ROBERTO SELLES, Académico de Número de la Academia Porteña del Lunfardo

Ana Lucía Echeverri dijo...

Como me alegra que el trabajo y pasión de Luciano Londoño López sean reconocidos a nivel mundial. OJALÁ se tomaran el trabajo de venir hasta aquí, dedicarse con él a recopilar sus conocimientos y dejar, por escrito, un buen recuento.
A Luciano lo felicito de verdad.
Ana Lucía Echeverri

Janneth Cecilia Ramírez Sepúlveda dijo...

HE LEÍDO LOS DOS TRABAJOS QUE DE LUCIANO LONDOÑO PUBLICA ESTA PÁGINA (SU ANTOLOGÍA DEL TANGO Y EL ENSAYO SOBRE EL VALS AURORA)Y ME PARECEN MARAVILLOSOS LOS MISMOS Y LOS COMENTARIOS ESCRITOS QUE LE HAN HECHO. POR ELLO FELICITO A LUCIANO Y A "TANGO EN MEDELLÍN".

Janneth Cecilia Ramírez Sepúlveda

Álvaro Ochoa Morales, Vicerrector UNAULA dijo...

Los buenos comentarios que conocedores hacen a la selección de tangos de Luciano Londoño y a su ensayo sobre el vals AURORA, son una aplicación del sabio refrán : "A todo señor, todo honor".
Felicitaciones, Luciano debe sentirse orgulloso de que el Académico (como él) Roberto Selles reconozca tan bellamente su investigación.
Álvaro Ochoa Morales,
Vicerrector Administrativo Universidad Autónoma Latinoamericana

Nubia Hincapié dijo...

Conozco el hermosísimo vals Aurora, pero no sabía quién era el autor, gracias a ti, que estoy progresando en este campo, pues mi fuerte no ha sido los compositores, aunque soy melómana por naturaleza. Te felicito porque tú eres el maestro de maestros.
El que sabe, sabe soy una profunda admiradora y respeto el conocimiento que tiene Luciano sobre el tango, aunque sé que conoce de muchos otros asuntos con igual profundidad, es un conocedor mítico del tango, al punto de siempre enseñarnos sobre el tema.

Excelente selección, no conocía el vals Aurora. Siempre con la admiración del amigo, pero por merecimiento, SU PASIÓN la que nos falta a muchos lo hacen una persona extraordinaria.

Luciano Londoño López para Gustavo Henao es un anormal y solo los anormales transforman este absurdo y mediocre mundo.
Nubia Hincapié

Gustavo Alonso Henao dijo...

Lo he repetido en numerosas ocasiones, admiro y respeto profundamente el trabajo de Luciano Londoño, es uno de los intelectuales más valioso de nuestro país, además de ser el amigo incondicional.

Su conocimiento de la música es profundo, en el tango es el único aunque otros le colean.

En su antología solo un tema me es afín, por ignorancia no más.

Un abrazo y mis respetos
Soy amigo del tango de burdel, por Luciano supe que el tango también evolucionó y conocí a Piazzola. Luciano sabe más que nadie sobre el tema. Soy un amigo afortunado de este hombre, que no pasa por esta vida mediocremente.

Admiro a Luciano y soy Gustavo Henao

MARTINA IÑIGUEZ, Buenos Aires-Argentina dijo...

¡Qué bueno que los amigos de Luciano Londoño
hagan un reconocimiento público de sus evidentes conocimientos de tango y sus virtudes! Hago mías las palabras de ellos.

MARTINA IÑIGUEZ, Buenos Aires-Argentina

Miguel Quijano Acosta, Psicólogo dijo...

Las palabras despectivas en contra de Luciano Londoño, de alguien que dice llamarse Aresi, me han llevado a creer que en verdad Luciano (a quien no conozco) sabe bastante de tango, de lo contrario los envidiosos no se verían tan preocupados.
Felicitaciones para la página Tango en Medellín por hacernos conocer lo que gusta de tango en esta ciudad. Y gracias a Gustavo Escobar por su aporte respecto a la música del vals AURORA.

Miguel Quijano Acosta
PSICOLOGIA ESPECIALISTA EN AUTOESTIMA Y CRECIMIENTO PERSONAL

Jairo Cano dijo...

Acabo de leer algunos de los comentarios sobre el doctor Luciano y sus gustos. Los comparto, mas el trato que mayoritariamente le dan, si no unánime, pareciera ser que se está muriendo. Empero, lo necesitamos vivo para que enseñe todo lo que sabe.Gracias.

Jairo Cano

César Pagano, desde Bogotá dijo...

Luciano Londoño en el mundo de la música popular, en general, y en tango en particular es un talento superior, dotado de una gran preparación especialmente a través de lecturas, del cine y de escuchar intensa, profunda y analíticamente la música Y A personas mayores que saben, para escudriñarla con su memoria excelente y de una capacidad de una gran intuitiva y de fina sensibilidad y verter sus conclusiones con una vigorosa cualidad de asociación y en estilo solvente. silogístico y sobrio, que le lleva a probar lo que en un primer momento aseveró.

Luciano es un amigo fiel y leal y oportuno, que acompaña y sirve en los momentos necesarios. Precario conferencista para auditorios, pero cautivante conversador con salidas profundas, graciosas y todas brillantes, aunque a veces tajantes y exageradas, pero que más que mover a la polémica se diluyen en el humor ingenioso.

Su gran patrimonio son sus libros sus discos y su extraordinario talento que no hemos podido lograr que se decida a reunir sus ensayos, cartas, artículos y crónicas, etc., en un libro para tener el gusto de verlo difundido continentalmente, y leerlo, reerlo y aprender al final de cuentas asuntos considerables de la música , de la cultura y de la vida.
El resto se lo dejamos al olvido como pregonaba ese genio cubano Félix B. Caignet: “!LA ENVIDIA ES ADMIRACION CON RABIA!”

!Optimismo frente al abismo¡ Y decía Vargas Vila: ¡Vive y Vacila!
César Pagano, desde Bogotá

César Pagano, desde Bogotá dijo...

Quiero agregar que me gustó mucho la selección de los tangos que más le gustan, realizada por Luciano, y su investigación sobre el vals AURORA, complementada por Gustavo Escobar. Considero que fue, para Luciano, un difícil compromiso con sus admiradores y también con sus envidiosos detractores.

César Pagano, desde Bogotá

JAIRO CADENA LEÓN, historiador dijo...

Carta abierta para Aresi y demás insultadoes, quienes tanto daño le hacen al tango
No puedo llamarlo por su nombre porque usted casi siempre usa seudónimo y en eso ya nos lleva una ventaja: Nosotros colocamos nuestros nombres.
Periodistas colombianos como Daniel Samper y Óscar Collazos (en el periódico EL TIEMPO) se cansaron de gente como usted, no por usted mismo, a quien consideran necesario y útil en un debate, sino por sus insultos y sus groserías, que son la degeneración de los foros instalados por los medios en sus ediciones electrónicas.
El pensamiento libre pasa por mal momento. La libertad de expresión está atemorizada. Hay un ambiente enrarecido que dificulta disentir de la tesis francesista del origen de Gardel. Hay temor de opinar diferente.
El miedo ronda. En su derecho de opinar sobre este tema, muchos callan por temor a que los acusen de cualquier mal así sea calumnioso. El intercambio libre de ideas está perturbado. En fin, un tufillo de censura nos invade.
Lo peor que le puede pasar a una sociedad es sentir miedo de pensar y expresarse. Que el miedo se apodere del espíritu de la gente es censura. La censura es un secuestro al pensamiento.
Disentir, opinar diferente, tener diversidad ideológica son derechos inviolables.
La controversia civilizada, la diferencia de criterios, las posiciones antagónicas o cercanas son inseparables. Cuando brillan las diferencias ideológicas se ven vitales los ideales y se honra la civilidad.

Disentir es un derecho irrenunciable del ser humano. Disentir significa no ajustarse al sentir o al parecer de otro, opinar de modo diferente. Disentir es el alma de la democracia. Disentir es un derecho natural del ciudadano y es la consecuencia de otro derecho mayor: el derecho al pensamiento libre.
El derecho a opinar diferente lo consagra la Constitución Colombiana. Quien no reconozca a los ciudadanos el derecho a la diferencia es un violador constitucional.
Silenciar a los opositores inventando calumnias, descalificando o insultando, es entronizar trampas y despotismo.
La humanidad toda está y estará siempre unida contra el silencio forzado, contra la censura, contra el recorte al derecho de pensar diferente. Al pensamiento libre no se le aceptan enemigos ni murallas. No se pueden permitir artimañas para recortar la libertad o para esconder la verdad.

Es una vergüenza que los ideólogos de quienes defienden la tesis francesista sobre el origen de Gardel sean Maquiavelo o Goebbels. Éstos son predicadores de éticas degradantes, consejeros de la mentira, diseñadores de artimañas, irrespetuosos de la verdad, manipuladores de la opinión y destructores perversos del otro. Y de esa ideología embaucadora salen los venenos contra el pensamiento libre y contra el disenso.
No queremos las estrategias de Aresi y sus ventrílocuos de Medellín, al estilo Goebbels, para Medellín: “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que les distraigan”.
Esta oportunidad de poder opinar en la página Tango en Medellín me permitió aprender muchas cosas, entre otras, a “conocer” a Aresi y sus amigos de Medellín. Los imagino sentados frente a sus pantallas, envenenados con sólo ver el nombre de cualquiera que opine que Gardel es uruguayo. Leyendo con rabia y presurosos de volcar su rencor en el espacio asignado para comentarios.
Es otra ventaja que tiene Aresi y sus amigos. No necesitan investigar, ni redactar, ni cuidar la ortografía. Bastan unos adjetivos y unos improperios y ya se ganaron una permanencia en la red. Deben pasar muchas horas visitando páginas, leyendo y odiando, porque he visto que devoran víctimas en otros medios. Algunos cobardes de la Academia Colombiana del Tango se sienten cómodos con usted. Incluso lo animan a que continúe insultando a todo aquel que investigue o le dé visos de seriedad al tango.
En estos tiempos de retroalimentación inmediata, parece que los investigadores escriben para que sus enemigos los odien más. Porque si alguien quiere saber si hay gente que lo desprecia, si cree que no tiene enemigos, si piensa que puede decir lo que piensa sin ganarse toda clase de ataques, escriba sus opiniones sobre el tango.
No niego que ha sido impactante encontrarme a personajes como usted y sus amigos de Medellín, seudo defensor del origen francesista de Gardel. No por la crítica misma, necesaria y bienvenida, sino por la mala calidad de la misma. Por lo violenta y mezquina.
El caso es que no nos vamos a seguir “viendo”. Al menos aquí. Y no por usted. Es porque tengo demasiado trabajo en mi medio base, y para leer sus tonterías, insultos y descalificaciones requeriría un tiempo que no poseo. Pero quería estar en el momento crucial de este mar de opiniones, tantas y tan favorables a las entrevistas de Luciano Londoño.
Fue una experiencia “conocerlos” a usted y sus amigos y no quería irme sin dejar testimonio de este encuentro. No se puede quejar. Usted y sus amigos podrán seguir insultando y malqueriendo todo el tiempo que desee. Por fortuna hay muchos otros lectores que han sabido aprovechar esta dimensión de diálogo y para ellos vale la pena seguir opinando con altura, que es precisamente lo que usted y sus amigos no hacen. Hasta pronto. JAIRO CADENA LEÓN, historiador

luisparejarivero dijo...

Saludos desde Arequipa-Perú. Mis felicitaciones a Luciano Londoño López por tan excelente trabajo investigativo. Para los peruanos no existe la menor duda de que el tema en cuestión pertenece a lo que nosotros denominados valses de "la guardia vieja", tanto porque a ella pertenecen un sinúmero de autores e intérpretes que el tiempo se han encargado de olvidar. Federico Barreto Bustios es un reconocido intelectual tacneño. Con gusto comparto una de las tantísimas versiones del vals Aurora en las voces de María de Jesús Vásquez "la Reina y Señora de la Canción Criolla" y Víctor Dávalos Salazar; todavía vivos en la actualidad.
Vals Aurora: http://www.mediafire.com/download.php?zljdkzjqiik
De ser el caso puedo poner otras versiones.
Adjunto un enlace en el que se destaca algo de la vida de Federico Barreto:
http://www.surnoticias.com/modules.php?name=News&file=article&sid=122

Saludos

Anónimo dijo...

Excellent post. I used to be checking contіnuously
thіs weblog anԁ I am inspired! Extremеly helpful info specially the last
phaѕe :) I dеal with such infoгmation a lot.
I uѕed to be looking for this certain infoгmatiοn for a long time.
Thankѕ and best οf luck.

Ϻy homepage :: phone screen repair