martes, 13 de enero de 2009

Jaime Jaramillo Panesso: su antología del tango

Foto cortesía de Cambio


Jaime Jaramillo Panesso:
su antología del tango

CINCO TANGOS INSTRUMENTALES

1. MARGARITA DE AGOSTO – Raúl Garello (1936)
2. AL MAESTRO CON NOSTALGIA – Carlos García (1914-2006)
3. TINTA VERDE – Agustín Bardi (1884-1941)
4. PAPAS CALIENTES –Eduardo Arolas (1892-1924)
5. CONTRABAJEANDO – Aníbal Troilo (1914-1975-Astor Piazzolla(1921-1992)

CINCO TANGOS DE AYER

1. AMURADO – Pedro Maffia-Pedro Láurenz-José de Grandis
2. DE BARRO – Sebastián Piana – Homero Manzi
3. NARANJO EN FLOR – Virgilio y Homero Expósito
4. RUBÍ – Juan Carlos Cobián – Enrique Cadícamo
5. UNA CANCIÓN – Aníbal Troilo – Cátulo Castillo

CINCO TANGOS DE HOY

1. LA ÚLTIMA GRELA – Horacio Ferrer-Astor Piazzolla
2. EL ÚLTIMO ROUND – Chico Novarro
3. CON LAS POCAS PALABRAS – Rubén y Raúl Garello
4. EL CORAZON AL SUR – Eladia Blásquez (1931-2005)
5. CAPRICHO OTOÑAL – Leopoldo Federico (1927)

CANTOR: Floreal Ruiz
CANCIONISTA: Tita Merello (1904-2002)
LETRISTA: Homero Manzi (1907-1951)
MÚSICO: Raúl Garello
ORQUESTA: Sexteto Mayor del Tango
Medellín, enero 2009.
Versiones:

25 comentarios:

Noemi dijo...

Doctor Jaime, veo equilibrio en su concepto del tango, menos exclusividad de los temas, si, más cercnia son su toqeu de elegancia por supuesto

Luciano Londoño López dijo...

Equilibrada selección la de Jaime Jaramillo Panesso, la cual es consecuente con sus gustos tangueros de los últimos veinticinco años.

Luciano Londoño López

Luis Otoniel Piedrahíta Rivera dijo...

Equilibrada la selección que hace el doctor Jaime Jaramillo Panesso y exquisita la selección que hace Luciano Londoño López. Y de éste último destaco su rigor y buen criterio histórico aplicados en su investigación sobre el vals AURORA!
Este ensayo (sobre el vals AURORA) es un buen ejemplo para los futuros trabajos que deben adelantar los nuevos investigadores de tango en Colombia. Y tal como lo dicen el doctor Jaime Jaramillo Panesso y LUIS EMILIO en sus comentarios, necesitamos que Luciano Londoño nos brinde su capacidad docente, nos muestre sus artículos y esté más presente en los asuntos del tango en Medellín, sobre todo al lado y de común acuerdo con la Academia Colombiana del Tango.

Luis Otoniel Piedrahíta Rivera

Martha dijo...

Mucha mesura, y gusto por el lunfardo, que matiza inclusive los escritos del doctor Jaime.

Ñuis F dijo...

Jaime es la paciencia del buen catador de tangos. Suficien y calle, lunfardo y melodía encarna su particular visión de un mundo tanguero.

Ligia dijo...

Jaime nos ha dado a conocor el
tango, en su labor se conjuga: erdidicion y sencillcez en su enfoque

Antonio dijo...

Jaime un perssitente del tango. una presencia en la ciudad.

Bernardo dijo...

Jaime siempre tiene criterio y unidad para darnos a conocer sus gustos. A veces se le va la mano porque admira mucho el lunfardo pero de ahio sale airoso. Es uno de los conocedores del tango y además dicen las muchachas que baila muy bien.
Su antología llega.
Considero que con todos estos maestros del tango debería existir un programa en la tele para medir el pulso al tango en Medellín.

Carlos Alberto dijo...

De Jaime valoro su persistencia por el tango, su indeclinable fervor por el sur y su música. También es claro el gusto como alguno de sus seguidores lo decimos acá. Esta antología de Jaime es una cátedra de tango.
Víctor felicitaciones por ese aporte a la música.

Chucho dijo...

Jaime tu antología está entre la erudición y casi lo popular. Esto demuestra tu sentido vital que no nos desconcierta, porque una cosa es enseñar tangos extraños y dejar de lado esa parte del refinamiento que va hasta donde permite el antólogo al realizar su muestra.
Espero larga vida al tango y larga presencia tuya en estos escenarios.

Esteban dijo...

Jaime es uno de los pensadores del tango, sin su presencia su destino en medellin habria sido el del gusto dudoso. Jaime abre caminos y deja las ceremonias del
tango para otra noche. Su antologia nos enseña que lo popular y la erudicion tienen un punto de encuentro.

Marcos Agudelo dijo...

El doctor Jaime no dejó que el tango quedara en manos de borrachos y le dio unidad a su presencia en Medellín a través de sus comentarios y reseñas. A él se le debe su persistencia para que el tango aun esté entre nosotros cuando muchos de sus comentadores habían claudicado por que no sabían de esa riqueza de esa música.
Su antología como han dicho aquí varias personas es muy equilibrada y a su estilo. Hubiera sido muy interesante que la hubiera comentado tema por tema porque daría una justificación mayor de su gusto.

Raul Mesa dijo...

A la hora de hacer un balance sobre la difusión del tango en Medellín el doctor Jaramillo Panesso está lejos de todos. Su pasión y su generosidad lo han llevado a escribir, a detentar ese palmares de ser un verdadero líder de la materia. Él sacó el tango de las cantinas o de la dudosa reputación de los eruditos,
Su antología sabemos que es construida con años de saborear y vivir el tango.

Lucila dijo...

Donde se consiguen las notas de Jaime sobre el tango. Aquí hay varias pero me Austria darle una mirada porque él ha sido u impulsor del tema.
En su antología lo veo muy emocional y preciso. Una pregunta Jaime también es académico?
Fetaciones a los señores de Tango en Medellín por mantener el tango en su lugar.

Lucila dijo...

CORRECION:
Donde se consiguen las notas de Jaime sobre el tango. Aquí hay varias pero me gustaría darle una mirada porque él ha sido u impulsor del tema.
En su antología lo veo muy emocional y preciso. Una pregunta Jaime también es académico?
Fetaciones a los señores de Tango en Medellín por mantener el tango en su lugar.
Es cierto es necesario realizar un programa de televisión con los críticos tangueros para verles la casta

Jairo dijo...

Animo doctor Jaramillo que aunque Luciano nos esta dando sopa y seco. Todavia falta y podemos ganar por una cabeza

Martin dijo...

¿Quién escoge a los antologistas? Aquí faltan Hernán Caro, Rodrigo Agudelo, Javier “Homero Manzi” Ocampo. Wilson Vélez, don Leo el de Versalles, Rodrigo Pareja, deberían ser más amplios y buscar otras personas que también pueden dar su aporte.
He mirado todas las antologías y nos acercan más a tangos desconocidos y a los gustos de cada uno de los tangueros finos de la ciudad.

Omas dijo...

Jaime nos abrió puertas a todos. Su sapiencia es proverbial y sobre todo el compartir sus conocimientos de tango, así como su afano por difundirlo. Una cosa lo destaca es asequible a todo mundo y es él más grande escritor de tango en Medellín ya que su sensibilidad pocas veces se encuentran y sobre todo para decirnos; el tango es para vivirlo y disfrutarlo.

Harold dijo...

el doctor Jaramiilo reune dos cualidades: amabilidad y sbidria. Su encuentas es interesnte proqeu marca los gustos que teine hace muchos años.

Julio Alberto dijo...

Esata antlgia es de una exquistes mayor. Creo que ruene varios periodos del tango medidos por lo que muhcos afirman aqui: su refinamiento.
Buena sr. Bustaamnt por estas paginas.

Ampari Muñoz dijo...

Jaramilo Panesso nos tra una sensacion de estar oon un amicgo comun hace muchos años. El nunca se ha desesperado por figurar o ser el mejor en tango en Medellin. Siwmper sabemos que el doctor Jaramillo siempr esta ahi a la roden cuando necesitamos sabr algo de tango- En baja voz es el mejor de todos.

Alirio dijo...

El doctor Jaime nos ha abierto caminos y es uno de los principales animadores del tango en Medellín. Él todo se lo merece, él todo lo que toca es tango, sus escritos y conferencias siempre nos iluminan.

materials dijo...

gucci purse
cheap gucci
cheap gucci
gucci wallets
prada

JAIRO CADENA LEÓN, historiador dijo...

Carta abierta para Aresi y demás insultadoes, quienes tanto daño le hacen al tango
No puedo llamarlo por su nombre porque usted casi siempre usa seudónimo y en eso ya nos lleva una ventaja: Nosotros colocamos nuestros nombres.
Periodistas colombianos como Daniel Samper y Óscar Collazos (en el periódico EL TIEMPO) se cansaron de gente como usted, no por usted mismo, a quien consideran necesario y útil en un debate, sino por sus insultos y sus groserías, que son la degeneración de los foros instalados por los medios en sus ediciones electrónicas.
El pensamiento libre pasa por mal momento. La libertad de expresión está atemorizada. Hay un ambiente enrarecido que dificulta disentir de la tesis francesista del origen de Gardel. Hay temor de opinar diferente.
El miedo ronda. En su derecho de opinar sobre este tema, muchos callan por temor a que los acusen de cualquier mal así sea calumnioso. El intercambio libre de ideas está perturbado. En fin, un tufillo de censura nos invade.
Lo peor que le puede pasar a una sociedad es sentir miedo de pensar y expresarse. Que el miedo se apodere del espíritu de la gente es censura. La censura es un secuestro al pensamiento.
Disentir, opinar diferente, tener diversidad ideológica son derechos inviolables.
La controversia civilizada, la diferencia de criterios, las posiciones antagónicas o cercanas son inseparables. Cuando brillan las diferencias ideológicas se ven vitales los ideales y se honra la civilidad.

Disentir es un derecho irrenunciable del ser humano. Disentir significa no ajustarse al sentir o al parecer de otro, opinar de modo diferente. Disentir es el alma de la democracia. Disentir es un derecho natural del ciudadano y es la consecuencia de otro derecho mayor: el derecho al pensamiento libre.
El derecho a opinar diferente lo consagra la Constitución Colombiana. Quien no reconozca a los ciudadanos el derecho a la diferencia es un violador constitucional.
Silenciar a los opositores inventando calumnias, descalificando o insultando, es entronizar trampas y despotismo.
La humanidad toda está y estará siempre unida contra el silencio forzado, contra la censura, contra el recorte al derecho de pensar diferente. Al pensamiento libre no se le aceptan enemigos ni murallas. No se pueden permitir artimañas para recortar la libertad o para esconder la verdad.

Es una vergüenza que los ideólogos de quienes defienden la tesis francesista sobre el origen de Gardel sean Maquiavelo o Goebbels. Éstos son predicadores de éticas degradantes, consejeros de la mentira, diseñadores de artimañas, irrespetuosos de la verdad, manipuladores de la opinión y destructores perversos del otro. Y de esa ideología embaucadora salen los venenos contra el pensamiento libre y contra el disenso.
No queremos las estrategias de Aresi y sus ventrílocuos de Medellín, al estilo Goebbels, para Medellín: “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que les distraigan”.
Esta oportunidad de poder opinar en la página Tango en Medellín me permitió aprender muchas cosas, entre otras, a “conocer” a Aresi y sus amigos de Medellín. Los imagino sentados frente a sus pantallas, envenenados con sólo ver el nombre de cualquiera que opine que Gardel es uruguayo. Leyendo con rabia y presurosos de volcar su rencor en el espacio asignado para comentarios.
Es otra ventaja que tiene Aresi y sus amigos. No necesitan investigar, ni redactar, ni cuidar la ortografía. Bastan unos adjetivos y unos improperios y ya se ganaron una permanencia en la red. Deben pasar muchas horas visitando páginas, leyendo y odiando, porque he visto que devoran víctimas en otros medios. Algunos cobardes de la Academia Colombiana del Tango se sienten cómodos con usted. Incluso lo animan a que continúe insultando a todo aquel que investigue o le dé visos de seriedad al tango.
En estos tiempos de retroalimentación inmediata, parece que los investigadores escriben para que sus enemigos los odien más. Porque si alguien quiere saber si hay gente que lo desprecia, si cree que no tiene enemigos, si piensa que puede decir lo que piensa sin ganarse toda clase de ataques, escriba sus opiniones sobre el tango.
No niego que ha sido impactante encontrarme a personajes como usted y sus amigos de Medellín, seudo defensor del origen francesista de Gardel. No por la crítica misma, necesaria y bienvenida, sino por la mala calidad de la misma. Por lo violenta y mezquina.
El caso es que no nos vamos a seguir “viendo”. Al menos aquí. Y no por usted. Es porque tengo demasiado trabajo en mi medio base, y para leer sus tonterías, insultos y descalificaciones requeriría un tiempo que no poseo. Pero quería estar en el momento crucial de este mar de opiniones, tantas y tan favorables a las entrevistas de Luciano Londoño.
Fue una experiencia “conocerlos” a usted y sus amigos y no quería irme sin dejar testimonio de este encuentro. No se puede quejar. Usted y sus amigos podrán seguir insultando y malqueriendo todo el tiempo que desee. Por fortuna hay muchos otros lectores que han sabido aprovechar esta dimensión de diálogo y para ellos vale la pena seguir opinando con altura, que es precisamente lo que usted y sus amigos no hacen. Hasta pronto. JAIRO CADENA LEÓN, historiador

José Pedro Aresi dijo...

Recién hoy me entero – de casualidad – de la terrible diatriba del pretendido y desconocido "historiador (?) JAIRO CADENA LEÓN, quien me acusa, cobardemente y sin pruebas, de miles de "delitos intelectuales", respecto a mi defensa de la VERDAD HISTÓRICA que - con pruebas - permite afirmar que CARLOS GARDEL, tal cual lo dijera la UNESCO, es un "cantor argentino nacido en Francia".

Que los lectores busquen antecedentes de ese presunto investigador y lo comparen con los míos. De su propia conclusión, surgirá mi mejor defensa.

Estoy dispuesto a conversar con ese personaje, tan pronto de la cara y pruebe ser un a persona que realmente existe y no es – como yo creo – un simple nick utilizado por fanáticos vinculados con la triste célebre fábula de un GARDEL no nacido en Toulouse, lugar donde él mismo afirma haber nacido al escribir de puño y letra y firmar su testamento.

Entre tanto me permito rechazar y repudiar serenamente todos sus dichos y le pido a las personas de bien que lean este sitio, se informen antes de formarse una opinión al respecto.

Muchas gracias

José Pedro Aresi.